Pelé: "Argentina tiene el mejor ataque del Mundial"

El astro destaca el potencial ofensivo del equipo de Sabella, admite que Brasil llega mejor en defensa y dice que Lionel Messi tiene “un estilo de juego brasileño”. Y alimenta la rivalidad del clásico con una chicana: “Nos vemos en la final”.
  
Noticias de la actualidad
Pelé: "Argentina tiene el mejor ataque del Mundial".   
10/6/14

La pantalla de la computadora permanece apagada por muchos minutos, hasta que de repente se enciende casi por arte de magia. La conexión es buena, más allá de los miles de kilómetros de distancia entre los dos servidores, uno en Buenos Aires y el otro en San Pablo, una de las ciudades que será sede de la próxima Copa del Mundo. Allí, con traje rojo, corbata azul y sonrisa amigable, aparece nada más y nada menos que Pelé, ese de los más de mil goles y las millones de gambetas, que aún a los 73 años demuestra tener una memoria envidiable. Muchas veces en el medio de una absurda comparación con Diego Armando Maradona, O Rey deja de lado todos los prejuicios que hablan de la rivalidad entre argentinos y brasileños. A apenas horas de que comience un nuevo Mundial, la voz más autorizada de Brasil -si de fútbol se trata- se hace un hueco en su complicada agenda y charla mano a mano con Clarín , en el medio de una promoción del Banco Santander. En un portuñol bastante avanzado, Pelé no deja tema por tocar: el presente de la selección brasileña, el de la Argentina, Neymar y, por supuesto, Lionel Messi, la gran amenaza del combinado verdeamarelo para conseguir un nuevo título del mundo.

-Por lo hecho en la Copa Confederaciones y por la localía, ¿cree que Brasil es el máximo candidato a ganar el Mundial?

-Claro. Tenemos confianza y esperamos llegar a la final, no importa con quién sea. Aunque nos enfrentemos a Argentina, esperamos que sea una excelente final.

-Y en ese sentido, ¿ve a Argentina como el rival a vencer?

-Charlando con otros periodistas pensaba qué otros países estaban en un buen nivel. He visto tres o cuatro partidos de Alemania y también algunos de España, y estos últimos siempre ponen el mismo equipo y tienen jugadores que están juntos hace cinco años. De Europa ellos dos son los que están más organizados y los más fuertes. Y en América tenemos a Chile y a Argentina, a la que tenemos que respetar siempre.

-A Brasil le pasa algo muy particular: siempre se lo caracterizó por su juego ofensivo, pero últimamente la parte defensiva es la que tiene mejor nivel. ¿Hay un cambio de estilo para este Mundial?

-Estoy de acuerdo con esto. Yo también veo y siento que es la primera vez en la historia del fútbol que Brasil está por empezar un Mundial con una mejor defensa que su ataque. Del mediocampo para atrás, Brasil está muy bien, a tal punto que tenemos a los mejores defensores de Europa en el equipo. Y hablando con mi amigo Carlos Parreira ( NdR : es el coordinador técnico de la actual selección) me contó que con Luiz Felipe Scolari estaban con muchas dificultades para arreglar el ataque. Además, otra cosa que noto es que estamos poniendo mucha responsabilidad en Neymar en todo lo relacionado al ataque. El es un jugador joven, por lo que toda esa responsabilidad puede ser un peso.

Jugador ofensivo por naturaleza y amante del fútbol de ataque, Pelé no se sonroja al afirmar que actualmente la defensa de Brasil atraviesa un mejor presente que sus delanteros. Con Dani Alves (Barcelona), David Luiz (flamante fichaje del Paris Saint Germain), Marcelo (Real Madrid), Dante (Bayern Munich) y Thiago Silva (también del PSG), la última línea de los dirigidos por Luiz Felipe Scolari asoman como una garantía de seguridad. Sin embargo, O Rei también sabe que ese lugar de privilegio que a lo largo de muchos años tuvo a Brasil, hoy está en manos de Argentina, nada menos: el de un ataque para envidiar.

-Así como dice que la defensa de Brasil es la mejor, ¿cree que la Selección Argentina es la mejor en ofensiva?

-Sin dudas, Argentina tiene el mejor ataque del Mundial. Es un ataque muy poderoso, apoyado en la gran figura de Messi. Hay una cosa importante que muchas veces la gente puede olvidar: Messi, cuando juega en Barcelona, es un futbolista diferente, porque allí está acostumbrado a un estilo de juego que viene haciendo junto a otros futbolistas hace cuatro años. En la Selección Argentina es distinto, porque los entrenamientos son más espaciados y llega al Mundial con menos de un mes de práctica. Aun con un rendimiento que puede ser diferente, la delantera de Argentina para esta Copa del Mundo es muy buena y muy fuerte. Sus jugadores tuvieron una muy buena temporada en Europa.

No resulta extraño que la respuesta de Pelé ante la consulta del ataque de Argentina derive inevitablemente en Lionel Messi. Cada vez que lo nombra, los gestos del gran jugador brasileño dejan entrever una mezcla de fascinación y respeto por el futbolista del Barcelona, que a lo largo de los años se ganó un lugar entre los mejores.

-Siempre se coloca en un grupo destacado a de jugadores a Pelé, a Diego Maradona, a Johan Cruyff, a Alfredo Di Stéfano. ¿Usted cree que Lionel Messi merece un lugar allí? ¿O le falta ganar Mundial para consagrarse?

-Claro, sin dudas. Pero su rendimiento en los últimos cinco años, gracias a su talento, lo hacen estar en el mismo nivel que Cruyff, Beckenbauer, Maradona ...

-Usted decía antes que en Brasil le estaban dando mucha responsabilidad a Neymar. ¿Cree que esa misma responsabilidad también le va a pesar a Messi?

-Hay que entender que Neymar es un excelente jugador, es nuestro joven del Santos que vivió una cosa muy importante en este último tiempo: la transferencia a Barcelona de España. En los últimos meses jugó en un nivel diferente al sudamericano y sumó experiencia, lo que es bueno para él y para Brasil. Pero va a ser su primer Mundial y estuvo menos de un año en Europa. Messi está allí hace diez años y no va a ser su primer Mundial. Tiene más experiencia y eso es importante.

-Su nivel hace que allí en Brasil lo respeten ...

-Messi es un jugador que tiene un estilo de juego brasilero: inteligente, que toca bien la pelota ... Por eso nos gusta a todos nosotros.

El brasileño termina su respuesta y la charla llega a su fin. Sin embargo, hay tiempo para algo más. Antes de apagar la computadora, O Rei se despide, y su saludo no admite dobles lecturas: “Nos vemos en la final”, exclama, con una sonrisa cómplice. Es que el fixture le sonríe a su vaticinio: los grandes rivales sudamericanos sólo podrían cruzarse en el partido decisivo del 13 de julio. El Mundial todavía no empezó. Pero Pelé ya palpita un Argentina-Brasil en el mítico estadio Maracaná.









.