Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Devoto: Un padre afirma ser víctima de "una falsa denuncia" de su ex esposa.

El derrotero de un hombre que desde hace "3 a√Īos y 9 meses" debe ver a su hijo "90 minutos por semana" en una helader√≠a. Asegura que otros padres alejados de sus hijos enfermaron y murieron: "Ya estuve internado por mi coraz√≥n, que no funciona como antes. Quiero que esto no le pase a ning√ļn padre m√°s"





"Me interno", indica el asunto del mail que env√≠a Norberto Leszczuk, quien ten√≠a prevista una entrevista con este medio. "Tienen que hacerme un cateterismo, es evidente que mi coraz√≥n ya no funciona como antes". El hombre asegura que sus problemas de salud son una de las consecuencias del derrotero judicial que atraviesa hace 3 a√Īos y 9 meses a ra√≠z de "una falsa denuncia para separarme de mi hijo". Una vez dado de alta, insisti√≥ en contar su historia a Infobae "para que este sufrimiento no lo pase ning√ļn otro pap√°".

Y as√≠ ocurri√≥. A pesar de los 8 grados de aquella ma√Īana, el encuentro con Leszckuk fue en una helader√≠a de Villa Devoto. Es que este local se convirti√≥ en uno de los lugares m√°s importantes en la vida de Norberto durante estos √ļltimos a√Īos. La Justicia resolvi√≥ que este es el √ļnico sitio donde puede compartir un momento con su hijo, Mat√≠as, de 11. Precisamente, "90 minutos por semana", detalla el hombre. El padre del menor lleva muy bien la cuenta: "En estos tres a√Īos y 9 meses, a Mat√≠as lo vi poco m√°s de 260 horas, es decir, 11 d√≠as".

El drama comenz√≥ en septiembre de 2014. Norberto ya estaba separado de Andrea: "Cuando ella decidi√≥ divorciarse no le puse ning√ļn reparo. Ten√≠amos una relaci√≥n normal, hab√≠amos acordado las cuestiones econ√≥micas y los d√≠as de visitas para Mat√≠as", recuerda. Entre 2007 y 2011, la pareja vivi√≥ en Estados Unidos y Norberto ten√≠a un empleo estable. Como consecuencia del divorcio, Andrea regres√≥ a Argentina junto a Mat√≠as, y Norberto permaneci√≥ dos a√Īos m√°s en el pa√≠s del norte: "Me volv√≠ para ver a mi pibe, no soportaba m√°s el dolor por estar alejado y √©l necesitaba una imagen paterna. Te aclaro que, mientras me qued√© all√°, le pasaba a mi ex esposa 700 d√≥lares por mes, es decir, alrededor de 16 mil d√≥lares en total".

"A Matías no lo vas a ver más"

Norberto ya estaba instalado nuevamente en Capital Federal y el contacto con Mat√≠as se manten√≠a sin inconvenientes: "√ćbamos a la cancha a ver a River o mir√°bamos el partido en casa cuando jugaba de visitante", recuerda sobre algunos de los momentos que compart√≠an. Pero un fin de semana todo comenz√≥ a cambiar. Todo comenz√≥ a ponerse cada vez m√°s turbio.

"El 28 de septiembre de 2014, un fin de semana que Matías debía estar en mi casa, apareció su madre, estaba sacada", enpieza a relatar el denunciante sobre el inicio de una historia que iba a dar para largo.

"Vino sola. Mat√≠as, un amigo y yo est√°bamos en la vereda. Me dijo ´vos a Mat√≠as no lo vas a ver m√°s, ¿por qu√© no te volv√©s a Estados Unidos?´ y me tir√≥ una pi√Īa que pude esquivar. Mi hijo estaba mirando toda la situaci√≥n, as√≠ que lo dej√© ir con ella para evitar algo peor", contin√ļa Norberto, al describir esos minutos de tensi√≥n.

Tras esta situación, Andrea dio el primer paso que toda mujer debe hacer ante casos de violencia de género. Aunque el papá de Matías afirma que se trató de "una falsa denuncia por amenazas de muerte, apoyada por un falso testigo". Al respecto, cuenta que esa persona fue "su abogado, que resultó ser también su novio. Esto derivó en un juicio penal y civil en mi contra con una perimetral respecto a mi ex y por lo tanto, también de nuestro hijo. La perimetral fue inmediata y por 60 días, sin que siquiera yo fuera llamado a declarar".

– Usted dijo que el divorcio ven√≠a transit√°ndose con normalidad, ¿por qu√© su ex esposa cambiar√≠a tan abruptamente su actitud?

