Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

En la antesala del infierno.


En la antesala del infierno.


Entrevista. Werner Herzog Presenta “Death Row”, documental centrado en cuatro condenados a muerte.



Uno de los cineastas cuya obra casi siempre pasa por el BAFICI es el alem√°n Werner Herzog. En esta ocasi√≥n, el realizador de 69 a√Īos trae un proyecto bastante particular ya que se trata de una serie de televisi√≥n. Presentado en Berl√≠n como un solo filme de 208 minutos, y dividido en dos partes en el festival porte√Īo, Death Row consiste en realidad en cuatro episodios de 47 minutos cada uno, centrados en personas condenadas a muerte en los Estados Unidos.
PODRIA INTERESARTE

M√°s+
RELACIONADAS

M√°s+

La serie llega después de Into the Abyss , un filme que seguía en profundidad un solo caso de dos condenados a un triple homicidio. Más concentrados en las entrevistas, los episodios de Death Row toma cuatro casos: el de James Barnes, un hombre condenado por asesinato a una mujer que luego confiesa más crímenes (algunos al propio Herzog); el de Hank Skinner, un hombre aparentemente muy simpático que se declara inocente de haber matado a su mujer y a los hijos de ella; George Rivas y Joseph García son dos hombres convictos por asesinar a un policía escapando de prisión, mientras que Linda Carty es una ex informante de la DEA condenada a muerte por matar a una mujer.

“Es el material m√°s intenso con el que trabaj√© en toda mi vida”, dec√≠a el realizador a la prensa en Berl√≠n, donde tuvo lugar la premiere mundial de la serie que en estas mismas semanas se est√° emitiendo en Gran Breta√Īa y reci√©n concluy√≥ en los Estados Unidos. En el filme, el director arranca cada episodio contando en cu√°ntos estados existe la pena de muerte y siempre le cuenta a sus entrevistados que √©l no cree en ella, pero que eso no implica que se ponga del lado de los convictos.

“Con cada uno de los entrevistados tuve 50 minutos – explica el realizador, que los entrevista en sus respectivas prisiones-, que es muy poco tiempo, as√≠ que todo tiene que funcionar a la perfecci√≥n. Las reglas para hacerlo var√≠an seg√ļn la prisi√≥n, pero en general hay que tomar contacto con el preso por escrito, ser invitado por √©l, y luego el Estado debe concederte un permiso para hacer la entrevista”.

Herzog vive en los Estados Unidos, pero nunca cambi√≥ su nacionalidad y uno de los motivos, dice, es √©ste. “Mi cultura es diferente, vengo de Bavaria. No podr√≠a ser ciudadano de un pa√≠s que admite la pena de muerte. Pero no es algo “antiamericano”, tampoco me gustar√≠a ser ciudadano chino, japon√©s o iran√≠, que tambi√©n la tienen. Hay grandes personas en Texas por ejemplo, pero es uno de los Estados m√°s duros con este tema”.

Herzog, que ha realizado tanto filmes de ficci√≥n como documentales con temas fuertes e intensos, dice que la serie sobre la pena de muerte fue tan dura mentalmente, que lo hizo volver a fumar. “Adem√°s, usualmente trabajo con mi editor ocho horas por d√≠a y en estos filmes no pod√≠amos trabajar m√°s de cinco. Qued√°bamos destruidos”.

(Programa 1, martes 17 a las 17.30, Hoyts 4. Programa 2, hoy a las 13.00, A. Belgrano; y martes 17, a las 20.00, Hoyts 4).

No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.