Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

√Āngel Mahler: de Villa Devoto al Mundo.

Amor por la ópera y los musicales. Emprendedor nato, productor de teatro y optimista por naturaleza. Debe y haber como funcionario.





√Āngel Mahler es rata en el hor√≥scopo chino. “Siempre sobrevivo”, dice al final de una larga charla mientras toma t√© verde en Pony Line, el elegante bar del Four Seasons Hotel Buenos Aires. M√ļsico, compositor, creador y productor de espect√°culos, ex ministro de cultura de la Ciudad, lleva m√°s de tres d√©cadas en escena.

Naci√≥ en Villa Devoto como √Āngel Jorge Pettit. Su padre era metal√ļrgico y su madre, maestra. En su casa siempre se escuchaba √≥pera. “Pap√° era fan√°tico, habitu√© del Col√≥n, investigaba, los domingos escuchaba todo el d√≠a en la radio. Fui por primera vez al Col√≥n con √©l, cuando ten√≠a siete a√Īos. Vimos ‘Don Giovanni’, no entend√≠ mucho, pero empec√© a enamorarme de la √≥pera”.

A los siete comenz√≥ a estudiar piano, luego armon√≠a y composici√≥n. Curs√≥ dos a√Īos de Electrotecnia en la Universidad Tecnol√≥gica Nacional para darle el gusto a los padres, pero se rateaba para ir a los conciertos. “Estaba convencido, pero era casi una utop√≠a pensar en vivir de la m√ļsica”.

La utop√≠a se convirti√≥ en realidad. Pudo vivir de la m√ļsica, tuvo y tiene su propia productora, fue socio de Pepe Cibri√°n por m√°s de treinta a√Īos –juntos crearon “Dr√°cula”, “El jorobado de Par√≠s” y “Las mil y una noches”, entre muchos otros musicales– y ahora es productor de espect√°culos en sociedad con Leo Cifelli. En cartel tienen “El vestidor” y “Siddharta” y preparan “Hello, Dolly!” para el pr√≥ximo a√Īo.

¿Por qu√© decidi√≥ cambiarse su apellido por Mahler?

A los 18 escuch√© por primera vez la segunda sinfon√≠a de (Gustav) Mahler y se convirti√≥ en uno de mis compositores favoritos. Decid√≠ homenajearlo y, adem√°s, me gustaba c√≥mo sonaba √Āngel Mahler.

También podía sonar pretensioso o soberbio de su parte.

Lo s√©, pero no me abri√≥ ni me cerr√≥ ninguna puerta. No soy ni mejor ni peor m√ļsico por llamarme Mahler. Incluso es m√°s dif√≠cil llamarse Mahler que Pettit. No lo hice para aprovecharme ni por pretensioso.

Hace unos a√Īos el m√ļsico Manolo Ju√°rez cont√≥ que lo hab√≠a echado de su clase cuando se enter√≥ de su cambio de apellido y le pregunt√≥ si conoc√≠a y amaba la m√ļsica de Mahler y usted le contest√≥ que no.

Nada m√°s lejano a la verdad, esa historia es inventada y le dio m√°s notoriedad a √©l que otra cosa. Lo quiero a Manolo, fue mi maestro y un gran m√ļsico. Incluso como alumno llegu√© a tocar con su grupo, fui gran amigo suyo. Pero es un hombre grande y no quiero herir a nadie. Si no hubiese sido un muy buen alumno, no podr√≠a haber hecho lo que hice. Un mal alumno no tiene tanta suerte.

¿De qu√© obra se siente m√°s orgulloso?

“Dr√°cula” tiene un encanto particular, pero elegir√≠a “Las mil y una noches”. Est√°n desarrollados los personajes, el argumento es muy bueno y me dio la posibilidad de crear una m√ļsica muy linda. Despu√©s, un adagio para cello y orquesta que lo tocaron bastante y la Sinfon√≠a del Fin del Mundo. Ahora voy a hacer la segunda, basada en las Cataratas, y la tercera, en los glaciares.

¿Prestigio o popularidad?

Siempre elegí hacer lo que sentía. Ahora quiero enfocarme en las sinfonías y que se escuchen en el mundo.

¿Qu√© balance hace de sus 32 a√Īos con Pepe Cibri√°n?

Profesionalmente es muy positivo. En lo personal, siento que nos ayudamos durante mucho tiempo, pero me queda una sensaci√≥n de ingratitud y no me gusta. Fueron muchos a√Īos juntos y podemos no trabajar, pero podr√≠amos seguir siendo amigos y no lo somos.

¿Por qu√© se separaron?

Porque empezamos a ver las cosas distinto. El musical se transformó en un entretenimiento y quiero sumar los aspectos tecnológicos al contar una historia, como pasa en otros lugares. La intención de Pepe es ir por el lado del teatro y de la prosa. Es muy respetable.

