Un niño de 10 años mató a dos hermanitos menores con un disparo accidental.

Fue hoy al mediodía en Mendoza, cuando los tres chicos habían quedado solos en la casa por unos instantes, mientras la madre salió a buscar a otro de sus hijos al jardín de infantes y el padre trabajaba.
  
Noticias de la actualidad
Un niño de 10 años mató a dos hermanitos   

28/5/14

Un niño de 6 años murió y una beba de 7 meses sufrió heridas graves, con pérdida de masa encefálica, cuando fueron baleados en forma accidental por un hermano de 10 que manipulaba un arma en su casa de Las Heras, en Mendoza.

Fuentes policiales señalaron que el incidente ocurrió en el mediodía de hoy cuando los tres niños habían quedado solos en la casa por unos instantes, mientras la madre salió a buscar a otro de sus hijos que estaba en el jardín de infantes y el padre trabajaba en una escuela.

En ese lapso el mayor de los hermanos, un niño de 10 años, tomó una pistola Bersa calibre 9 milímetros que encontró en la casa y accidentalmente la accionó contra los otros niños.

Vecinos del barrio Santa Teresita, donde hay algunas casas construidas de material y calles de tierra, dijeron a la prensa que vieron salir al niño con su hermana de 7 meses ensangrantada en brazos para pedir ayuda, lo que dio intervención a la policía y a los servicios de emergencia.

Según un reporte del Ministerio de Seguridad provincial el disparo del arma impactó en el pecho del niño de 6 años y en la cabeza de la beba.

Fernando Rosa, director de Investigaciones de la policía mendocina, señaló en declaraciones a la prensa que tanto el niño fallecido como la beba fueron trasladados al hospital Carrillo y al hospital pediátrico Humberto Notti, respectivamente.

El varón, llamado Juan Ignacio, sufrió una herida en el pecho con orificio de entrada y salida que le produjo la muerte en el acto, dijeron fuentes de la investigación.

Su hermanita Kiara sufrió una herida de bala en el parietal derecho con pérdida de masa encefálica, por lo que quedó internada en estado grave en la sala de terapia intensiva del hospital Notti, ubicado en la localidad de Guaymallén, en el Gran Mendoza.

Fuentes médicas señalaron que la situación de la niña es grave porque la bala no había salido de su cabeza y evaluaban si era posible operarla.

El director confirmó que el niño de 10 años al que se le escapó el disparo “salió hasta la puerta de la casa con la bebé en brazos”, por lo que los vecinos fueron los primeros en acudir a brindar auxilio.

La ayudante fiscal Gabriela Marini se presentó en la zona para iniciar las investigaciones, que quedaron a cargo de la Oficina Fiscal 6 de Las Heras. (NA)









.