Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Monte Castro: mató a un hombre, dejó el cadáver en el placard y fue a retirar dinero con la tarjeta de su víctima.

Brandon Alberto Morel Ortíz fue condenado a fines del mes pasado por el asesinato de Carlos Pérez Miranda, el empleador de su novia. Morel Ortíz recibió prisión perpetua: la novia fue absuelta por el beneficio de la duda.

Brando Alberto Morel Ort√≠z todav√≠a postea en su muro de Facebook de vez en cuando. “Sos perfecto beb√©”, le dicen chicas que lo siguen, mientras se esfuerza por verse bien en las selfies sin remera y la panza plana sin rollos, los ojos claros que miran fijo a c√°mara o con lentes de sol, como si estuviera en una fiesta electr√≥nica en la playa, en una disco en verano. Su familia tambi√©n le manda saludos. Pero Brandon no cuenta mucho de su contexto. Alrededor de su figura en las selfies hay un borroneo, un mont√≥n de pixeles. Su forma es obvia: la del catre penitenciario en el que duerme, en un pabell√≥n de un penal federal. Tampoco cuenta por qu√© est√° preso, homicidio criminis causa cometido con alevos√≠a, en concurso real con defraudaci√≥n.

Estilo penitenciario: Brandon en el penal de Devoto, con el catre del pabellón pixelado en la imagen.




En 2017, Brandon, oriundo de Paso del Rey, apenas mayor de edad, tuvo una novia, Valeria, una chica de Merlo, madre de cinco hijos. Convivi√≥ con ella durante varios meses en una construcci√≥n en el terreno de su familia, en la zona de Parque San Mart√≠n. Valeria trabajaba, era mesera en boliches de Ramos Mej√≠a y limpiaba en los lugares, tambi√©n limpiaba casas, una en particular, el departamento de un hombre que viv√≠a solo frente a la cancha de All Boys en Floresta, Carlos Alberto P√©rez Miranda, apodado “Tayo”.

“Tayo” hab√≠a trabajado en la C√°mara de Diputados, se dedicaba a vender oro y plata, ten√≠a una caja fuerte en su habitaci√≥n. Tambi√©n ten√≠a una confianza casi ciega en Valeria y en su novio. Sal√≠a a hacer tr√°mites con ellos, contaron testigos, lo acompa√Īaban a cajeros: hasta sab√≠an sus claves. “Tayo” ten√≠a algunas esperanzas, ahorraba para arreglarse los dientes, para la fiesta por su cumplea√Īos n√ļmero 50 que planeaba para sus amigos y su familia que viv√≠a en Posadas, Misiones, todo iba a la caja fuerte. Sufr√≠a de depresi√≥n, asegur√≥ su familia, su madre y su hermano. Valeria trabaj√≥ tres a√Īos para “Tayo”: con el tiempo, con Brandon a su alrededor, se convirti√≥ en una figura sumamente cercana.

El 4 de diciembre de 2017 por la tarde, toda esa confianza no vali√≥ nada. Brandon, seg√ļn la acusaci√≥n en su contra, apu√Īal√≥ a “Tayo” hasta la muerte frente a la caja fuerte en su cuarto, le atraves√≥ el cuello con un cuchillo Tramontina desde atr√°s, luego lo apu√Īal√≥ en el pecho, en la cara, para llevarse 70 mil pesos de la caja y la tarjeta de d√©bito del Banco Naci√≥n de P√©rez Miranda, que le daba acceso al dinero en su caja de ahorro. La puerta de la casa no fue violentada.

Morel Ortíz en otra de las selfies de sus redes sociales.

Los vecinos comenzaron a notar la falta de Carlos r√°pidamente, la falta de ruido en su departamento, los familiares se preguntaron qu√© pasaba. Un llamado al 911 alert√≥ a la Polic√≠a porte√Īa, la divisi√≥n Homicidios encontr√≥ el cad√°ver de Tayo agazapado en su placard, envuelto.

Brandon dej√≥ el cad√°ver en la escena, pero parad√≥jicamente intent√≥ limpiar los rastros: hab√≠a un trapo de piso en el parquet, una toalla manchada con sangre, una botella de limpiador estaba junto al arma homicida, hab√≠a restos de piel a lo largo del piso. Morel Ort√≠z tuvo, aunque sea, el decoro de no robarle al cad√°ver: los restos de “Tayo” fueron encontrados con un reloj y dos cadenas de oro, la autopsia practicada en el Cuerpo M√©dico Forense revel√≥ siete heridas distintas, un corte en sus dedos de la mano izquierda revel√≥ la posibiliad de un forcejeo, una lesi√≥n defensiva.

La tarjeta de d√©bito, sin embargo, fue lo peor de todo. El Banco Naci√≥n envi√≥ un informe a los investigadores de la causa: la tarjeta fue usada el mismo d√≠a del crimen en un cajero de Flores, un retiro de mil pesos. Cinco d√≠as despu√©s, con “Tayo” ya muerto, se retiraron 1800 pesos de su caja de ahorro en una sucursal del Naci√≥n en la calle Alvarez Jonte, zona de Monte Castro.

Mirá también
Antiguos mercados porte√Īos, con coraz√≥n de barrio.


As√≠, los vecinos comenzaron a hablar. Alguien en el edificio de “Tayo” se√Īal√≥ c√≥mo hab√≠a encontrado a Brandon en el hall del edificio, supuestamente dos d√≠as antes de que P√©rez Miranda sea asesinado. El vecino cruz√≥ al joven, sorprendido por su presencia: Brandon asegur√≥ que iba a subir al ba√Īo. Tribunal Oral N¬ļ4: la condena a Brandon Morel.

Morel Ort√≠z declar√≥ en la causa. Se hizo cargo del retiro del dinero, de que estaba en la zona por una oferta de trabajo y que le pidi√≥ pasar al ba√Īo a “Tayo”, que le hab√≠a pedido que vaya a retirar plata el mismo d√≠a del crimen, afirm√≥ que luego se fue a la casa de su madre, que tuvo un accidente con su moto y termin√≥ en la comisar√≠a. Fue detenido tiempo despu√©s del crimen junto con su novia.

Mirá también
Una empresa argentina quiere ser el Netflix de la comida: hace hamburguesas con gusto a carne, pero hechas de vegetales




As√≠, Morel Ort√≠z y su novia fueron a juicio, acusados del crimen, el proceso estuvo a cargo del Tribunal Oral N¬ļ4, presidido por el juez Julio B√°ez. El Tribunal no le crey√≥ a Brandon. Hab√≠a una prueba que lo complic√≥: uno de los tickets de extracci√≥n de dinero, encontrada en el allanamiento en la casa de Merlo.

El 26 de febrero, el Tribunal N¬ļ4 decidi√≥ liberar a Valeria. Ninguna prueba la ubicaba all√≠ en el d√≠a del crimen, aunque testigos en la causa hablaban de silencios inc√≥modos tras el asesinato de “Tayo”, mensajes sin respuesta. Qued√≥ absuelta por el simple beneficio de la duda, por la falta de pruebas en su contra. Brandon, en cambio, fue condenado a perpetua.

Mirá también
Mira todas las noticias de la actualidad ac√°.




No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.