Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

La nueva pelĂ­cula de Mick Jagger

CrĂ­tica: The Burnt Orange Heresy

Giuseppe Capotondi juega con un pequeño y retorcido misterio que no es suficiente para llenar una película de 98 minutos




Primero lo primero: Claes Bang intenta convertirse en un lĂ­der a nivel internacional, como no podĂ­a ser de otra manera. “Es increĂ­ble que nunca haya tenido un papel principal”, dijo Ruben Ă–stlund sobre el desaprovechado actor danĂ©s, que ha trabajado principalmente en papeles secundarios para la televisiĂłn (como, por ejemplo, Claudio, en El puente). Cuando Ă–stlund le dio el papel principal de Christian, el gerente de un museo en The Square, ganadora de la Palma de Oro, su vida cambiĂł. Ahora tiene otro papel protagonista, otra vez como experto en arte, en la adaptaciĂłn de Giuseppe Capotondi de la novela policĂ­aca de Charles Willeford, The Burnt Orange, que cerrĂł la presente ediciĂłn del Festival Internacional de Cine de Venecia.



Mirá también
La serie Maradona, sueño bendito, por dentro: secretos de un rodaje en la Bombonera.


Además, Bang comparte protagonismo con Donald Sutherland y Mick Jagger. Interpreta a James Figueras, un reconocido crĂ­tico de arte puertorriqueño (segĂşn el libro) que quiere hacer algo más que dar clase a turistas estadounidenses poco interesados en excursiones culturales durante sus vacaciones por Europa. Sin embargo, se acelera al diseccionar un cuadro torpe de un celebrado artista noruego que sobreviviĂł al Holocausto y jurĂł no volver a tocar un pincel. “¿QuiĂ©n quiere una copia?” pregunta, con las manos en alto. DespuĂ©s confiesa haber mentido, ya que el garabato es suyo. Parece que sĂ­ hay una persona interesada: una rubia joven y moderna, procedente de Duluth y que parece sacada de una pelĂ­cula de Hitchcock… A continuaciĂłn, vemos a nuestro hispano-escandinavo Grant y a la Grace Kelly australiana de Minnesota (Elizabeth Debicki, de El Gran Gatsby) alojados en el apartamento de Ă©l en Milán. Poco despuĂ©s, ambos se dirigen al Lago de Como. Entra Jagger.

Mick interpreta a Cassidy, un coleccionista de arte tan rico como cualquier estrella del rock de los años 60, que tiene un as bajo la manga: el más legendario de los artistas recluidos, Jerome Debney (Sutherland), reside en la casa de la piscina de su mansiĂłn. ¿A Figueras le gustarĂ­a entrevistar al genio que nunca ha concedido una entrevista? Afirmativo. DespuĂ©s empieza la caza: Figueras tendrá que encontrar y robar una obra de arte de Debney, cuyo paradero se desconoce desde hace cinco dĂ©cadas. Por supuesto, habrá consecuencias. Al final de un dĂ­a de robo, falsificaciĂłn y muerte, nuestro crĂ­tico de arte que deseaba algo mejor tendrĂ­a que haberse preguntado si deberĂ­a tener cuidado con lo que desea.



The Burnt Orange Heresy hubiese funcionado mejor como un pequeño y retorcido cortometraje de misterio, ya que su argumento no llena sus 98 minutos de duraciĂłn. En algunas partes es notable la ausencia de Jagger y Sutherland, cuya disponibilidad para grabar debe haber sido limitada (no comparten escenas). La pelĂ­cula es, principalmente, un escaparate para Bang, que podrĂ­a convertirse en el Pierce Brosnan continental. Y como tal, esperamos que reciba propuestas interesantes tanto en su paĂ­s como en el extranjero. Von Trier, ¿quizás?

Mirá también
Directores argentinos dirigiran a Penelope Cruz y Antonio Banderas.


The Burnt Orange Heresy ha sido producida por las compañías estadounidenses MJZ, Rumble Films y Wonderful Films, y la italiana Indiana Production. HanWay y UTA/CAA (Estados Unidos) gestionan las ventas internacionales.



Mirá también
Mira todas las noticias del espectáculo acá!


No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrĂłnico *

Mensaje *

Con tecnologĂ­a de Blogger.