Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

"Superhéroes virtuales": usan la tecnología para cambiarle la vida a la gente

NOTICIAS DEL BARRIO
Son personas comunes. Pero aprendieron a conseguir objetivos gracias a las redes sociales.
¿Puede tu smartphone ayudarte a cambiar el mundo? Varios ejemplos demuestran que s√≠. Gracias a ese aparatito que tiene el 67% de los argentinos, las personas comunes pueden convertirse en "h√©roes virtuales" que arman campa√Īas, insisten a funcionarios, recaudan dinero, o instalan pol√©mica. Tambi√©n lo usan, con mayores conocimientos t√©cnicos, los emprendedores que aportan su grano de arena. Clar√≠n reuni√≥ a algunos de ellos y cuenta su historia.



 Noticias del barrio
"Superhéroes virtuales": usan la tecnología para cambiarle la vida a la gente
Compartir



Relacionadas

M√°s+

Destacadas

M√°s+




4/7/2017

Solidaridad

¿Puede tu smartphone ayudarte a cambiar el mundo? Varios ejemplos demuestran que s√≠. Gracias a ese aparatito que tiene el 67% de los argentinos, las personas comunes pueden convertirse en "h√©roes virtuales" que arman campa√Īas, insisten a funcionarios, recaudan dinero, o instalan pol√©mica. Tambi√©n lo usan, con mayores conocimientos t√©cnicos, los emprendedores que aportan su grano de arena. Clar√≠n reuni√≥ a algunos de ellos y cuenta su historia.

Conmovedoras historias de argentinos solidarios

Salvina Spota (42) vive en Palermo, es cantante y compositora, aunque tiene mucho "trabajo" en Twitter. Con insistencia, se impone ante funcionarios y obras sociales. Tambi√©n lidera un equipo formado por unos 100 tuiteros que amplifican los mensajes: "uno se toma el trabajo de arrobar a todos los famosos", precisa. Sus publicaciones llegan a los 500 retuits y las 100.000 impresiones. Es tanto el alcance, que la gente le pregunta "¿c√≥mo puedo ayudar?" y hasta la reconocen por la calle.

"Superhéroes virtuales": usan la tecnología para cambiarle la vida a la gente Salvina Spota es una justiciera en Twitter (Rubén Digilio).

Todo empez√≥ con Alan, un nene de La Rioja que necesitaba un traslado de hospital urgente. El tema alcanz√≥ relevancia nacional y una vez "ganada la causa", el grupo tuitero festej√≥ con un asado. Desde entonces, Salvina no par√≥. La siguiente fue Brittany, una salte√Īa de 15 a√Īos que necesitaba un trasplante. "En el lugar donde se hospedaban no entraba la silla de ruedas y com√≠an d√≠a por medio. La situaci√≥n era muy l√≠mite", cuenta. Gracias a donaciones, pagaron estudios en el Fleni y consiguieron un hotel tres estrellas.

"Superh√©roes virtuales": usan la tecnolog√≠a para cambiarle la vida a la gente Mateo Salvatto, de 18 a√Īos, cre√≥ una app para personas sordas (Rub√©n Digilio).

Otro que quiere ayudar es Mateo Salvatto. Apenas termin√≥ el secundario, este chico de 18 a√Īos se puso a desarrollar una aplicaci√≥n que brinda mayor independencia a las personas sordas. Se llama "H√°blalo" y su uso es muy simple. Act√ļa como un traductor “voz- texto” y “texto-voz”. Si escribimos una frase, el celular la pronuncia. Y si alguien nos habla, aparece lo que dijo escrito en la pantalla. Disponible en Android, tiene 6.200 descargas y m√°s de 4.000 usuarios activos en Latinoam√©rica y Espa√Īa.

"Mi mamá es intérprete y profesora, y luchó por los derechos de los sordos. Tengo amigos y conocidos que lo son. Por eso busqué una manera de ayudarlos", cuenta el futuro analista de sistemas. Pero Mateo va más allá, y tiene planificadas otras dos aplicaciones para esta comunidad. "Estoy armando un equipo de desarrollo, porque solo no doy abasto. Busco a personas que sepan programar bien y que tengan ganas de ayudar a otros", cuenta el joven emprendedor.

El Batman solidario de La Plata que alegra a chicos internados Seg√ļn la √ļltima encuesta de Voices!, 8 de cada 10 argentinos se consideran solidarios y son las mujeres quienes m√°s lo sienten: el 28% se declara "muy solidaria" contra el 20% de los hombres. Es que para colaborar no existen las excusas. Ni los hijos, ni los trabajos detuvieron a Mamis Solidarias, un grupo de 11 mujeres que viven en Canning. Tienen cuentas en Facebook, Twitter, e Instagram. A trav√©s de las redes sociales se suman muchas "amigas" con sus aportes. Y fue por un mensaje privado en Facebook como les lleg√≥ el caso de V√≠ctor Sanabria, un chico de 13 a√Īos que estuvo internado y con el que estuvieron muy comprometidas.

“Las redes sociales son una herramienta maravillosa”, dice Laura Furman (42), community manager y una de las creadoras del grupo. “Generamos un puente entre los que quieren ayudar y los que lo necesitan. Apoyamos a dos merenderos, a una comunidad guaran√≠ en Misiones, y damos charlas en colegios”, describe.

Otra forma de colaborar es a trav√©s del "crowdfunding" o financiamiento colectivo. Permite a cualquier persona u ONG crear una p√°gina para recaudar donaciones con un fin determinado. En otras palabras, invita a "hacer una vaquita" en forma virtual. La plataforma Nobleza Obliga es la √ļnica exclusiva para fines solidarios de la Argentina y fue la primera de Latinoam√©rica. Tiene unos 15.000 usuarios registrados y ayud√≥ a financiar 375 causas.

