Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Con la solidaridad de la gente, llegó una esperanza para Nicolás.

Noticias.
Después de la nota de Clarín, a la familia le ofrecieron dinero y prestarle una casa.
Sonrisa. Nicolás, en una plaza de Olavarría, donde vive. Lo operan en julio y tendrá seis meses de recuperación.







El tel√©fono empez√≥ a sonar a las seis. Dos horas m√°s tarde, Patricia ya no sab√≠a a qui√©n le hab√≠a dado una nota. Nicol√°s reclamaba la leche desde la cuna y ella, fiel al discurso que mantuvo desde que colg√≥ el aviso en Facebook, segu√≠a: “Claro que tuve ofertas por el pulm√≥n. Me ofrecieron $ 85.000 y hacer la intervenci√≥n en una cl√≠nica privada de Capital”. A los presentadores de noticias de cable, a los conductores de programas de radio, a todos ellos (y hasta el cansancio), les respondi√≥: “S√© que es ilegal, pero hijo no tiene d√≥nde recuperarse ¿Entiende?”. Mientras los medios reproduc√≠an su voz, mucha gente –y desde el anonimato– ped√≠a un n√ļmero de cuenta ad√≥nde girar dinero. Desde empresarios hasta docentes, sin cuestionar la decisi√≥n, quer√≠an ayudar a esta familia de Olavarr√≠a cuya historia dio a conocer ayer Clar√≠n . La Provincia se comprometi√≥ a darles asistencia.

Nicol√°s Leiva tiene dos a√Īos y padece el s√≠ndrome de Goldenhar (ver El s√≠ndrome...). El 19 de julio en el Garrahan, le colocar√°n dos planchas de titanio y ocho clavos a la altura de la nuca. El postoperatorio durar√≠a unos seis meses en los que tendr√° que llevar un corset que le fijar√° la columna. Es una intervenci√≥n dif√≠cil, pero esperanzadora: Nicol√°s podr√≠a aprender a caminar. En el hospital le dijeron a Patricia que la recuperaci√≥n debe hacerla en un lugar con servicios, limpio y donde el beb√© tenga una habitaci√≥n para √©l. Ese fue el inicio de la peregrinaci√≥n de Patricia Canosa, que vive con el nene, un hijo de ocho a√Īos y su pareja en una pieza alquilada sin gas ni agua. Con la necesidad de comprar una casa donde Nico pudiese recuperarse, puso en venta su pulm√≥n y su pareja, el ri√Ī√≥n. Antes de que la noticia explotara, ya ten√≠an varios interesados en los √≥rganos.

“Soy apenas una empleada con un sueldo magro, pero dispuesta a poner mi grano de arena en casos tan l√≠mite y angustiantes en donde se juega la vida de chicos”, escribi√≥ una lectora pidiendo los datos de la cuenta para donar dinero. “Me conmovi√≥ mucho esta historia, quiero proponer en mi provincia que ayuden a Nicol√°s”, contaron desde San Juan. “Vivo en el exterior, pero puedo hacer un giro a Argentina”, avis√≥ una mujer. Hubo quien arm√≥ un perfil en Facebook “Ayudemos a Nicol√°s” y explic√≥ que “es para que la gente que pueda contribuir, lo haga”. Muchos prefirieron el anonimato. Incluso un empresario que pidi√≥ el contacto de Patricia: “Es una decisi√≥n extrema que se entiende s√≥lo cuando est√° en juego la vida de un hijo. Yo puedo ayudarlos en lo que sea”, confi√≥. Hubo quien prest√≥ una casa en el conurbano o en departamento en Capital. O los invit√≥ a un hogar de tr√°nsito.

“Primero me llam√≥ un secretario del Ministerio de Salud. Con √©l me descargu√© dos a√Īos de idas y vueltas. Despu√©s me llam√≥ otro hasta que (Alejandro, ministro de Salud bonaerense) Collia agarr√≥ el tel√©fono y me habl√≥ en persona. Me cit√≥ a una reuni√≥n, me dijeron que nos iban a ayudar”, cont√≥ Patricia a Clar√≠n . En un comunicado, desde Salud informaron que pusieron “a disposici√≥n todos los medios necesarios para resolver tanto su situaci√≥n habitacional como las necesidades de Nicol√°s, antes y despu√©s de la operaci√≥n, tal como lo instruy√≥ el gobernador Daniel Scioli”.

Dice Patricia que √©sa fue otra de las puertas que toc√≥ para que le den una mano con la situaci√≥n de su hijo. “Tambi√©n le dejamos una carta a la Presidenta, a Facundo Moyano, a An√≠bal Fern√°ndez, a Alicia Kirchner en Desarrollo Social. Y al Consejo Nacional de Atenci√≥n a Personas con Discapacidad. En el medio, le dej√© otra carta a Scioli, pero resulta que hasta hoy (por ayer) no se hab√≠an enterado de la historia de Nicol√°s”, cont√≥ la mujer.

Sobre la generosidad de la gente dijo que est√° sorprendida, que si hace falta cuelga en el muro de Facebook el estado de la cuenta para que sepan el dinero que donaron y que no haya dudas de que es para Nicol√°s. De hacerlo, ser√° debajo del aviso que todav√≠a dice: “Me llamo Patricia Canosa, tengo 27 a√Īos y vendo un pulm√≥n y un ri√Ī√≥n antes de la operaci√≥n de columna que deben practicarle a mi beb√©”.





No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.