Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Gilda: a 24 a√Īos de su muerte.

Ungida por el pueblo como ídola indiscutible del universo tropical- romántico, venerada como santa, es un fenómeno de atracción masiva que se transmite de generación en generación.

Una Cenicienta de los tiempos devenidos en modernidad que pudo plasmar todos aquellos sue√Īos y quimeras, una Cenicienta que se consagr√≥, art√≠sticamente, a la gente y que el p√ļblico la supo ungir, devoci√≥n mediante, en “Santa Gilda”. As√≠ fue, probablemente, la cantante del universo tropical-rom√°ntico con mayor convocatoria y cuya vida y carrera, tronchada en su momento m√°s sublime, la ubicaron como quiz√°s ella como nunca se lo imagin√≥.

Gilda: a 24 a√Īos de su muerte.




Precisamente hoy se cumplen 24 a√Īos de aquel fat√≠dico accidente ocurrido en el kil√≥metro 129 de la Ruta Nacional 12, cuando se dirig√≠a al norte de la provincia de Entre R√≠os. Como se recordar√°, un cami√≥n embisti√≥ al autob√ļs donde viajaba, falleciendo junto a su madre, su hija mayor, tres de sus m√ļsicos y el chofer del √≥mnibus. A partir de este doloroso acontecimiento, la leyenda y el mito sobre la cantante empezaron a gestarse de manera contundente, a tal punto que desde antes de su muerte muchos fan√°ticos le atribu√≠an la condici√≥n de santa popular ya que sosten√≠an, de manera enf√°tica, que hab√≠a realizado varios milagros. A su vez, existe un santuario en su honor en el lugar donde ocurri√≥ el accidente fatal, en el cual se conserva tambi√©n la estructura del √≥mnibus en el que viajaba la cantante.

Sus restos est√°n sepultados en la tumba N¬ļ 3635 de la galer√≠a 24, en el cementerio de la Chacarita de la ciudad de Buenos Aires, y el lugar es motivo de permanente peregrinaci√≥n y tributo.

En homenaje a Rita Hayworth

Miriam Alejandra Bianchi -tal su verdadero nombre- naci√≥ el 11 de octubre de 1961, aunque siempre fue llamada con el nombre de Gilda, en homenaje al personaje de femme fatal que la actriz Rita Hayworth inmortaliz√≥ en el mundo del cine, y fue una chica muy querida y respetada en el barrio de Villa Devoto. Con un gran poder de aprendizaje, la nena comenz√≥ a leer a los cuatro a√Īos y, a partir de esta circunstancia, sus padres decidieron anotarla para la escuela primaria. En esos tiempos conoci√≥ a otro chico, Toti Gim√©nez, quien mucho tiempo despu√©s se iba a convertir en socio musical y tambi√©n en el gran amor de su vida.

En definitiva, las grandes sorpresas y misterios de la vida: a los 8 a√Īos, Toti concurr√≠a a tomar clases particulares de piano y canto con Tita, precisamente, la mam√° de Gilda. Por esas cosas del destino, esos chicos dejaron de verse, aunque 25 a√Īos despu√©s volvieron a reencontrarse arriba de un colectivo y empez√≥ a construirse, entonces, una relaci√≥n de amor que marc√≥ profundamente a ambos protagonistas.

Y volviendo hacia atr√°s, mientras se encontraba cursando la escuela primaria, el padre de Gilda se enferm√≥ y luch√≥ contra una enfermedad irreversible durante siete a√Īos. Al morir su progenitor, el panorama en la casa de los Bianchi se hizo muy problem√°tico. La situaci√≥n econ√≥mica se presentaba, ante este panorama, cada vez m√°s dificultosa.

As√≠ dadas las cosas, en las horas de la ma√Īana, Gilda estudiaba y a la tarde-noche trabajaba. El esfuerzo y la constancia se le presentaban a Gilda con grandes desaf√≠os. Aquella muchacha no ten√≠a, pr√°cticamente, descanso; al regresar del trabajo lo hac√≠a raudamente para llegar a su casa y as√≠ poder estudiar para el d√≠a siguiente.