¿C√≥mo surgi√≥ la idea? "Vimos que era una buena herramienta para los casos sociales. La gente lo hac√≠a naturalmente, sal√≠a a buscar ayuda", responde Mariano Ruani, su fundador. "Buscamos darle transparencia: el responsable cuenta qu√© hizo con la plata. Todo es visible", agrega. En cada causa se define cu√°nto dinero se necesita y se pone un tiempo l√≠mite. Aunque no se alcance el objetivo, la persona recibe todo lo recaudado. As√≠, crearon la Casa-Museo de Ernesto S√°bato, entregaron canastas navide√Īas para 25 familias, y juntaron 75.000 pesos para Leonel Ferreyra, un nene de 4 a√Īos con par√°lisis cerebral.

Con un objetivo diferente –juntar firmas, no dinero-- Change.org es famosa en todo el mundo. En Argentina la usan casi 5 millones de personas y tenemos el √≠ndice m√°s alto de “victorias”: desde 2013 hubo 835. Esto significa que quienes iniciaron la campa√Īa lograron su objetivo. Cada petitorio va dirigido a alguien, por ejemplo un funcionario. Y cada vez que un ciudadano firma, esa persona recibe un mail. Por eso, Carlos Sarasibar (53) dice con euforia: “le explotamos la casilla al Ministro de Educaci√≥n de la Provincia”.

Este empleado de una empresa autopartista, que vive en La Plata, viaja dos veces por a√Īo a Salta con el grupo Integraci√≥n Neken Nanju. Ah√≠ conoci√≥ a Dino Montes, un maestro biling√ľe (wichi-espa√Īol). Gracias a un petitorio online que super√≥ las 35.000 firmas le renovaron el contrato laboral. "Necesitaba que la comunidad se involucre con un desconocido y lo publiqu√© en Change.org. Firm√≥ gente de muchos pa√≠ses. Qued√© tan conmocionado, que escrib√≠ un libro sobre la experiencia", cuenta este justiciero virtual.

LOS AYUDADOS

Nuevo hospital para Alan Lezano de La Vega. Este chico de 10 a√Īos, de La Rioja, tiene una insuficiencia renal cr√≥nica y una enfermedad inflamatoria intestinal. Un grupo de tuiteros organizaron una rifa, con la que compraron un aud√≠fono y fue una ayuda econ√≥mica para la familia. Adem√°s, lograron que la obra social lo traslade al Hospital Italiano, donde lo atienden en forma ambulatoria. "Gracias a Dios est√° mejor. Est√° en lista de espera (para un trasplante de ri√Īon). Antes yo ten√≠a que pelear por los cat√©teres, pero en este hospital no. Todo es m√°s √°gil", cuenta a Clar√≠n su mam√°, Ana de La Vega.

Unas 4.000 personas sordas usan '¡H√°blalo!'. Uno de ellos es Federico Sykes, director del Festival Internacional de Cine Sordo de Argentina. "La aplicaci√≥n es muy √ļtil para la comunidad sorda, incluy√©ndome. Nos sirve para poder comunicarnos con las personas oyentes", explica. "Antes, muchas veces me sent√≠a frustrado porque siempre ten√≠a que depender de alg√ļn oyente para ayudarme a hacer cosas. Ahora, gracias a esta app, puedo hacer tramites en el INCAA y otros lugares sin preocuparme sobre c√≥mo comunicarme. Creo que es una gran herramienta que beneficiar√° a muchas personas sordas", agrega.

La Casa-Museo de Ernesto S√°bato. El hijo del escritor, Mario Sabato, quiso restaurar la casa donde vivi√≥ su padre, en Santos Lugares, y convertirla en un museo. El municipio le otorg√≥ un subsidio, pero solo alcanzaba para la mitad de las obras previstas. Entonces, pidi√≥ ayuda a la comunidad virtual. Junto al equipo de Nobleza Obliga, cre√≥ una p√°gina para recaudar donaciones. Participaron 106 personas, que juntaron casi 68.000 pesos. "Gracias a vos, hoy la casa museo es un sue√Īo cumplido", publicaron como respuesta.

Mantener el puesto a maestro wichi. Dino Montes trabaja en la escuela 4197 del paraje Misi√≥n La Esperanza, en Salta. La mayor√≠a de los alumnos pertenecen a la etnia wichi y necesitan un maestro biling√ľe para entender a los que hablan en espa√Īol. Dino cumpl√≠a esa funci√≥n de int√©rprete (wichi-espa√Īol), pero en el segundo a√Īo de trabajo no le quer√≠an mantener el puesto. Los chicos se iban a quedar sin su ayuda y √©l sin poder alimentar a sus dos hijos, uno de ellos con leucemia. Gracias a una petici√≥n en Change.org, le renovaron el contrato y hoy sigue trabajando en la escuela.

Una pieza para V√≠ctor Sanabria. Es un chico de 13 a√Īos que padece sarcoma de Edwin --un tumor de los huesos-- y estuvo internado en el Garrahan. Las Mamis Solidarias lo ayudaron a construir un ba√Īo y una pieza en su casa, en Lomas de Zamora. Gracias a donaciones, consiguieron mano de obra, sanitarios, tanque de agua, grifer√≠as, calef√≥n, ca√Īos y techo. Hicieron el nexo con un profesor de guitarra que le dio clases en el hospital y le llevaron videos con saludos de jugadores de Boca. La semana pasada, V√≠ctor recibi√≥ el alta.



Ver Promociones
Ver Guía Comercial
Ver Restaurantes en El Barrio
Ver Delivery en el Barrio



Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.