Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Villa Devoto: “Un preso termin√≥ siendo dirigente”

Esa es una de las tantas historias que narra Marcelo Izquierdo, un fan√°tico de Lamadrid, en “Carceleros”, un libro donde vincula al club con la c√°rcel de Devoto y en el que cuenta an√©cdotas atractivas para el hincha del Ascenso.


 Noticias actuales de Villa Devoto
Villa Devoto: Un preso terminó siendo dirigente (Click en la foto)
2/6/15

Periodista de profesi√≥n, Marcelo Izquierdo fue corresponsal de una prestigiosa revista mexicana y otra espa√Īola. Y en su carrera tuvo el envidiable placer de trabajar en Cuba, Venezuela y hasta en Brasil. Pero al hombre en cuesti√≥n le tira el barrio. Su barrio: Villa Devoto. Ah√≠ naci√≥ y ah√≠ querr√° morir. Y en una charla con Ol√© demuestra su sentido de pertenencia, su devoci√≥n por los suyos. Un arraigo inmenso por el cual sinti√≥ la necesidad de expresarlo en un libro denominado “Carceleros”. Porque si uno habla de Lamadrid, su amor eterno, no puede pensarlo sin la c√°rcel de fondo. “Por el conocimiento que tengo, Lama es el √ļnico club que est√° frente a una prisi√≥n. Y todo se desarrolla ante la mirada de presos. Hombres que lanzan papelitos desde sus celdas, toallones azules que se asoman por las ventanas cual banderas... En fin, hay postales que son para enmarcar”, dice Izquierdo, mientras peina las canas de sus 50 a√Īos.

La c√°rcel de Devoto fue inaugurada en 1927 y Lamadrid irrumpi√≥ m√°s tarde en la zona, all√° por 1950. Y en el 63 ya los quisieron desalojar: “Hoy la instituci√≥n no tiene escritura de los terrenos porque son del Estado y la c√°rcel los reclama como propios. Se dieron luchas muy profundas en las que hasta hubo socios que se atrincheraron en el club y hoy se contin√ļa con eso”. Izquierdo, en su libro, se refiere a Devoto como dos barrios en uno. El que creci√≥ con el correr de los a√Īos -el que se gest√≥ alrededor de la plaza Arenales- y el que se qued√≥ en el tiempo. Claro, el crudo contraste que implica tener cerca una c√°rcel desvaloriza toda la zona de su alrededor. Y en ese condicionamiento entra Lamadrid. “ Aqu√≠ nada acelera el paso del tiempo. Ni los motines que cada tanto golpean la zona. Tampoco los escapes hist√≥ricos, como el del Gordo Valor en 1994. O la masacre del 78, que se llev√≥ la vida de 65 detenidos. Ni cuando un helic√≥ptero aterriz√≥ sin previo aviso en la cancha en plena dictadura militar...

”, narra en “Carceleros”. Y ese contacto directo con la √ļnica penitenciar√≠a dentro de la Ciudad de Buenos Aires conlleva historias. Como la del Loco Mario, “un preso que se enamor√≥ de Lama desde la c√°rcel y luego de cumplir su condena termin√≥ siendo dirigente y hasta cre√≥ el himno del club. O el d√≠a que el Chino Mesiano, un ex Lama, anul√≥ a Pel√© y durante el partido sufri√≥ un cabezazo del brasile√Īo que lo lesion√≥. O el hist√≥rico 1981, a√Īo en el que los de Devoto vencieron al Lan√ļs del Negro Enrique en la C, mismo rival que cinco meses despu√©s le propin√≥ un 0-8 en el Sur. Tambi√©n, obviamente, en el libro no pod√≠a faltar Emmanuel Gigliotti, quien surgiera en el club y al que se le dedica un cap√≠tulo. En fin, “Carceleros” es un libro bien de las entra√Īas del Ascenso. Con un v√≠nculo innegable porque Lama y la c√°rcel de Devoto fueron inseparables desde su fundaci√≥n. Con presos que alientan desde sus celdas y otros que putean. Una postal √ļnica que se da en nuestro f√ļtbol...






Etiquetas:

Barrio,   ciudad,   eventos en la ciudad,   Destacadas,    







Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.