– Todo esto tiene un arquitecto que es su novio y abogado. Estoy seguro de que si su pareja era otra persona, nada de esto pasaba. Su actitud cambi√≥ a partir de la llegada de este hombre. El objetivo de ella pas√≥ a ser sacarme de la vida de mi hijo. Todo este tiempo no lo vi en sus cumplea√Īos, ni en el d√≠a del ni√Īo, nada. Ahora viene el d√≠a del padre y tampoco lo voy a poder ver, y ese d√≠a no voy parar de pensar que mi hijo va a estar con el tipo que estuvo detr√°s de la falsa denuncia en mi contra.

-¿C√≥mo fundament√≥ la denunciante las supuestas amenazas que recibi√≥ de su parte?

-Ella hizo la denuncia en la comisar√≠a 45, presentando como √ļnico testigo a su novio, a pesar de que ni siquiera estuvo en el momento de las supuestas agresiones, y al d√≠a siguiente fue a la oficina de violencia familiar. Hizo una presentaci√≥n en la cual me trat√≥ de alcoh√≥lico y drogadicto. A partir de all√≠ comenz√≥ a extender esta situaci√≥n en el tiempo: me pusieron una perimetral por 60 d√≠as, la primera fue el 2 de octubre de 2014, y luego la renovaron cuatro veces sin ninguna justificaci√≥n. No le pidieron ninguna prueba. Cuando intervino la asistente de menores, autom√°ticamente le dieron la guarda de Mat√≠as a la madre.



Infobae contact√≥ al Dr. Hern√°n Campi, abogado del pap√° de Mat√≠as para que, m√°s all√° del caso puntual de su defendido, explique c√≥mo la denunciante de Norberto pudo avanzar sin pruebas concretas, tal como √©l indica: "Hay una tendencia en los √ļltimos 10 a√Īos, sobre todo despu√©s de las formulaciones de las leyes de violencia de g√©nero. El sistema argentino se transform√≥ en pendular, es decir, paso de una desprotecci√≥n desmesurada de la madre a una sobreprotecci√≥n a ultranza. Los peritos hipotetizan sobre causas que no conocen y valorizan lo que dice la denunciante, sin saber si es verdadero o no. Mi labor como abogado ser√≠a mucho m√°s f√°cil estando del lado de la madre de Mat√≠as".

Por su parte, el abogado Christian Poletti coincidió con su colega: "La ley de protección integral a las mujeres está haciendo algunos desastres. Cualquiera que es denunciado por una mujer está en serio riesgo de tener un proceso penal sumamente injusto", opinó. Poletti tampoco se sorprendió por otros aspectos de la causa que relata Leszczuk: "Hay muchos casos como este, incluso con hombres que fueron condenados solo por los dichos de la víctima. Si lo que dice parece coherente, es suficiente y no hay necesidad de que declare el padre. Yo participé de juicios orales en los que las denunciantes se quebraban y reconocían que su acusación no era del todo cierta. Pero de todo esto se habla poco porque está mal visto".

El proceso y las decisiones en torno a Matías continuaron, y Leszczuk insiste en afirmar que él fue dejado al margen: "En la audiencia, la jueza determinó que a Matías lo voy a ver 90 minutos en éste lugar, la heladería. Esa decisión se tomó a raíz del informe de una psicóloga que atendió a mi hijo sin mi autorización. Esto es grave porque, tratándose de un menor, una atención psicológica requiere la autorización de ambos padres. Esta psicóloga emite un informe que dice que mi hijo tiene que tener visitas supervisadas. Se excusa diciendo que la madre dijo esto, la madre dijo lo otro y reconoce que a mí nunca me entrevistó".

La denuncia contra Norberto comenz√≥ como una causa penal por aquellas presuntas amenazas contra Andrea, pero la historia comenz√≥ a cambiar. Seg√ļn se√Īala el abogado del pap√° de Mat√≠as, "la causa por ese delito de acci√≥n p√ļblica comenz√≥ en el juzgado penal pero el juez se declar√≥ incompetente porque no se pudieron demostrar esas amenazas". A prop√≥sito, el letrado resalt√≥ que "el dato que llam√≥ la atenci√≥n para bajarle la calidad a la denuncia fue que el testigo, el novio de la denunciante, estaba en la esquina de la casa de Norberto, a media cuadra. Entonces… ¿el hombre vio que alguien le iba va a pegar a su pareja y no hizo nada para defenderla? Eso hizo bajarla denuncia de amenaza a contravenci√≥n y las actuaciones siguieron adelante en el fuero de contravenciones".

As√≠ y todo, continuaban renov√°ndose las perimetrales, y la helader√≠a en Villa Devoto segu√≠a siendo el √ļnico lugar en donde Norberto pod√≠a pasar 90 minutos con su hijo, supervisado por su abuela materna. "Con tu silencio, vos sos c√≥mplice de todo esto", le dijo alguna vez a la madre de su ex esposa. El pap√° de Mat√≠as, ingeniero en sistemas, volvi√≥ a hacer cuentas: "Por todo esto, hace 1.341 d√≠as que veo a mi hijo 90 minutos en esta helader√≠a". Y agreg√≥ una llamativa comparaci√≥n: "Un preso en una c√°rcel bonaerense ve a su hijo al menos 120 minutos en cada visita".

