Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

¿Se puede ser fel√≠z en cuarentena? muchos creen que si.

El silencio a su alrededor tras decretarse la cuarentena en marzo por la pandemia de coronavirus estremeci√≥ a Marcela √Ālvarez.

Apenas transcurridos unos pocos d√≠as, la mujer de 53 a√Īos no lo aguant√≥ m√°s y sali√≥ al balc√≥n de su casa en el barrio de Villa Devoto en Buenos Aires. Lo decor√≥ con luces navide√Īas, sac√≥ un parlante y prendi√≥ la m√ļsica. Tem√≠a que sus vecinos, a los que no conoc√≠a, se quejaran. Por el contrario, la imitaron.

¿Se puede ser fel√≠z en cuarentena? muchos creen que si.




As√≠ fue como empez√≥ “la fiesta de los balcones” en la calle donde vive Marcela. Al principio todas las noches a las ocho y luego los fines de semana, ella y sus vecinos disfrazados con pelucas de colores bailan rock, ritmos latinos y reggaet√≥n entre luces y humo como en una discoteca, pero cada uno desde su ventana o balc√≥n.

“Hoy estoy feliz, me pude conectar con todos mis vecinos y encontr√© much√≠sima gente que no conoc√≠a. Mucho mejor que en otros momentos”, apunt√≥ Marcela sobre la relaci√≥n “familiar” que entabl√≥ con sus compa√Īeros de parranda. “Odio lo que est√° pasando con el coronavirus, pero me enriqueci√≥ la vida completamente”.



Argentina es uno de los pa√≠ses que lleva una de las cuarentenas m√°s largas por la pandemia de coronavirus, incluso por encima de Espa√Īa, Italia y la provincia china de Wuhan, donde se desencaden√≥ el virus. El presidente Alberto Fern√°ndez la decret√≥ el 20 de marzo y no est√° claro hasta cu√°ndo la extender√°.

Mirá también
Taller de cer√°mica online de Natalia Grisi, Crea tus propias piezas!!!


Entre sus vecinos del Cono Sur, Paraguay impuso cuarentena diez d√≠as antes aunque fue flexibilizando las restricciones en las √ļltimas semanas.

La medida si bien evit√≥ el colapso sanitario que sufrieron otros pa√≠ses de la regi√≥n, tambi√©n est√° da√Īando gravemente la econom√≠a —el FMI proyect√≥ una ca√≠da de casi 10% para este a√Īo— y afectando la salud mental de un alto porcentaje de la poblaci√≥n.

En contraste con los efectos que provoca el encierro —incertidumbre, cansancio extremo, ansiedad y angustia, seg√ļn el Observatorio de la Psicolog√≠a Social de la Universidad de Buenos Aires—, muchos argentinos consideran a la cuarentena un estado ideal o pudieron darle un sentido positivo al encierro, como √Ālvarez.

Mirá también
Piden avanzar en un protocolo para la reapertura de restaurantes luego de la pandemia


“Se habl√≥ muy r√°pidamente de lo malo que iba a ser el encierro, que en s√≠ mismo produce un malestar”, reflexion√≥ la psicoanalista Alexandra Kohan. “Pero ese repliegue del mundo que se produjo, para muchos signific√≥ un alivio porque hay mucha presi√≥n social siempre, con la sociabilidad, con el estar afuera, con salir. Con este repliegue, ces√≥ esta presi√≥n y los imperativos”.

Tatiana Fronti, una dise√Īadora textil de 29 a√Īos, se separ√≥ de su pareja tras una d√©cada de relaci√≥n d√≠as antes de que se impusiera la cuarentena y ten√≠a un viaje planeado a Estados Unidos en mayo para ver a su cantante favorita, Lady Gaga, en Las Vegas.

Ella no est√° deprimida. En cien d√≠as de encierro, redecor√≥ su casa en un suburbio al norte de Buenos Aires “con un pincel peque√Īo”; aprob√≥ cuatro materias de la carrera de administraci√≥n de empresas que cursa de forma virtual y se dedic√≥ a su marca de ropa interior TIEF, cada vez con m√°s ventas.

“¿Qu√© extra√Īo? Me quiero perfilar las cejas y el gimnasio”, brome√≥ sobre la vida antes de la pandemia. “Es la primera vez que estoy sola, pens√© que no iba a ser posible. Me di cuenta de que pod√≠a”.

Como muchos de su generaci√≥n, Tatiana cumpl√≠a con los mandatos sociales de trabajo estable en una compa√Ī√≠a multinacional de servicios contables; pareja y vida social activa.

“Si me pregunt√°s, prefiero esto” responde sin vacilar.

Hace unos meses, un repartidor de comida tocó el timbre de una casa al norte de la capital para entregar el pedido y lo sorprendieron Los Simpson al abrirse la puerta. Los grabó en un video que rápidamente se viralizó y detonó la fama de la familia Arévalo, quienes se convirtieron en un fenómeno de las redes sociales en cuarentena por sus graciosas caracterizaciones.



