Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

El otro sobreviviente del conductor borracho que atropelló a un ciclista.

Juan Rojas manejaba el auto contra el que chocó Miguel Ivanovich, que estaba borracho. Un rato antes había arrollado a Sebastián Devoto, que sigue en grave estado.



La madrugada del mi√©rcoles de la semana pasada, Miguel Ivanovich, con 2.14 gramos de alcohol por litro de sangre, provoc√≥ una madrugada de tragedia y locura en Villa Devoto. En un raid que incluy√≥ velocidad y sem√°foros en rojo, atropell√≥ y dej√≥ gravemente herido a Sebasti√°n Devoto, que iba en bicicleta. Minutos despu√©s choc√≥ a un auto que estaba parado en un sem√°foro. Su conductor, Juan Eduardo Rojas, de 28 a√Īos, fue el primero que tuvo contacto con Ivanovich. Todav√≠a con secuelas por el tremendo golpe, habl√≥ de las secuelas del golpe, cont√≥ que conoc√≠a a Devoto de antes y consider√≥ que, si no chocaba contra su auto, Ivanovich se escapaba.

Mirá también
¿ Qu√© dice la declaraci√≥n del conductor que arroll√≥ al ciclista?


"Estaba en el sem√°foro, se pone en verde, iba a avanzar y siento un golpe tremendo, que me dej√≥ estas secuelas. Me mov√≠ para todos lados adentro del auto", comenz√≥ el relato. Con "estas secuelas" se refiere a un cuello ortop√©dico que debe usar por da√Īos en las v√©rtebras lumbares y cervicales.



"Cuando me bajo, me encuentro con este tipo en estado de ebriedad. Y le digo qué hiciste. Vi que intentaba poner en marcha el auto para irse. Me dice que no podía abrir la puerta, me hacía un gesto de ok, como que no había pasado nada. Miraba para todos lados, no enfocaba bien y se olía a alcohol", siguió su narración, que se vio en Telefé noticias.

Mirá también
Quien es el conductor que arrolló al ciclista?.




Clar√≠n se comunic√≥ con Rojas este mi√©rcoles al mediod√≠a. Sobre esa madrugada fat√≠dica record√≥: "Estaba yendo a buscar un cliente. Sal√≠ con tiempo, para cargar combustible. La idea era llegar tranquilo. Y cuando estaba por poner primera sent√≠ ese golpe tremendo que me hizo pelota. Esto me arruin√≥ la vida. Yo trabajo con el auto. Lo √ļnico que puedo considerar positivo es que si no choca contra m√≠ se escapa. Por eso pudieron detenerlo. De otra forma habr√≠a pasado como en esos casos en los que un borracho atropella a alguien pero nunca lo encuentran".

Después Rojas contó: "Le saqué una foto a la patente y llamé al 911. Dije que una persona en estado de ebriedad me había chocado y se estaba dando a la fuga. Ahí, este hombre se baja e intenta empujar el auto hacía atrás para irse. La gente que pasaba con su auto me decía que venía saltando semáforos en rojo y uno contó que creía que había atropellado a alguien".

Todo fue en la madrugada del mi√©rcoles. Ivanovich, que permanece con prisi√≥n preventiva acusado de lesiones culposas (tiene una pena prevista de entre 2 y 4 a√Īos de prisi√≥n), "apenas pod√≠a modular", seg√ļn recuerda Rojas.

Ante semejante impacto (en el video se ve que Ivanovich frena contra el veh√≠culo, un Chevrolet Prisma gris oscuro), Rojas puede ser considerado un sobreviviente. "Me da√Ī√≥ la parte cervical y lumbar. No puedo dormir de los dolores y estoy medicado. No estoy trabajando. La cabeza me trabaja a mil. Cada vez que par√≥ en un sem√°foro espero que no me choque otro auto. Me qued√≥ ese miedo. Tengo que ver si se me pasa. Estoy bastante preocupado", sigui√≥ su narraci√≥n en di√°logo con Clar√≠n, y destac√≥: "Todos los d√≠as veo el video y no lo puedo creer. Fue una locura".



Rojas le cont√≥ a este diario que est√° casado y que tiene una hija de dos semanas. "No puedo dejar de pensar en ella, en s√≠ me pasaba algo", se angustia. "Encima yo lo conoc√≠a a Sebasti√°n. Hasta hace cinco meses yo viv√≠a frente a la estaci√≥n de servicio donde √©l labura, en Beir√≥ y Lincoln. Iba dos o tres veces por d√≠a a cargar nafta o a inflar las gomas y siempre charl√°bamos. Es un laburante como yo", dijo, e insisti√≥: "√Čl se llev√≥ la peor parte. Lo √ļnico que puedo rescatar es que gracias a m√≠, a pesar de todo lo que pas√≥, el tipo par√≥. Porque si no chocaba se iba y nadie m√°s lo encontraba".

Rojas asegura que el abogado le dijo que el seguro no se har√° cargo de reparar los da√Īos de su auto, que qued√≥ inservible. El nivel de alcoholemia de Ivanovich, sumado a otras irregularidades, hacen que se dificulte recuperar algo del valor del veh√≠culo en lo inmediato "Me arruin√≥ la vida, me dej√≥ secuelas y me hizo pelota el auto, pero por lo menos est√° detenido. Yo al otro chico lo quiero ayudar en lo que pueda", se esperanza Rojas.

En cuanto al estado de salud del ciclista y playero, Ana, su esposa, cont√≥ que "le est√°n sacando los sedantes para ver como reacciona. M√°s all√° de todas las complicaciones sigue grave, porque el da√Īo en el cerebro est√°". Devoto y su mujer son padres de dos hijos.

No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.