Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Fernando Pandolfi, del f√ļtbol a la gastronom√≠a en Devoto.

Fernando Pandolfi. Su curr√≠culum dice que seis de los ocho a√Īos que dur√≥ su carrera como futbolista profesional jug√≥ en V√©lez, estuvo a pr√©stamo por un a√Īo en Boca y una temporada en el Perugia Calcio de Italia. Estar en el banco de suplentes del Fort√≠n lo llev√≥ a acelerar su retiro del f√ļtbol y a incursionar en la construcci√≥n, la m√ļsica y ahora en la gastronom√≠a, rubro en el que ha iniciado tres restaurantes.

Pandolfi en Mecha Restaurant.


El men√ļ de Mecha, el restaurante de Devoto del cual es socio minoritario, dice que se especializan en carne a las brasas, frutos del mar al horno de barro y que adem√°s trabajan con platos veggie. "Hace dos a√Īos, cuando volv√≠ al barrio me propusieron ser socio. Invert√≠ plata y tambi√©n ayudo a administrar el lugar. Vengo todos los d√≠as para ver que todo marche bien, pero hay una encargada que hace que todo funcione", dice Pandolfi.

Mirá también
Robo a la mítica pizzería "El Fortín"


"Nunca me adapt√© muy bien a los negocios. Soy bastante inepto para administrar, por eso trato de dejar las cosas en mano de la gente que sabe. No despilfarr√© el dinero que me gan√© en el f√ļtbol y eso me permiti√≥ invertir. Ahorr√© durante toda mi vida deportiva", cuenta.



Un ojo de bife de 400 gramos cuesta $730, el vac√≠o, $640, el salm√≥n rosado, $740 y la parrilla de mar $1390; la cazuela de verduras -a elecci√≥n- para acompa√Īar est√° en $260. En el men√ļ kid, las milanesitas rondan los $460, el pollo $430 y las pastas, $410.

Mirá también
La Ciudad construye en Villa del Parque un nuevo edificio para el Lenguas Vivas.


"Hubo una √©poca del a√Īo pasado en que no nos fue bien. Que la gente no ven√≠a por la situaci√≥n del pa√≠s y se entiende. En ese tiempo, la facturaci√≥n cay√≥ un 20% aproximadamente. Fueron meses complicados en la gastronom√≠a. En el invierno es complicado; junio y julio. En enero y marzo, tal vez porque la gente se va de la ciudad vienen menos", explica y aunque no quiere aventurar sobre la facturaci√≥n, en l√≠neas generales, cuenta, el restaurante marcha bien.

Fernando Pandolfi, el exVélez y Boca en Mecha Restaurant, restaurante del que es socio

En 1993, cuando debut√≥ en la primera divisi√≥n con V√©lez abandon√≥ el secundario y decidi√≥ priorizar la carrera que le iba a permitir generar dinero. "Cada inicio de a√Īo me planteo retomarlo, pero algunos me dicen que haga un curso de lo que me gusta, que para qu√© voy a seguir, pero es una meta pendiente que tengo conmigo mismo. Cuando jugaba al f√ļtbol no me importaba biolog√≠a, el t√≠tulo de la secundaria me importaba muy poco", piensa.

En 1994, Pandolfi sali√≥ campe√≥n de la Copa Libertadores con V√©lez. En 1995 obtuvo con el Fort√≠n el Torneo Apertura. En 1996, despu√©s de conseguir el Torneo Clausura, se hizo con la Copa Interamericana y la Recopa Sudamericana. En 1998, el club de Liniers volvi√≥ a liderar el f√ļtbol local y se consagr√≥ del Torneo Clausura. En su paso por Boca en el 2000, alz√≥ la copa del Torneo Apertura.

En 2001, cuando termin√≥ su carrera como futbolista, inici√≥ un proyecto de construcci√≥n con sus amigos, con el que hicieron dos edificios en capital, pero por la situaci√≥n econ√≥mica del pa√≠s decidieron no continuar en el rubro. Unos a√Īos m√°s tarde, abri√≥ junto a otros exfutbolistas un restaurante en las Ca√Īitas, pero despu√©s de la tragedia de Croma√Ī√≥n, el Gobierno de la Ciudad, les sac√≥ la habilitaci√≥n para operar.



El "Rifle" Pandolfi, como era apodado, posee el 5% de las acciones del restaurante de Villa Devoto, que a su vez es liderado por ocho inversores. Y la empresa constructora que lo ayudó a incursionar en el mundo de los negocios, una vez que se alejó de las canchas, fue la encargada de armar toda la estructura del local.

Mirá también
Rechazo por la decisi√≥n del Gobierno de la Ciudad de eliminar veinte estaciones del servicio p√ļblico de bicicletas.


Hubo un momento en el que "no estaba para invertir, pasó un tiempo hasta que decidí volver a hacerlo y también decidir qué quería hacer. Empezar cosas con amigos, ver si funcionaban. Me decía que si no funcionaban me iba a hacer mala sangre". En 2006 había abierto, junto a Damián Manusovich, Limbo, un bar-restaurant frente a La Plaza Armenia, en pleno Palermo Soho: "Terminamos desarmándolo y yo no quise volver a saber nada de la gastronomía por un tiempo", cuenta de las aventuras en el rubro.

En Mecha "apuntamos a todo tipo de p√ļblico. A la ma√Īana tenemos pibes de la escuela, a la tarde y noche el p√ļblico es muy variado. Tenemos boxes transparentes en donde los grupos de chicos pueden pasarla bien sin molestar al resto; a la tarde vienen se√Īoras a tomar un caf√© y a la noche el p√ļblico es distinto, mucho m√°s joven. Buscamos siempre que se sientan bien y que vuelvan", dijo el exfutbolista que admiti√≥ que muchos de los clientes adultos que llegan al lugar lo reconocen.

"S√© que el plato m√°s barato no es tan barato porque este es un restaurante que se sacude, pero tampoco es muy caro. ¡Vale la pena! Es cierto que no son precios populares, pero hoy est√° todo caro. Hay que pagar el alquiler, la luz y los impuestos, pero hay gente a la que le gustan los lugares as√≠", explica.

Mirá también
Mir√° todas las noticias de la actualidad ac√°.


Fernando Pandolfi, del f√ļtbol a la gastronom√≠a en Devoto. Reviewed by Gu√≠a Villa Devoto on 09:23 Rating: 5

No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.