Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

La zona liberada del macrismo (pagina 12)

En Villa Devoto, un truco legal para poder demoler el patrimonio sin siquiera quebrar la ley. Una lectora ir√≥nica hizo una recomendaci√≥n muy acertada despu√©s de leer la serie de notas sobre demoliciones truchas, ventas con terrenos “ocupados” por piezas patrimoniales y recomendaciones para lograr una excepci√≥n. La lectora propone que esta serie informal –mera casualidad de otros lectores avisando de casos o de recorridas urbanas donde se ven carteles misteriosos– se transforme en una secci√≥n permanente. No se pueden hacer promesas semejantes, pero s√≠ que el tema va a continuar hasta que alguien se d√© por enterado y corte el curro.


 Noticias actuales de Villa Devoto
La zona liberada del macrismo (pagina 12) (Click en la foto)
8/6/15

De hecho, mirar estas carteler√≠as en lugares fuera del centro o de los barrios con mayor presi√≥n inmobiliaria permite descubrir cosas bastante inquietantes. Como se cont√≥ la semana pasada, en el caso de una casa en la avenida San Mart√≠n esquina Miguel Angel, la “administraci√≥n” que vend√≠a la propiedad contaba con toda tranquilidad y profesionalismo que lograr una excepci√≥n para un edificio en el cat√°logo preventivo no era complicado. De la mism√≠sima boca del caballo, de alguien que conoce muy bien con qui√©n trata y con toda l√≥gica: el cat√°logo preventivo es un acto administrativo, con lo que ¿por qu√© no sacar algo por acto administrativo?

Pero el aviso de una demolici√≥n en lo m√°s bonito de Villa Devoto permiti√≥ encontrar otro recurso todav√≠a m√°s vasto: una zona liberada donde el patrimonio no est√° ni siquiera en el d√©bil cat√°logo preventivo. Es una sorpresa realmente alarmante, porque el barrio cuenta con verdaderos tesoros, como por ejemplo las que deben ser las dos bibliotecas p√ļblicas m√°s encantadoras de nuestra ciudad, una severamente griega frente a la plaza y otra a unas cuadras, disfrazada de castillito de cuentos.

Devoto fue una apuesta del desarrollador-especulador inmobiliario que le dej√≥ en nombre al barrio, de la mano de los ferrocarriles y los tranv√≠as, que era como se hac√≠an las cosas en esa √©poca. El loteo naci√≥ por la expansi√≥n del San Mart√≠n hacia el oeste y los ingleses no deben haber apostado mucho por la idea, por la lejan√≠a de la ciudad-ciudad y la cercan√≠a a los andurriales bonaerenses de hace un siglo largo. Esta fe o falta de fe se puede medir con toda sencillez en el tama√Īo de la estaci√≥n que construyeron: la de Devoto es de las peque√Īas, la de Villa del Parque es la m√°s grande de la l√≠nea.

Pero Devoto termin√≥ echando buenas ra√≠ces porque cre√≥ una zona de fuste, con una plaza de las grandes, bulevares arbolados, varias avenidas, la donaci√≥n de lotes para hospitales, escuelas y la plazoleta frente a la estaci√≥n, y, toque important√≠simo, lotes bastante grandes. Esto era una invitaci√≥n a clientes de clase media que buscaban una vida m√°s suburbana que otra cosa, pero comunicados con el centro y con los servicios necesarios. Devoto se transform√≥ en un barrio de clase media baja y media, con un n√ļcleo de m√°s alto nivel. Como correspond√≠a a esa √©poca de buena mano en la que todav√≠a se pensaba en un canon de belleza, lo que construyeron result√≥ patrimonial.

Con lo que se llega a la calle La Habana con los ojos ya llenos de buenas quintas, casas con jard√≠n delantero y trasero, buenos √°rboles y estilos elegantes pero discretos. Cada tanto hay alg√ļn palacete delicioso, en general un edificio p√ļblico, y faltan muchas piezas reemplazadas por horrendos chalets de ladrillo berreta, garaje semisumergido, pizarra casi artificial y ventanucos en lugar de ventanas. Pero sigue habiendo sol y luz, por las alturas escasas.

La Habana al 4200 es una cuadra as√≠, con estas mezclas de lo elegante de anta√Īo y lo guarango de hoy, pero en el 4285 ya falta una pieza, la casa de ladrillo sin techos de la foto. De un vistazo se puede ver que estaba en buen estado, con sus ladrillos limpios y enteros, y hasta el empapelado de las habitaciones claro, pese a la intemperie. Ni el jard√≠n es todav√≠a un yuyal... La sorpresa viena al bajarle la ficha a la casa. En el mapa interactivo de la ciudad se conoce que uno habla de la parcela 13 de la manzana 30 de la secci√≥n 83, 450 metros cuadrados en la comuna 11. Tambi√©n se averigua que la zonificaci√≥n es apenas RIbI, bajita ella, y que es una manzana at√≠pica porque una cercana diagonal la deja de cinco lados.

La sorpresa est√° en la Base de Areas de Protecci√≥n Hist√≥rica del mismo gobierno porte√Īo: La Habana 4285 no figura. Incr√©dulo, el curioso busca otras direcciones, pero no las encontrar√° porque toda la calle La Habana, con sus regios caserones, no figura en la Base, ni siquiera para decir que nada tiene protecci√≥n.

Esto es muy preocupante, porque puede servir como excusa legal en el tr√°mite para decir que la propiedad no es anterior a 1941, como lo son tantas de esa calle, y por lo tanto nada obsta para poder destruirla por ventanilla. El tr√°mite ya est√° hecho, evidentemente, porque las ruinas exhiben un correcto cartel del “demoledor” autorizado y hasta la chapita de pl√°stico para poner los stickers de las inspecciones de trabajo. Todo legal, todo f√°cil para el especulador.

Una manera conceptualmente simple de parar esto es, por un lado, catalogar a libro cerrado todo el cat√°logo preventivo, d√°ndole fuerza de ley, y por el otro obligar por ley al gobierno porte√Īo a no dejar que destruyan nada que no tenga una ficha de APH. ¿Habr√° manera de lograr esto?

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/m2/10-2938-2015-06-06.html




Etiquetas:

Barrio,   ciudad,   eventos en la ciudad,   Destacadas,    







Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.