Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Villa Devoto: Cuando supe que estaba embarazada le agradecí a la vida

NOTICIAS DE VILLA DEVOTO
¿C√≥mo ser mam√° a los 50? Conoc√© la historia de Mar√≠a Teresa y de Luciano, su hijo de s√≥lo cinco meses.
Luciano lleg√≥ al mundo hace algo m√°s de cinco meses para romper una estructura que parec√≠a armada pero donde a√ļn faltaba una pieza. Lleg√≥ para darle el t√≠tulo de mam√° a Mar√≠a Teresa Maddonni, que nunca baj√≥ los brazos y a sus 51 a√Īos se dio el gusto de comenzar esta nueva vida, de experimentar sensaciones que no se comparan con nada de lo vivido anteriormente.



 Barrio, eventos, leidas, Notas, portada, villadevoto, gobierno, elecciones. cambiemos, Macri
Villa Devoto: Cuando supe que estaba embarazada le agradecí a la vida
Compartir



Relacionadas

M√°s+

Destacadas

M√°s+




15/10/2017

El deseo de ser madre siempre estuvo latente. La perseverancia y la paciencia para esperar el momento le permitieron cumplir su mayor sue√Īo: ser mam√°. Hoy su vida cambi√≥, su rutina ya no es la misma, las horas de sue√Īo tampoco, pero todo tiene un nuevo sentido, que se llama Luciano.

“Cuando me lo pusieron sobre el pecho y sent√≠ la piel de mi hijo fue algo tan emocionante, tan inexplicable, tan fuerte…”, record√≥ Mar√≠a Teresa sobre el 26 de abril de este a√Īo.

“Todo es un proceso de aprendizaje, es hermoso y lo vivo con mucha intensidad”, dijo emocionada. Y gracias a la llegada de su hijo, Mar√≠a Teresa encontr√≥ un nuevo concepto de la palabra felicidad: “Para m√≠ es poder estar junto a √©l”. Como a toda madre, su rutina cambi√≥: “El cansancio que puedo tener lo supero porque descanso junto a mi hijo. De cualquier modo, todo es cuesti√≥n de costumbre y de organizaci√≥n”. La noticia

“Yo no tuve miedos. Los miedos me los pon√≠an los dem√°s. Me levantaba siempre muy feliz y trabaj√© los nueve meses. El d√≠a anterior al nacimiento de Luciano, que recuerdo que llov√≠a, me fui a la peluquer√≠a para arreglarme”, revel√≥ Mar√≠a Teresa, quien confes√≥ desbordar de felicidad cuando se enter√≥ de que estaba embarazada. “No sab√≠a c√≥mo expresar la alegr√≠a que sent√≠a. Cuando lo supe, sal√≠ y le agradec√≠ a la vida. El obstetra, que en todo momento fue muy amable y muy copado, me dec√≠a que esperara para decirlo. Pero la verdad es que llev√© un embarazo fant√°stico, sin ning√ļn problema”. Luciano debi√≥ nacer por ces√°rea por indicaciones del m√©dico. “Me dijo que iba todo muy bien pero que no quer√≠a correr riesgos. Entr√© al quir√≥fano con mucha alegr√≠a. Mi marido ten√≠a miedo pero yo no, estaba tranquila, hasta que naci√≥ mi hijo llorando y gritando como loco. Fue una felicidad incre√≠ble”, cont√≥ Mar√≠a Teresa, a quien no le importa su edad porque “era algo que anhelaba desde hace mucho tiempo”.

María Teresa lleva a Luciano todos los días a la agencia de lotería en la que trabaja y donde los visita Jorge, el papá.

EL RELOJ BIOLOGICO

A pesar de los avisos de su m√©dica de que “el reloj biol√≥gico va pasando”, Mar√≠a Teresa nunca baj√≥ los brazos y mantuvo presente el anhelo de ser madre.

“No tengo ning√ļn problema de salud. Siempre practiqu√© deportes y mantuve un cuerpo sano”, se√Īal√≥. Aunque reconoci√≥ que “algunos ajustes hormonales hice y eso ayuda much√≠simo”, se√Īal√≥ la mam√°. Lo cierto es que, con 50 a√Īos, Mar√≠a Teresa qued√≥ embarazada sin mediar tratamiento alguno, un gran privilegio, seg√ļn afirman los especialistas (ver tema aparte). Con Luciano en casa, la vida de Mar√≠a Teresa y de su marido, Jorge (64 a√Īos), hoy es diferente. A sus propios horarios se suman las rutinas de Luciano que, con s√≥lo cinco meses, se acopla al quehacer de su mam√°, que tiene una agencia de loter√≠a en Villa Devoto. As√≠ es que, desde las 9 de la ma√Īana, el peque√Īo se instala con Mar√≠a Teresa en el local, donde duerme en su cochecito y recibe el cari√Īo de clientes. Al mediod√≠a, van a su casa y luego regresan juntos, cochecito mediante, hasta el anochecer, momento en que esperan en casa a pap√° Jorge.

“Por suerte, me fui manejando muy bien con el tema del sue√Īo”, agreg√≥ Mar√≠a Teresa. “Cuando era muy chiquito, cada dos o tres horas me levantaba para amamantarlo, y hasta los tres meses me despertaba para atenderlo y cambiarlo cada cuatro horas”. C√≥moda en su rol de mam√°, hizo especial hincapi√© en la importancia del descanso y de la calidad de vida de las madres: “Es muy importante para amamantar, porque si uno no se relaja, despu√©s cuesta m√°s”. Mar√≠a Teresa hoy disfruta de una nueva vida: una vida que descubri√≥ hace poco m√°s de cinco meses y con 51 a√Īos. Pero a ella la edad no le importa porque sabe que Luciano ya est√° con ella.



Ver Promociones
Ver Guía Comercial
Ver Restaurantes en El Barrio
Ver Delivery en el Barrio



Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.