Otro derrumbe junto a una obra dejó sin casa a una no vidente.

BARRIO.
Noticias.
Tiene 76 años. De milagro resultó ilesa cuando se desplomó la medianera, en Colegiales. “Qué te puedo decir. Era de noche, escuché un ruido muy fuerte y pensé que eran ladrones. Todavía estoy nerviosa. Estaba en el dormitorio, en el primer piso, y entraba un viento muy fuerte. Llegué a comunicarme con el 911 y a gritar por ayuda.
Marta. No sabía adónde iría a vivir mientras arreglan su casa.   
Compartir



Destacadas

Más+

Relacionadas

Más+




30/5/13

Soy una persona no vidente, no sé a dónde voy a ir”. Marta, de 76 años y diabética, de repente se quedó sin casa: la pared que lindaba con una construcción, de 5 metros de largo por unos 4 de alto, se derrumbó en medio de la madrugada de ayer. Ya había alertado sobre los daños que los trabajos estaban causando en su propiedad pero, según denunció, nunca le dieron una respuesta.

Sola, el miedo la sorprendió a las 3 de la mañana. Primero fue el ruido, después un viento fuerte. Cuando se dio cuenta, toda la medianera se había desplomado sobre el patio y dejó su casa, en la calle Aguilar al 2800, en Colegiales, totalmente desamparada. Ella no sufrió heridas, pero no tiene dónde ir: hace más de diez años que vive sola. Una vecina que escuchó sus gritos fue la primera que la socorrió. Después, los policías la ayudaron a salir y la llevaron hasta la casa de la mujer que la asistió. Sola, con su perro, ayer le contó a Clarín que hacía meses que notaba golpes fuertes y que había llegado a hablar con el arquitecto de la obra casi a diario.

“Le advertí sobre las rajaduras, que los vidrios temblaban. Pero nunca entraron a ver el daño que estaban causando”, se quejó. En la planta baja no quedó casi nada de la pared. En la planta alta también hubo daños. Recién a las ocho de la mañana llegaron los responsables de la obra, que trabajaron para apuntalar lo que quedaba de la estructura. Ayer por la tarde intentaban conseguirle un lugar para poder mudarse.

Los vecinos contaron que la constructora también le ofreció un departamento, Desde la Agencia Gubernamental de Control, el área del Gobierno porteño que se encarga de revisar las construcciones, informaron que “la obra de la calle Aguilar 2867 quedó clausurada.

Y que había sido inspeccionada dos veces en la etapa de excavación: la primera el 22 de enero, y la segunda el 6 de febrero. “En las dos fiscalizaciones no se detectaron irregularidades”, aseguraron. Según señalaron, “de acuerdo a las primeras pericias, el derrumbe se habría producido por la gran cantidad de agua caída el martes sobre la excavación”. Y aseguraron que “hasta la fecha, no se recibieron denuncias” sobre la obra.

En los últimos años hubo varios derrumbes en la Ciudad. El del gimnasio de Villa Urquiza dejó tres muertos en 2010 y también fue por excavación en una obra lindera. Ese año, en el boliche Beara se desplomó un entrepiso y fallecieron dos jóvenes. Y otra excavación provocó en 2011 que un edificio de Bartolomé Mitre al 1200 se partiera en dos, donde murió un hombre que vivía solo.





LAS DESTACADAS.
Promociones en el Barrio
Más+

IMPERDIBLES.
Lo mas destacado.
Más+

ÚLTIMAS.
Noticias del Barrio
Más+

PARA APRENDER.
Educación
Más+

LOS ÚLTIMOS.
Chimentos
Más+

IMPERDIBLES.
Lo mas destacado.
Más+

SEPTIMO ARTE.
Cine
Más+

DESTACADAS.
Espectaculos
Más+

MUJERES.
Solo para ellas
Más+

???.
Curiosidades
Más+

Imperdibles.
Ellas
Más+

LO ULTIMO.
Tecnología
Más+
.