Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Gabriela Sabatini cumple 50 a√Īos.

La mejor tenista argentina de la historia habla desde Miami, donde este sábado, por culpa de la pandemia, festejará sola el medio siglo. Sus inicios, los contratiempos y los viajes. Qué habría hecho distinto en su carrera y cómo es su vida hoy.

La pandemia la encontr√≥ sobre fines de marzo en Miami, uno de sus lugares en el mundo, con planes para viajar a principios de abril a Suiza, donde pasa la mayor parte de su tiempo. Antes, Gabriela Sabatini​ hab√≠a estado varias semanas del √ļltimo verano en Buenos Aires, donde se reencontr√≥ con sus afectos, conoci√≥ nuevos deportes –se anim√≥ a saltar con garrocha junto a Germ√°n Chiaraviglio y a practicar judo con Paula Pareto​- y recibi√≥ homenajes y m√°s homenajes. Aquellos planes de viaje desde la Florida, como los de casi todos en este mundo, quedaron en suspenso cuando el cuidado de la salud se convirti√≥ en el tema central.

Gabriela Sabatini cumple 50 a√Īos.




“Llegu√© aqu√≠ justo unos d√≠as antes de que empezara todo. Los vuelos se cancelaron desde entonces y ahora espero que se habiliten para poder salir. Pero lo m√°s importante es que tanto mis seres queridos como yo estamos bien –cuenta la siempre correcta Gaby-. En Miami la cuarentena ​no es tan estricta y se puede salir a caminar o hacer deporte, pero igual me quedo en mi departamento. Lo m√°s dif√≠cil, igual que para todos, es c√≥mo manejar la incertidumbre y no saber hasta cu√°ndo seguir√° todo esto”.



Seguramente, nunca imagin√≥ que uno de sus cumplea√Īos m√°s especiales –festejar√° los 50 este s√°bado- la encontrar√≠a as√≠, con el mundo azotado por el coronavirus. Pero igualmente le llueven los saludos de sus √≠ntimos, de quienes la admiran y tambi√©n de los fans que nunca decrecen, a pesar de que su retiro de las canchas de tenis ​ya se pierde en un tiempo lejano.

Justamente un recuerdo de aquellos momentos, cuando se convirtió en una de las más notables jugadoras del mundo y en el espejo para toda una generación de argentinos, así como su visión de los cambios en su deporte y su actualidad resguardada, lejos de las grandes luces, son los ejes de esta charla.



-¿Qu√© signific√≥ salir al mundo desde tan chica? ¿Hoy ser√≠a distinto con la tecnolog√≠a?

-Mirado a la distancia, me parece incre√≠ble. Realmente ten√≠a una pasi√≥n muy fuerte por el tenis; era lo √ļnico en lo que pensaba. Yo me sent√≠a feliz con los desaf√≠os y ni pensaba en lo tan chica que era. Si lo pienso ahora, claro que parece una locura: a los 9 a√Īos viajaba con el equipo argentino por Sudam√©rica y a los 12 estuve en Miami y en Montecarlo. Hice mi primera gira por Sud√°frica y Europa con 13 a√Īos pr√°cticamente sola. Fuera de la cancha, extra√Īaba much√≠simo, pero entraba a jugar y me olvidaba de todo. Era feliz. Creo que con los medios actuales ser√≠a distinto, Imaginate que yo s√≥lo pod√≠a hablar por tel√©fono con mis padres una vez por semana... Si pod√≠a. Me pas√≥ de todo: la falta de comunicaci√≥n con mi familia, perder la conexi√≥n de los trenes, el idioma desconocido en muchos lugares y otros contratiempos. Pero todo eso me hizo crecer madurar much√≠simo. Claramente, hoy ser√≠a m√°s f√°cil.

-Dejaste de jugar a los 26 a√Īos. ¿Te hab√≠a cansado esa vida de viajes, entrenamientos y competencias? ¿Te ven√≠as planteando el retiro?

-Es dif√≠cil determinar el momento exacto en que me decid√≠; no hubo una situaci√≥n que marcara eso. Se fue dando poco a poco, cada vez con m√°s fuerzas, desde unos dos a√Īos antes de tomar la decisi√≥n definitiva. En ese momento, trabaj√© con un psic√≥logo deportivo, dado que yo no pod√≠a identificar qu√© me pasaba: si sufr√≠a un baj√≥n –que iba a pasar- o era algo definitivo. Pero no quer√≠a apresurarme; era cortar con lo que fue mi vida durante quince a√Īos.



