General Paz: tiraron los puentes viejos y avanza el ensanche.

Movilidad.El fin de semana terminaron de demoler las estructuras de hormigón que impedían construir el cuarto carril entre el Acceso Oeste y San Martín. Los trabajos, que complican el tránsito, terminarían recién a fin de año.


 Noticias actuales
General Paz: tiraron los puentes viejos y avanza el ensanche
14/7/15

Es la avenida más importante del sector más poblado del país y, por lo tanto, la que más sufre los problemas de tránsito. Pero de a poco va cambiando su fisonomía. El proyecto de ampliación de la General Paz, con un cuarto carril, estará listo a fines de año. Como muestra, ya fueron demolidos todos los viejos puentes que impedían el ensanche, y en tres de los cinco cruces fueron instalados los nuevos puentes metálicos.

La obra, pagada por el Gobierno nacional y a cargo de la concesionaria Autopistas del Sol (controla la Panamericana y la General Paz), comenzó en 2009, pero luego estuvo frenada por problemas de financiamiento. Recién fue retomada a comienzos del año pasado, y se estima que estará terminada para fin de año.

Básicamente, la obra consiste en la construcción de un cuarto carril en cada una de las manos en el tramo entre la Panamericana y la Autopista del Oeste. Ya está completada la traza entre Panamericana y la avenida San Martín, que fue inaugurada el 30 de junio del año pasado y ya permitió agilizar la circulación en ese sector. Actualmente se trabaja en el tramo hasta el Acceso Oeste.

Además, se readecuó el nudo en Acceso Norte y Balbín, donde se daban cruces de vehículos que entorpecían el tránsito, y que hoy fueron reemplazados por dos viaductos nuevos y un ensanche de puente. También fue habilitada una nueva rama de salida hacia la calle Mosconi, para una mejor conexión con Villa Devoto. Además, se remodelaron el distribuidor sobre Avenida de los Constituyentes, y el cruce de con la avenida 25 de Mayo.

Junto con las otras viales también se efectúan mejoras en el espacio público. Lo mismo ocurre con la iluminación lateral, con lámparas de bajo consumo. Se repararon los sistemas de desagüe y también están previstas mejoras en los espacios verdes y la forestación. Además reemplazaron las pasarelas peatonales.

Actualmente se está trabajando en la renovación de la iluminación, en la construcción de dos puentes de hormigón armado en el nuevo distribuidor de avenida San Martín, y en los ensanches de los puentes de los ferrocarriles Urquiza y San Martín más el de las calles Tinogasta-Nazarre.

Para permitir la construcción del cuarto carril fue necesario ganar espacio demoliendo cinco puentes de cemento: dos a la altura de avenida Beiró, y en 25 de Mayo, Víctor Hugo y Lope de Vega. Los tres primeros ya fueron reemplazados por estructuras metálicas que permitirán el cruce tanto vehicular como peatonal, mientras que los dos puentes que faltan están en construcción.

Para demoler las viejas estructuras fue necesario cortar el tránsito por completo en la calzada central, el último operativo se hizo el fin de semana pasado, en el segundo puente de Beiró. Además, los distintos frentes de obra fueron generando bastantes complicaciones en el tránsito, porque se sumaban obstáculos a una avenida que ya está colapsada. Así, en las horas pico un viaje que demora normalmente una hora puede terminar llevando 90 minutos. Además, al haber tanto tránsito se multiplican los pequeños choques, sin heridos pero con daños a los vehículos.

La ampliación de la General Paz es una de las obras viales más importantes de los últimos años por el impacto que tendrá. Se estima que la avenida que separa Capital Federal del Conurbano es usada por 350.000 vehículos por día, que transportan a más de 2 millones de usuarios. Además, la obra generará más de 1.000 puestos de trabajo, según Autopistas del Sol.

La General Paz fue habilitada el 5 de julio de 1941, con dos carriles por mano más calles laterales, y una extensión total de 24,3 kilómetros. Su construcción fue financiada con un impuesto de dos centavos a las naftas. En 1994 se hizo la primera reforma importante, con la construcción del tercer carril en cada mano y dos carriles en las colectoras. Por primera vez, se entregó la administración de la vía a una empresa, pero sin que cobrara peaje. Cuatro años más tarde se completó la extensión de tres carriles hasta Liniers. Por último, en 2001 se hicieron las obras de ampliación entre la Panamericana y el Río de la Plata.






Etiquetas:

Barrio,   ciudad,   eventos en la ciudad,   Destacadas,    







.