Lo secuestran cuando iba a buscar a su hija a la facultad.

NOTICIAS EN EL BARRIO
Inseguridad bonaerense
Es un comerciante de 50 años, capturado en San Martín. Su mujer pagó 10 mil dólares de rescate. Lo dejaron en una villa.


 Villa Devoto: Lo secuestran cuando iba a buscar a su hija a la facultad
Lo secuestran cuando iba a buscar a su hija a la facultad.
Compartir



Relacionadas

Más+

Destacadas

Más+




16/4/16

Fue a buscar a su hija a la facultad, como hacía habitualmente, y terminó sufriendo una pesadilla. En el camino, un grupo de secuestradores lo capturó y lo retuvo cerca de dos horas en el baúl de un auto. Luego de que su familia pagara 10.000 dólares de rescate, lo dejaron encerrado dentro del coche en una villa de San Martín.

La víctima es un comerciante de 50 años que vive en el barrio porteño de Villa Devoto junto a su esposa y a por lo menos una hija. Su caso se sumó a una ola de secuestros “relámpago” que viene asolando al Conurbano y a la Capital Federal.

El episodio, que se conoció ayer, empezó el jueves entre las nueve y media y las diez de la noche, cuando el comerciante iba en su vehículo (al parecer, una camioneta Jeep negra) a buscar a su hija, que estudia en la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), ubicada en 25 de Mayo y Francia, en ese partido bonaerense.

“El hombre fue capturado en el camino. Apenas cruzó la General Paz, fue interceptado por delincuentes que se movían en un Volkswagen Vento gris robado”, explicaron ayer fuentes del caso.

Los delincuentes le quitaron el celular a la víctima y con el teléfono empezaron a llamar a su esposa pidiéndole un rescate para liberar a su marido. Mientras negociaban con la mujer, los captores daban vueltas con los dos vehículos: el Vento y la Jeep.

Finalmente, luego de horas de tensión, la mujer arregló pagar un rescate de 10.000 dólares. Poco más tarde, el hombre fue dejado abandonado dentro del baúl del Vento, en la villa Libertador San Martín, una zona muy peligrosa, con calles de tierra y casas precarias de Loma Hermosa.

“Los secuestradores dejaron el auto estacionado, lo cerraron y se llevaron las llaves. Se fueron en la Jeep. Al rato un vecino avisó al 911 que había un Volkswagen Vento que había sido abandonado y que había una persona encerrada en el baúl porque se escuchaban los gritos pidiendo ayuda”, contó una fuente del caso.

Más tarde llegaron al lugar policías de la Bonaerense y, como no pudieron abrir el baúl del auto, dieron aviso a los Bomberos. Finalmente la víctima fue rescatada. No estaba lastimado, pero tenía una crisis de nervios.

Cuando llegaron los peritos decidieron no realizar las pericias correspondientes porque, según aseguraron, por la caída de rocío se habían perdido las huellas. Sin embargo, testigos de la zona contaron a Clarín que los policías decidieron irse porque los vecinos empezaron a insultar a los agentes y el ambiente se había puesto denso.

Los investigadores descubrieron que el Vento era robado y que los delincuentes le habían cambiado las patentes para disimular. Clarín intentó buscar más precisiones en el Ministerio de Seguridad bonaerense, pero desde allí se negaron a brindar información sobre este nuevo secuestro.


.