Maestra de colegio de monjas

En tanto, el misterioso universo fue generando sorpresas de todo tipo. Miriam se cas√≥ a los 18 a√Īos y un a√Īo despu√©s naci√≥ Mariel, en tanto, Fabricio vio la luz tres a√Īos despu√©s. Se dan cita, en consecuencia, otras responsabilidades que aquella muchacha, laboriosa y sacrificada, asumi√≥ en el seno de su propio hogar. A todo esto, su sue√Īo de poder convertirse en azafata y pediatra iban a quedar relegados a la vera del camino.

Y en ese ir y venir de diferentes situaciones como las que le ocurren al inolvidable personaje de Julie Andrews en el recordado filme “La novicia rebelde”, Miriam se desempe√Īa, por ese entonces, como maestra en un colegio de monjas y se encarga de organizar los eventos especiales, en los que tambi√©n cantaba. A todo esto, Miriam cre√≠a que ten√≠a la vida organizada con este panorama y, en consecuencia, iba a seguir en el trayecto que la vida le iba marcando.

Un gran reencuentro

Por esas circunstancias del destino, universo mediante (creer o reventar) un determinado d√≠a Miriam se encuentra en el colectivo con aquel chico que 25 a√Īos antes hab√≠a mantenido una bella relaci√≥n de amistad. En ese trayecto, ambos se miraron, hubo algunos segundos de duda y, luego, Miriam y Toti decidieron hablarse. La historia de la Cenicienta y su pr√≠ncipe encantado hab√≠a comenzado a tener movimiento.

A todo esto, Toti Gim√©nez se desenvolv√≠a como pianista y cantaba en el coro del Teatro Col√≥n. Adem√°s, al enterarse de que Toti, a su vez, era m√ļsico del emblem√°tico Ricky Maravilla, ella se sorprendi√≥ e inconscientemente empez√≥ a jugar con la fantas√≠a, seguramente, de muchos sue√Īos. Ella lo invit√≥ a uno de sus festivales del colegio y √©l se maravill√≥ con la voz y la entonaci√≥n de su gran amiga.

Aquella muchacha ni se hab√≠a imaginado que su vida iba a tener un giro de 180 grados. No pensaba, ni en sue√Īos, en convertirse en cantante profesional y menos a√ļn que este camino se convertir√≠a en su vocaci√≥n y gran oficio. Entonces, grab√≥ un demo con Toti y la vida empez√≥ a generar otros rumbos.

Las monjas, al tomar conocimiento de sus nuevas inquietudes, la conminaron a elegir entre su trabajo y estos nuevos proyectos. Eligi√≥, entonces, la m√ļsica; paralelamente, su matrimonio empez√≥ a tener fisuras y, entonces, se divorci√≥.

Camino a la fama

Este ser√° el puntapi√© inicial de Gilda junto a su socio, el gran compa√Īero y amigo de la infancia Toti Gim√©nez. Y tanto fue el c√°ntaro a la fuente, que en 1993 se dio su primera grabaci√≥n, titulada “Gilda, de coraz√≥n a coraz√≥n” y un a√Īo despu√©s “Gilda, la √ļnica”, e inmediatamente, “Pasito a pasito”, y posteriormente, “Coraz√≥n valiente”.

¿El destino hab√≠a jugado una carta impensada en el camino de Gilda? Lo concreto y real es que se le presentaron a Gilda giras por todo el pa√≠s, y tambi√©n a nivel internacional.

De esta manera, Toti fue el encargado de encaminar su carrera en lo concerniente a contratos y acuerdos para concretar las grabaciones de Gilda. Ella se lanz√≥ como solista y consigui√≥ as√≠ poder ingresar como artista de las compa√Ī√≠as discogr√°ficas, en el mundo de la m√ļsica tropical-rom√°ntica, que por entonces era exclusivo para voces masculinas o mujeres voluptuosas.

Gilda rompi√≥ con la din√°mica y se impuso en terrenos profesionales at√≠picos. Sin embargo, luego, la mueca tr√°gica del destino le cort√≥, a los 34 a√Īos, la posibilidad de continuar trascendiendo a una de nuestras int√©rpretes de mayor consideraci√≥n en la estima y el reconocimiento del p√ļblico. Pero desde el cielo, sigui√≥ siendo la querida Gilda, la inolvidable Gilda, nuestra venerada Santa Gilda.

Mirá también
Mira todas las noticias de la actualidad ac√°.


Mirá también
Ya conoces nuestro canal de Youtube? entr√° y conocelo haciendo click ac√°!


No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.