Tras el escándalo, Diego atendió afectos y negocios.

BARRIO.
Noticias.
Conoció a su nuevo hijo. Y negocia presentarse en la vuelta de Susana Giménez a la TV. El torbellino Maradona se instaló otra vez en la Argentina. Llegó a Buenos Aires, acompañado de su novia Rocío Oliva, desde Emiratos Arabes y ni la lluvia ni el frío le impidieron generar un clima caliente ya en pleno aeropuerto, en donde fue interceptado por más de cincuenta periodistas y reporteros gráficos. Todo terminó en caos. Una vez más. Como sólo puede lograrlo él.
Maradona sale de la casa de Verónica Ojeda tras conocer personalmente al hijo de ambos.

Compartir



Destacadas

Más+

Relacionadas

Más+


17/5/13

Entre la búsqueda por una palabra suya y su poca predisposición, Maradona remarcó que “no voy a hablar con ustedes (los periodistas) porque son todos unos ortiva s (sic)”. Y más tarde siguió con agresiones a los reporteros gráficos. “Hasta que llegamos al peaje, estaba de buen humor. Hasta nos pidió fuego para prender el habano. Pero cuando notó que lo estábamos siguiendo se enojó. Hizo parar el auto en la banquina. Sin preocuparse por la lluvia, se bajó con un habano en la mano y empezó a insultarnos. Como seguíamos sacando fotos, empezó a buscar piedras en el barro y nos las tiró. Como seguíamos, se acercó y le pegó una patada a un colega”, denunció un fotógrafo de la revista Paparazzi.

Lo cierto es que Diego está otra vez en su tierra, tras cinco meses de rotar por varias partes del mundo, porque vino con tres grandes objetivos.

El primero, conocer a su hijo Diego Fernando, de tres meses.

Por eso en la noche del martes estuvo alrededor de una hora y media en Ezeiza, en la casa de la mujer con la que estuvo en pareja hasta 2012, Verónica Ojeda, madre de su último hijo. Luego cenó en la casa de los padres de Rocío Oliva y terminó alojándose en el hogar de su hija Giannina en la zona norte del Gran Buenos Aires. Allí, hoy, festejarán el cumpleaños número 24 de la hija más jóven del Diez .

El otro gran tema que lo trajo para estos lados era una entrevista con Susana Giménez, en la vuelta de la diva a la televisión.

Hasta anoche, había negociaciones con el productor Gustavo Yankelevich, pero “en un 99 por ciento, finalmente, no estará”, le confiaron a Clarín fuentes cercanas a Maradona. ¿El motivo? Diego debe regresar a Dubai el domingo por la noche y en el canal no aceptaron que el programa fuese grabado como pretendía el ex futbolista. En medio, había una cifra millonaria en dólares. En el programa que se emitirá por Telefé querían que Diego estuviese junto con su ex esposa Claudia Villafañe. “Se diluyeron las negociaciones porque Diego no va a estar acá el lunes como quería Susana”, contaron las fuentes.

El último ítem en la agenda de Diego será la resolución de la venta del chalet en el que vive su padre, Don Diego. Según trascendió, Claudia Villafañe, Dalma y Giannina pusieron a la venta la casa de Cantilo 4452, en Villa Devoto.

¿Y el fútbol? Tras ser despedido como entrenador del Al Wasl en julio de 2012, Diego fue nombrado “Embajador honorario del deporte en Dubai” para promocionar el fútbol de Emiratos y buscar nuevos talentos. Pero hoy, aquí, lejos está de la pelota, su amor. Diego llegó. Y el torbellino Maradona está en plena ebullición.

Ver Video.


Etiquetas:


.