Ya en 2016, la causa comienza a tomar un giro: "El fiscal lo llamó a mi abogado y le dijo que investigaron absolutamente todo, hasta teléfonos y mails, y no había nada para seguir con la causa por hostigamiento. De todos modos tuve que cumplir una probation, algo que le corresponde a un tipo que es culpable de algo".

Crisis de nervios e internaciones

El hombre denunciado tuvo una buena noticia en febrero de 2017: "Tuve el sobreseimiento definitivo de toda la causa penal, es decir que para la Justicia, ese hecho denunciado en 2014 nunca sucedió". Entonces, con otro panorama, Norberto puso el foco en recuperar el régimen de tenencia compartida para Matías.

Sin embargo, en septiembre de 2017 lleg√≥ otro mal trago. Esta vez, acompa√Īado por consecuencias en la salud de Norberto: "La jueza dictamin√≥ que cuando estoy con mi hijo me tiene que ver una asistente social y no la abuela de mi ex, que es lo l√≥gico y elemental. Pero la asistente social cobraba 1.200 pesos la hora y la jueza orden√≥ 20 horas por mes, durante dos meses. Eso sumaba 48 mil pesos y yo gano en mano, restando lo que le corresponde a mi hijo, 20 mil pesos".

Este impedimento, ahora econ√≥mico, termin√≥ de sacar de eje al padre denunciado: "El 13 de septiembre de 2017 me agarr√≥ una crisis de nervios y me internaron. En todo este tiempo me da√Īaron el coraz√≥n, tengo cinco stent. La semana pasada tuve dos intervenciones quir√ļrgicas en el coraz√≥n".

El abogado de Leszczuk tramita durante estos días la implementación de las visitas supervisadas con el Centro Ameghino, especializado, entre otras áreas, en revinculaciones familiares sin costo: "Hace un mes que estoy esperando. Mientras tanto, y faltando poco para el próximo día del padre, a Matías tengo que verlo en esta heladería".

– ¿Tom√≥ contacto con otros padres en situaciones similares? ¿C√≥mo sobrellevan estos procesos?

-S√≠, somos muchos. En los √ļltimos 4 meses, en el grupo de padres en el que compartimos nuestras experiencias registramos la muerte de tres pap√°s que estaban impedidos de ver a sus hijos. A mi abogado ya le dej√© un escrito con lo que tiene que hacer si yo muero. Mir√°, en 2014 yo jugaba dos o tres partidos de f√ļtbol por semana y corr√≠a 10 kil√≥metros dos veces por semana. Ahora no puedo caminar unas pocas cuadras por miedo a caerme seco. Esto es mala sangre, es lo que le pasa a la gente que espera a la Justicia y no responde".

– Todo indicar√≠a que volver√° a compartir momentos con su hijo como antes, ¿tomar√° ahora usted medidas ante la Justicia?

-No, yo solo estoy esperando que me devuelvan a mi hijo, porque a partir de una falsa denuncia y un falso testigo me lo secuestraron. Quiero llevarlo a la cancha, a pescar, a la plaza. Tener la actividad normal de un padre con su hijo.

– ¿Qu√© buscar√° ahora entonces?

-Quiero que esto no le pase a ning√ļn padre m√°s. Quiero que la Justicia act√ļe, porque la ley est√°. Soy ingeniero en sistemas, trabaj√© en compa√Ī√≠as internacionales en Argentina y Estados Unidos, pero con esta Justicia cualquiera puede ensuciar tu nombre. Todo lo que sufr√≠ me perjudic√≥ en mi salud, y se de otros padres en mi situaci√≥n que murieron. Pero mi salud no significa nada al lado de c√≥mo le arruinaron la vida a mi hijo, que no pudo estar conmigo por un hombre que conoce los vericuetos legales. Mi caso va a terminar, pero va a caer m√°s gente por una mina que mete una falsa denuncia y le cagan la vida a un padre.

– Pero no debe haber retrocesos en las leyes de protecci√≥n hacia las mujeres…


-No, en absoluto, pero es necesario hacer cambios. Se tiene que garantizar la protección de las mujeres que de verdad sufren violencia de género, porque de lo contrario no hacen la denuncia por temor a que les pase algo a ellas o a su familia. Pero también muchas aprovechan para llevar agua para su molino. Por eso pido que se aplique el Código Penal y las que promueven falsas denuncias contra los padres vayan presas.

No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.