Villa Devoto : Fallece sacerdote de gran trabajo social y educativo.

El padre Juvenal Currulef, párroco de Virgen Misionera en Bariloche, perseguido por la dictadura, militante peronista y creador de un trascendente proyecto social y educativo de la ciudad, falleció anoche a los 79 años.
  
Noticias de la actualidad
Fallece sacerdote de gran trabajo social y educativo.   
2/6/14

De insoslayable sangre indígena y nacido en Bariloche, el "Negro" Currulef, como lo llamaban sus amigos y allegados, mantuvo toda su vida una opción por los pobres y un incesante trabajo en los barrios más postergados.

"Fue un cura muy original, ejerció un sacerdocio distinto. Desde el punto de vista eclesial, nunca se apartó de la doctrina de la iglesia Católica, siempre predicó sus postulados", señaló a Télam el militante peronista Jorge Vallaza, uno de sus mejores amigos e integrante original de su obra escolar.

La intendenta María Eugenia Martini, quien esta mañana participó en la misa en su memoria que ofreció el obispo Juan José Chaparro, publicó a través de Twitter: "Unión en la diversidad dijiste en Villa Llanquihue y te reconocimos por ser el gran impulsor de la Ley Pierri. Gracias Negro!!!!!".

La expresión de Martini se refirió al trabajo por la regularización dominial encarada por la Municipalidad en el humilde barrio Villa Llanquihue, del oeste de Bariloche, en donde por primera vez en la provincia se ejecutó la ley que beneficia con el dominio de la tierra a ocupantes pacíficos.

Martini describió a Currulef como "un referente religioso y social que caló su huella en la ciudad, especialmente en los sectores más vulnerables, que lo vieron liderar reivindicaciones por el acceso a la tierra, a la vivienda y a la educación".

Currulef estudió en un colegio salesiano de Bahía Blanca, y luego se ordenó como sacerdote en Villa Devoto. En esa época se hizo amigo de Carlos Mugica, con quien compartió su visión del sacerdocio y la vida.

En los 70 regresó a Río Negro y se asentó en Ingeniero Huergo, en el Alto Valle, donde desarrolló una intensa actividad parroquial y fundó su primera escuela, San Francisco Javier.

Su actividad pastoral llamó la atención de la dictadura y comenzó a sufrir amenazas, que se tradujeron en un ataque a balazos a su vivienda. Su amigo, el obispo de Río Negro de entonces, Miguel Hesayne, lo envió a Bariloche en 1981, y apenas llegó recomenzó su tarea de acompañamiento a los más pobres.

En la ciudad comenzó a predicar en la capilla de Melipal, donde tomó contacto con las sufridas familias del barrio Virgen Misionera, a donde se trasladó para crear -con el estímulo de Hesayne- la Parroquia del mismo nombre.

Currulef, su familia y vecinos que lo acompañaron, puso en marcha en 1982 el proyecto Virgen Misionera, que comenzó con una escuela primaria. La iniciativa creció y en 1989 se transformó en la asociación civil Gente Nueva, que hoy tiene 150 docentes y se extendió a los barrios 34 Hectáreas y Villa Llanquihue.

La integran el Jardín Arco Iris, la Escuela Infantil Mundo Nuevo, la Escuela Nuestra Señora de la Vida, el Colegio Secundario Amuyén, Colegio Don Jaime De Nevares y Colegio Secundario Aitué.

También el Taller de Capacitación Integral Carlos Mugica, el Anexo Taller Carlos Mugica y el Taller de Capacitación Integral Enrique Angelelli, todos establecimientos gratuitos y abiertos a los jóvenes.El sacerdote es velado en la capilla Virgen Misionera y mañana a las 10 se hará otra misa de despedida, y luego de lo que se hará el entierro.-

(Télam)









.