-Y desde que dejaste en 1996, ¿en alg√ļn momento sentiste nostalgia por el tenis y la vida en el circuito?

-Lo que me pasó a veces fue sentir algo de nostalgia de reencontrarme en los lugares donde jugaba y ahora ya no lo hago. O reencontrarme con las mismas personas. Al principio fue difícil. Pero lo cierto es que desde que decidí mi retiro, siempre tuve en claro que el tenis competitivo era una etapa que quería dejar atrás. Ya no lo disfrutaba y era el momento de dar vuelta la página.

-En el balance de aquel tiempo ten√≠stico y tambi√©n a la distancia, ¿qu√© habr√≠as hecho distinto?

-En cada momento, una piensa tomar las mejores decisiones. Siempre estuve tranquila, porque sentí que había dejado todo, que había dado lo máximo de mí. Obviamente, con la madurez y los avances que hay ahora, tal vez hay detalles que me hubiera gustado ajustar. Por ejemplo, mi nutrición. Y también hubiera sumado al equipo a varios profesionales del deporte. Pero los conocí después.



-Muy r√°pidamente en tu carrera, al ingresar tambi√©n de joven en el profesionalismo, con tantas expectativas con tus primeros resultados, ¿c√≥mo te hiciste fuerte para resistir las presiones?

-Eso es experiencia. Yo siempre quería mejorar, tenía la actitud, me fijaba un objetivo y trabajaba para eso. En realidad, la fortaleza mental empieza cuando la estás pasando mal, reconocés eso y madurás. Pero lo importante es tener claro hacia dónde vas y no salir del camino.

-La mente es fundamental en un tenista y en todo deportista de elite, más allá de la técnica, del estado físico y de los sistemas de entrenamiento...

-Para mí, la parte psicológica es lo más importante en un tenista. La mayoría de las veces, es lo que hace la diferencia en un partido. El que sabe manejar la presión, demuestra fortaleza mental y se hace grande en los momentos críticos es generalmente el que gana.



-Es casi obvio, pero… ¿el US Open es tu recuerdo m√°s grato?

-Desde ya, por varios motivos. Es un Grand Slam, es en Nueva York. Y tambi√©n era algo que anhelaba desde hac√≠a mucho tiempo: mi sue√Īo m√°ximo en el tenis. Pero tambi√©n me dio mucha satisfacci√≥n ganar los Masters; me encantaba jugar en el Madison Square Garden. Tanto all√≠ como en Roma yo me sent√≠a como en casa y lo disfrutaba mucho. Otro momento muy especial fueron los Juegos Ol√≠mpicos de Se√ļl, cuando gan√© la medalla de plata. Los tenistas no tenemos tantas oportunidades de jugar por el pa√≠s y all√≠ conoc√≠ un ambiente deportivo distinto, m√°s completo. Por suerte, tuve la posibilidad de participar en otros Juegos, en Atlanta 1996, pero ya se acercaba mi despedida.

-¿Te gusta seguir los torneos, ver los partidos?

-Sí, lo hago cada vez que tengo tiempo o una oportunidad. Disfruto analizando el juego y me emociona si veo grandes puntos.

“Con la madurez y los avances que hay ahora, tal vez hay detalles que me hubiera gustado ajustar. Por ejemplo, mi nutrici√≥n”.



-A las tenistas de hoy les alcanza con golpes fuertes, velocidad y estado físico para llegar al tope. La técnica ya no es tan pulida como en tu época.

-Es lo que viene dominando en los √ļltimos a√Īos. Pero aparte de esos golpes o del estado f√≠sico, la diferencia la hace la mentalidad. De todos modos, creo que est√°n apareciendo jugadoras con otros estilos. Hay m√°s variedad en el tenis y una forma de contrarrestar la potencia de las que dominan.

“En su momento, me molestaban las cr√≠ticas infundadas y muchas veces sin conocimiento de ciertos medios. Con el tiempo, fui aprendiendo a manejarlo”. ¿El tenis femenino creci√≥ o involucion√≥ en comparaci√≥n con la √©poca en que jugabas con Navratilova, Evert, Graf y otras figuras de la √©poca? ¿Qu√© tiene ahora y qu√© le falta?



-No me parecen justas las comparaciones. Yo no hablar√≠a de involuci√≥n o evoluci√≥n: el deporte va cambiando y se va adaptando. Eso es inevitable y para m√≠ es positivo. Hay cambios no s√≥lo en el juego sino en las raquetas, las reglas, las pelotas , el “Hawk-Eye” que puede definir un partido. En el tenis de mi √©poca hab√≠a variedad de estilos, muchas jugadoras que iban a la red o haciendo saque y volea. Hoy se ve un juego m√°s de fondo y con much√≠sima potencia y velocidad.