Ahora est√° en una nueva etapa.

S√≠, despu√©s de mi paso por el Ministerio de Cultura de la Ciudad decid√≠ volver a producir de teatro. Ahora con Leo Cifelli como socio. Eleg√≠ “El vestidor” porque me qued√© fascinado desde que vi la pel√≠cula a los 23 en el Cine Arte. La protagonizan Arturo Puig y Jorge Marrale y dirige Corina Fiorillo, en La Plaza. Tambi√©n tenemos “Siddharta”, comedia musical y circo, una idea de Germ√°n Barcel√≥ y mi hijo Dami√°n, dirigida por Flavio Mendoza, con Facundo Mazzei, Osvaldo Laport y Karina La Princesita. Est√° en el Broadway hasta fin de a√Īo y despu√©s va a Carlos Paz.

Y la gran apuesta para 2019 es “Hello, Dolly!”.

S√≠, es una comedia fant√°stica. Mi mujer se llama Dolores y no la hab√≠a visto. Vimos la pel√≠cula y la empec√© a bromear con el Hello Dolly y ella a decirme: “Por qu√© no la hac√©s, si te gusta tanto”. La estrenamos el 17 de abril en el Astral.

¿Convocaron a Natalia Oreiro?

S√≠, pero no puede. Estamos buscando la nueva Dolly. Est√°n confirmados Dar√≠o Lopilato, Agust√≠n Sullivan y Carla del Huerto y estamos cerrando el elenco. La va a dirigir Arturo Puig, con escenograf√≠a de Ren√© Divi√ļ, vestuario de Renata Schussheim y coreograf√≠a de Elizabeth de Chapeaurouge. Un equipo de lujo.

¿C√≥mo se hace para producir espect√°culos en un contexto econ√≥mico tan cr√≠tico y cambiante?

Leo y yo somos la cabeza de producci√≥n y direcci√≥n art√≠stica y tenemos el aporte de muchos inversores, como sucede en Estados Unidos. En “Hello, Dolly!” son m√°s de doce. As√≠ nadie sale herido.

En 2016 su nombramiento como Ministro de Cultura del Gobierno de la Ciudad fue cuestionado por su falta de experiencia en la gesti√≥n p√ļblica y cultural. ¿Por qu√© cree que lo eligieron y por qu√© acept√≥?

Me acerqué a Mauricio Macri en 2008 con el proyecto para mejorar la avenida Corrientes y ahí me conocieron en las distintas áreas de gobierno y conocieron mis ideales. El mundo cultural de Buenos Aires, salvo algo puntual, lo recorro desde mi adolescencia. Me sorprendió, no lo esperaba, pero sentí que podía hacerlo y hacer muchas cosas buenas.

¿Cu√°les fueron los logros de su gesti√≥n?

Elev√© de 30 a 45 millones de pesos la asignaci√≥n a los teatros independientes a trav√©s de Proteatro. Habilitamos 30 espacios, entre ellos, El Exc√©ntrico, de Cristina Banegas, que llevaba 35 a√Īos sin habilitarse. La Banda Sinf√≥nica estaba devastada. Hicimos concursos y volvi√≥ a tener su lugar y a hacer conciertos. Los centros culturales ten√≠an una programaci√≥n de lujo, la Feria de Mataderos, hicimos actividades culturales en los barrios, pusimos en valor cinco de los museos de la ciudad.

¿Qu√© le hubiese gustado hacer y no lleg√≥?

El festival Fringe de teatro independiente. Iba a ser una revoluci√≥n. En Edimburgo, donde naci√≥, se hacen m√°s de 3.000 obras cada a√Īo en 600 lugares diferentes y van entre 6 y 7 millones de personas. Tambi√©n me qued√≥ pendiente modernizar los festivales de la ciudad. Son obsoletos y hay que darles una vuelta de tuerca. Y la apertura del Teatro Alvear. Con el Ministerio de Desarrollo Urbano hicimos un proyecto hermoso, iba a quedar como un peque√Īo Col√≥n, pero las prioridades las marca el Jefe de Gobierno.

¿Se fue o le pidieron la renuncia?

Iba al ministerio a las siete de la ma√Īana y me iba a la diez de la noche. Lo hice con amor, pero la salud se me resinti√≥, estaba con mucha presi√≥n y fue mi l√≠mite. Adem√°s, pensaba que iba a tener los fines de semana para componer y no fue as√≠. Entonces decid√≠ volver a mi actividad privada.

Se reconoce un optimista por naturaleza. ¿C√≥mo se hace?

Muy pocas veces me contrataron, todo fue autogestión. Soy rata en el horóscopo chino. Siempre sobrevivo.

Cecilia Escola

No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.