Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Semana Mundial del Parto Humanizado

“El poder de parir est√° en vos”: de nacimientos respetados y violencias obst√©tricas.



Durante esta semana se recuerda la posibilidad de elegir, de parir sin forzamientos, violencias e imposiciones. Datos del Observatorio de Violencia Obst√©trica, de Las Casildas, indican que el 75% de las mujeres dice haber sufrido alg√ļn tipo tipo de maltrato durante el nacimiento.



Del 13 al 19 de mayo se celebra la Semana Mundial del Parto y Nacimiento Respetado. Este a√Īo, bajo la consigna "El poder de parir est√° en vos". ¿Cu√°les son nuestros derechos a la hora de entrar a una sala de partos?

¿Cu√°les son las violencias ocultas bajo algunos procedimientos o, incluso, frases que parecen inocentes? ¿Qu√© marcas dejan?

Seg√ļn la Sociedad Argentina de Pediatr√≠a, "el t√©rmino 'parto respetado' o 'parto humanizado' hace referencia a una modalidad de atenci√≥n del parto caracterizada por el respeto a los derechos de los padres y los ni√Īos y ni√Īas en el momento del nacimiento. Es decir, en consonancia con las necesidades y deseos de la familia que va a dar a luz".

La Ley de Parto Humanizado N¬ļ 25.929 y su reglamentaci√≥n promueven que se respete a cada familia en sus particularidades y que se la acompa√Īe en la toma de decisiones seguras e informadas. Se busca, siempre, que los partos se desarrollen de la manera m√°s natural posible. Pero es muy distinto lo que suele suceder puertas adentro de las instituciones. Y no se trata de prescindir de ellas, sino de crear consciencia y de estar alertas, para que parir no sea vergonzoso y culpabilizador, sino poderoso y emocionante. Para respetar el sentir propio y conectar con ese momento, √ļnico en la vida.

Seg√ļn Julieta Saulo, referente de la agrupaci√≥n feminista Las Casildas y del Observatorio de Violencia Obst√©trica (OVO), "la diferencia entre un parto respetado y uno que no lo es consiste en el lugar en el que se ubica a la mujer. Lamentablemente la gran mayor√≠a de los partos y los nacimientos no tienen a las mujeres en el centro de la escena, todo lo contrario. Tienen un rol totalmente secundario, se las vulnera, se las violenta sistem√°ticamente, dejando secuelas de por vida, en sus vidas y en el v√≠nculo con sus hijos".

"Mamita", "nena", "gorda": la violencia obst√©trica en diminutivos y en n√ļmeros Seg√ļn la encuesta de secuelas de violencia obst√©trica, de OVO, presentado en abril del este a√Īo en la Legislatura Porte√Īa y basado en 1.106 casos, en su mayor√≠a dentro de instituciones privadas, el 74,6% de las mujeres dice haber sufrido alg√ļn tipo tipo de maltrato verbal o f√≠sico durante el nacimiento. Veamos de que se trata, porque para saber qu√© parto es el humanizado, debemos recordar qu√© parto no lo es.

El 83,7% de las mujeres que participaron de esta encuesta expresan que "desestimaron sus pedidos" en el momento del parto; el 68,8% dice haber recibido sobrenombres o diminutivos como "mamita", "nena", "gorda", etc. El 54,7% dice haber sentido que ponía en riesgo la vida de su hijo y el 41% recibió burlas, mientras que el 31% de estas mujeres se sintieron culpables por situaciones ocurridas durante el nacimiento.

Las "conductas aleccionadoras" generan una inseguridad en las mujeres, producto de un modelo que el informe cataloga como "dominante, mis√≥gino y cruel". Tal vez por eso, la frase estrella de este a√Īo durante la Semana del Parto Respetado menciona "el poder de parir", para recuperar un saber y un poder que no es de otros (a lo sumo, tienen el rol de asistir, acompa√Īar, informar, prevenir).

Dice el informe del Observatorio de Violencia Obst√©trica: "Desde la primera imposici√≥n: acostarse (litotom√≠a), quedarse quieta con conexi√≥n con una v√≠a fija al suero, ya la persona gestante deja de ser aut√≥noma para convertirse en un objeto de observaci√≥n e intervenci√≥n (acceso al “campo” seg√ļn los profesionales). Aqu√≠ arrancan los riesgos absolutamente innecesarios con su catarata de intervenciones para 'subsanarlos': el/la beb√© no desciende, se ralentiza el proceso de parto, el perin√© sufre mayor compresi√≥n y esfuerzo en su zona posterior, se presionan los grandes vasos sangu√≠neos maternos, poniendo en riesgo la correcta oxigenaci√≥n del/a beb√© y aumentando las posibilidades de sufrimiento fetal, se reduce el espacio p√©lvico √≥seo al comprimir la zona sacra". Y todo esto, aunque suene duro, lleva a m√°s intervenciones.

Por otra parte, el 71% de las mujeres recibieron demoras en la atención como castigo, imposiciones de procedimientos innecesarios (54%) y amenazas con no ser asistidas si no hacían caso (51%).

Algunos procesos obst√©tricos dejan marcas y cicatrices f√≠sicas, emocionales y psicol√≥gicas en la vida de muchas. Un 76,1% sinti√≥ un cambio en su estado emocional y psicol√≥gico, el 60,2% sinti√≥ que esto impact√≥ en la relaci√≥n con su cuerpo, la mitad de las consultadas qued√≥ con una sensaci√≥n de verg√ľenza por las marcas y cicatrices.

Parto vaginal o ces√°rea

Seg√ļn el doctor Gast√≥n Hofman, neonat√≥logo e investigador de la Fundaci√≥n INFANT, "en la Argentina, las ces√°reas superan el 30% y en el sector privado pueden alcanzar m√°s del 70%. En los √ļltimos a√Īos, la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS) ha exhortado a los pa√≠ses a disminuir el n√ļmero de ces√°reas y limitarlas a indicaciones m√©dicas".

En un 10 a 15% de los partos, el parto vaginal implica un riesgo para la mamá o para el bebé. En estos casos, la cesárea es recomendada, imprescindible. "Cuando existe un riesgo para la salud de la embarazada o la del feto, la cesárea es un procedimiento correctamente indicado y efectivo para prevenir complicaciones en la madre y en el bebé. Pero existe amplia evidencia científica sobre los problemas en la salud de ambos cuando la cesárea ocurre sin una clara indicación medica", dice el profesional.

Estos son algunos beneficios del parto vaginal, que detalla Hofman:

- Hace que los pulmones del bebé estén preparados para respirar aire al nacer, hecho que se dificulta después de las cesáreas; las consecuencias en algunos casos son dificultades respiratorias y un control en la terapia intensiva neonatal.

- Mejora el vinculo madre-bebé y la lactancia, ya que hay menos dolor y medicación.

- Además, recientemente se está reconociendo la importancia del microbioma en salud. Hay evidencia de que el trabajo de parto y el parto vaginal permiten la colonización del tracto intestinal del bebé por flora bacteriana materna. Las consecuencias de esto se están investigando actualmente, pero favorecería sus defensas, además de un posible impacto en prevención de enfermedades a largo plazo como la diabetes y enfermedades autoinmunes.

No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.