-¿Por qu√© cuesta tanto que vuelvan a surgir tenistas de alto nivel en Argentina? Despu√©s de tu √©poca, vino un baj√≥n. Ahora hay un plan para recuperar el tenis femenino, Mercedes Paz est√° trabajando en eso y se te vio apoyando…



-No es sencillo y no hay magia. Construir un deporte es un trabajo de muchos a√Īos. En el tenis influyen muchas cosas y, obviamente, est√° la cuesti√≥n econ√≥mica, que permitir√≠a tener un plan de trabajo, invertir a largo plazo desde infantiles hasta la alta competencia. Tambi√©n es positivo cuando aparecen referentes. Eso ayuda a que las chicas se entusiasmen y tengan una motivaci√≥n para jugar.

-¿Est√°s de acuerdo con Roger Federer en la idea de fusionar la ATP y la WTA?

-Me parece positivo. Si las organizaciones est√°n unidas, ser√°n m√°s fuertes ante determinadas situaciones y se hablar√° un mismo idioma para mujeres y para hombres.



-¿Te gustar√≠a volver al tenis como entrenadora o como dirigente?

-Tuve varias propuestas, pero por ahora no es un rol en el que me sienta cómoda. Me gusta dar una opinión o consejo si me lo piden.

-¿Federer, Nadal o Djokovic? ¿Con qui√©n te qued√°s?

-Con los tres… (risas) Es una decisi√≥n dif√≠cil, ya que estamos hablando quiz√°s de los mejores jugadores de la historia. Me quedar√≠a con Federer, porque me encanta su juego, tiene una t√©cnica maravillosa y siempre est√° en su eje.

-Siempre fuiste respetada. ¿Te molesta que algunos en Argentina no sepan disfrutar a los deportistas top y se les exija ser el n√ļmero 1 como si fuera lo √ļnico que sirve? -En su momento, me molestaban las cr√≠ticas infundadas y muchas veces sin conocimiento de ciertos medios. Con el tiempo, fui aprendiendo a manejarlo. Cuando se llega a ese nivel, el esfuerzo es muy grande y los deportistas lo dejan todo; ellos m√°s que nadie son los que quieren llegar a lo m√°ximo. Siempre disfrut√© el cari√Īo de la gente y estoy sumamente agradecida por todo el apoyo y el amor que me transmitieron y me siguen demostrando.



-Viv√≠s en Suiza, Estados Unidos y Argentina. ¿Te gusta seguir viajando o prefer√≠s quedarte m√°s en un lugar?

-Sigo disfrutando mucho de los viajes, por todo lo que te ense√Īan y te abren la mente. Suiza es donde vivo en la actualidad y en donde estoy m√°s tiempo, pero tambi√©n me gusta moverme constantemente y descubrir lugares nuevos. “Fuera de la cancha extra√Īaba much√≠simo, pero entraba a jugar y me olvidaba de todo. Era feliz”.

-¿C√≥mo es hoy tu tiempo libre?



-Aparte de los viajes, me gusta leer mucho sobre nutrición y aprender a cocinar recetas saludables. Sigo disfrutando mucho de hacer deporte, nadar, andar en bici y salir a correr. Últimamente, descubrí mi pasión por el café. Hice un curso y me encanta todo el proceso; es todo un mundo nuevo. Me encanta el ritual de tomar un buen café en una cafetería de especialidad, charlando con amigos.



-Se te vio muy cercana a otros de los grandes deportistas de √ļltimas generaciones, desde Maradona y Messi hasta Gin√≥bili, Aymar y Del Potro, entre otros.

-Siento admiración, orgullo y respeto por todos. Pienso que como deportista, una sabe y valora todo el proceso y el camino que hay que hacer para poder llegar a lo máximo. Me emociona mucho ver sus logros. Me siento orgullosa de que nos representen en el mundo, que conozcan nuestro país a través de ellos, haber disfrutado de verlos jugar y seguir alentando a los que están en actividad.

Es la Gabriela de hoy, la de los 50 a√Īos, con el esp√≠ritu y la sencillez de siempre.

Mirá también
Mira todas las noticias de la actualidad ac√°.


Mirá también
Ya conoces nuestro canal de Youtube? entr√° y conocelo haciendo click ac√°!


No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.