“Esto empez√≥ en abril por aburrimiento, somos una familia muy divertida”, cont√≥ Mariano Ar√©valo, de 44 a√Īos, con el rostro pintado de amarillo y con una gorra de nataci√≥n para imitar la calvicie de Homero Simpson. “Los s√°bados son para salir, juntarse con amigos. Y todos los d√≠as se volvieron iguales con la cuarentena. Dijimos: ¿c√≥mo hacemos un d√≠a diferente? Nos empezamos a disfrazar, poner m√ļsica y divertirnos”.

Su esposa Mariel Robledo, alias Marge, sus dos hijas Camila (Maggie) y Julieta (Lisa) y el novio de esta Federico Garozzo (Bart) asumen cada s√°bado nuevas identidades. De Los Simpson a la vecindad del Chavo; de Piratas del Caribe a los Minions. Activan el vivo de Instagram y divierten a sus miles de seguidores.

“Entendemos que las cosas no est√°n bien para todo el mundo. Tratamos de ponerle diversi√≥n al aburrimiento que es estar encerrados tantos los d√≠as”, afirm√≥ Mariano.

Mirá también
Fuerte caída de las ventas minoristas ante la pandemia: en el AMBA, el derrumbe llegó al 49.3%


Mariel acot√≥ que “recibimos muchos mensajes de personas que nos dicen que les levantamos el √°nimo o que esperan el s√°bado para ver el vivo”.

“La vida es tan linda que hay que tratar de llevarla lo mejor que se pueda”, sostuvo Ar√©valo padre.

“La gente que disfruta de su soledad genuinamente es muy violentada. Se considera raro el que quiere estar solo, no es normal”, apunt√≥ la psicoanalista Kohan. “Los que mejor la pasan son los que efectivamente supieron resistir a esas imposiciones. Es como una especie de venganza”.

Es el caso de Camila Fern√°ndez, de 26 a√Īos y empleada de una fiscal√≠a que vive en su apartamento en compa√Ī√≠a de libros —lleva le√≠dos m√°s de 20 en cuarentena—, m√ļsica, peluches y r√©plicas de personajes de pel√≠culas y series favoritas.

“La cuarentena es un estado ideal. Me gusta principalmente porque no tengo que ver a nadie todos los d√≠as, como en el trabajo y en la facultad. El no viajar me encanta y me hace bien a la cabeza”, admiti√≥. En la cima de la biblioteca tiene una edici√≥n especial de la pelota Wilson para la pel√≠cula “Naufrago”, de Tom Hanks, sobre los desaf√≠os que enfrenta el √ļnico sobreviviente de un accidente de avi√≥n en una isla solitaria.

A su vez, el aislamiento mejor√≥ la calidad y la cantidad de tiempo que Camila le dedica a sus amigos y familia a trav√©s de plataformas virtuales, mientras estudia para traductora p√ļblica y el profesorado ingl√©s.

“S√≠, me da culpa porque s√© que hay gente que la est√° pasando mal, sobre todo de la cabeza. M√°s all√° de la econom√≠a, la cuarentena va a destruir cabezas”, opin√≥. “No todos tienen la capacidad de adaptarse, lidiar o enfrentarse con lo que les pasa”.

Camila tambi√©n tuvo momentos de crisis durante la pandemia, pero “cuando parec√≠a que la cuarentena se terminaba”.

Para Horacio Bonafina —un psic√≥logo de 36 a√Īos que no festeja su cumplea√Īos desde los 13, detesta ir a celebraciones ajenas y asegura que no hace culto de la amistad— la cuarentena le permiti√≥ relajarse. “La vida social es una ficci√≥n”, sentenci√≥.

“Siento que hay una gran impostura. Hay una especie de imperativo de la felicidad, de la productividad... Yo muchas veces no puedo escapar de esta especie de demanda social y el de ver personas. Estar en un trabajo y poner cara de contento”, admiti√≥.

Gracias a la cuarentena pudo escaparse del peque√Īo departamento en el cual la convivencia con ruidosos vecinos se hab√≠a vuelto insoportable. Ahora vive en una casa prestada, que es antigua y mucho m√°s grande, junto con su esposa psiquiatra, un ni√Īo de seis a√Īos y un gato al cual hab√≠a tenido que medicar porque viv√≠a alterado.

“Cuando todo funcionaba, a la gente tampoco se le ocurr√≠a pensar qui√©nes eran los que la pasaban mal en ese momento”, cuestion√≥ el especialista que trabaja para el Estado. “Yo estoy bien as√≠ en este contexto, conmigo, con los m√≠os y con el universo”.

Lo que ahora desvela a Horacio es el d√≠a despu√©s de la cuarentena. Estudia sistemas para ganarse la vida sin salir de su casa. “En mi caso en particular yo quisiera sostener la rutina que estoy generando el mayor tiempo posible, mi idea es poder darle continuidad”.

Mirá también
Mira todas las noticias de la actualidad ac√°.


Mirá también
Ya conoces nuestro canal de Youtube? entr√° y conocelo haciendo click ac√°!


No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.