Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Guillermo Francella: Una cara amiga.

Guillermo Francella: Una cara amiga.


Entrevista. Hoy vuelve con “El hombre de tu vida”. Ser√° a las 22, por Telefe. El actor destaca una carrera hecha pelda√Īo a pelda√Īo, sabiendo que en su manera de contar historias ten√≠a un as en la manga.


Hoy vuelve el hombre de tu vida.


De Exterminators al Oscar. La carrera de Guillermo Francella barrió con casi todos los prejuicios. El actor, que hoy a las 22 vuelve a la pantalla de Telefe con la segunda temporada de El hombre de tu vida , tocó todos los registros: fue del humorista casi infantil al capocómico, pasando por el perfil dramático, el musical y ahora, el galán. O más bien, un seductor sui generis.
PODRIA INTERESARTE

M√°s+
RELACIONADAS

M√°s+

Tu personaje, Hugo Berm√ļdez, trabaja como seductor profesional, pero no parece ser un ganador. Si, es cierto, √©l es seductor, pero no es un ganador, al contrario, tiene mucho de perdedor, de hombre com√ļn y eso lo hace m√°s interesante, m√°s accesible. Es que Hugo empieza la historia sin querer engancharse en el negocio que le propone su prima, de conquistar mujeres. Al principio, se resisti√≥, porque quer√≠a ir con la verdad en un mundo deshonesto. Y al final, resulta que le va mejor mintiendo. Pero √©l no es mentiroso naturalmente. En definitiva, √©l descubre que puede ayudar a estas mujeres, las revaloriza, es realmente un trabajo de recursos humanos el que hace y se lo termina creyendo. En esta temporada tambi√©n aparece el fantasma de la madre de su hijo (que muri√≥) y se entienden algunas cosas m√°s de Hugo. ¿Tiene el encanto del hombre com√ļn? Algo de eso hay en su espontaneidad. Por eso, algo les pasa a las mujeres con este tipo, porque se enganchan. El problema es que Hugo las tiene que encantar para despu√©s desencantarlas. ¿C√≥mo es enfrentar un personaje en una segunda temporada? Empieza a complejizarse. Este a√Īo, Hugo tiene ganas de largar, tiene muchas dudas, siente que tiene que dedicarse m√°s a su hijo. Le aparece una crisis de identidad. Pero tambi√©n los otros personajes tendr√°n sus conflictos: el cura (Luis Brandoni) va a dudar de su vocaci√≥n, Gloria (Mercedes Mor√°n) tendr√° un nuevo hombre en su vida. Todas son historias hermosas, muy bien contadas, con personajes muy reales, tiernos, veros√≠miles y tambi√©n con cierto sabor agridulce en sus vidas. Hay muchas vueltas de tuerca. Y estamos felices porque el universo que contamos en la primera temporada se entendi√≥ y gust√≥. El p√ļblico se divirti√≥ con los di√°logos y eso es algo que logra el director, Juan Jos√© Campanella. Para un actor es un placer poder decir esos textos que parecen charlados, fluyen con mucha cotidianeidad y a la vez expresan perfectamente los conflictos. En la ficci√≥n te toca entender, en cada cap√≠tulo, a una mujer distinta para tratar de conquistarla. ¿C√≥mo te enfrentaste a ese mundo femenino tan variado, con una realidad tan diferente a la tuya que llev√°s m√°s de 20 a√Īos de casado? Con mi mujer nos conocemos hace 25 a√Īos y estamos casados hace 23. Es verdad que hoy en d√≠a no es tan com√ļn eso. Llevar adelante una pareja es un ejercicio, un aprendizaje. Implica entender, comprender, ceder, aceptar ese mundo distinto al de uno. Y eso en el d√≠a a d√≠a, con lo que te va sucediendo en cada etapa de la vida. Ahora, como actor, es fant√°stico para m√≠, poder llegar a mundos y personajes que no tienen nada que ver con uno, aunque le pongas algo de tu personalidad. Hay algo de estos universos femenino y masculino, enfrentados, que es muy divertido. Me acuerdo de un libro que le√≠, Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus , y realmente creo que es as√≠. Somos de universos diferentes y, sinceramente, cuando grab√°bamos el programa, hab√≠a algo de malabarista todos los d√≠as para entender ese universo distinto y complejo. No hay muchos actores que puedan forjar su carrera con papeles tan diversos como el de Los Benvenuto , o el de Pepe Argento (el padre de Casados con hijos ) con la misma naturalidad con la que interpret√≥ al empleado judicial Pablo Sandoval (en El secreto de sus ojos ), a Juan Marziano (en Los Marziano ) o ahora mismo, al simp√°tico Hugo Berm√ļdez. “Estoy feliz de haber podido entrar en tantos mundos distintos, en tantos g√©neros diferentes y con compa√Īeros de trabajo tan variados”. Es cierto. Su versatilidad le permiti√≥ subirse al escenario junto a Alfredo Alc√≥n (en L os reyes de la risa ) o hacer un musical al estilo Broadway con Enrique Pinti en Los productores . ¿Sent√≠s que sos una especie de actor comod√≠n, de esos que funcionan en cualquier lugar donde los convoquen? Como Ricardo Dar√≠n, tal vez sos de los pocos que logran unir prestigio y popularidad. Algo de eso hay. Porque me pude relacionar con todo tipo de p√ļblico.Pero eso fue una b√ļsqueda. Siempre pens√© en eso. Desde que empec√© a trabajar de actor me propuse superarme, probar distintas cosas. Puedo decir que la comedia es lo que m√°s amo en la vida y le tengo un enorme respeto, porque cuando ves que la gente se r√≠e, es como tocar el cielo con las manos, pero tambi√©n quise probarme en otros registros.Ten√≠a una necesidad de ver qu√© pasaba. Me pude haber quedado en la c√≥moda, con lo que sab√≠a que me sal√≠a bien, pero quise ver qu√© me pasaba con otras propuestas y me fascin√≥. Para m√≠ es extraordinario que me llamen para hacer cosas nuevas. ¿Cu√°ndo sucedi√≥ ese quiebre que te permiti√≥ correrte un poco del rol de comediante? Para m√≠ fue la pel√≠cula Rudo y cursi , del mexicano Alfonso Cuar√≥n. Fue un click, fue la que marc√≥ el quiebre para que empezaran a ofrecerme otros papeles. Pero la verdad es que eso fue una intenci√≥n m√≠a permanente. Por suerte, los resultados fueron fant√°sticos. Pens√° que yo empec√© como extra, ¿te das cuenta? Desde los 14 a√Īos, me presentaba en las agencias de publicidad buscando bolos, lo que fuera. Me daban el papel del cartero en la novela de la tarde y lo √ļnico que ten√≠a que hacer era entregar una carta y yo iba feliz a entregar esa carta. Puedo decir que transit√© todos los pasos desde entonces hasta lo m√°ximo que fue el premio Oscar con El secreto de sus ojos . No dej√© nada por vivir en esta profesi√≥n, la hice escal√≥n por escal√≥n. Dos cosas de Francella no cambian fuera de la pantalla. Su mirada de ojos clar√≠simos y su media sonrisa, mueca absolutamente contagiosa. Recuerda cuando no era famoso pero igualmente ten√≠a p√ļblico. “Me di cuenta enseguida de que algo pasaba cuando yo contaba algo y alrededor m√≠o se juntaban los compa√Īeros de trabajo para escuchar. Y siempre los hac√≠a re√≠r. Despu√©s lo aprovech√© en varios personajes”. ¿Ser√° eso lo que se llama carisma? “S√≠, no s√© exactamente qu√© es, pero me pasaba desde pibe. Yo hac√≠a la versi√≥n libre de lo que me hab√≠a pasado el d√≠a anterior, una cita por ejemplo, y la gente se tiraba al piso de la risa. Y yo lo disfrutaba tanto, era un deleite para m√≠. Lo viv√≠a como si fuera una pel√≠cula. Supongo que s√≠, que es algo innato. Y despu√©s se perfecciona con el oficio y hace que mucha gente se pueda identificar bastante”, dice. Y la mueca aparece, buscando provocar la sonrisa del interlocutor. “Mis hijos lo heredaron. Me cuentan algo tremendo y yo no puedo dejar de re√≠rme”, termina.
Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.