Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Dolina habló de su miedo a la muerte.

ENTREVISTAS.
Noticias.
“El temor a la muerte me ha arruinado la vida”, dijo Alejandro Dolina en “Animales sueltos” (Am√©rica) anoche. En el mano a mano con Alejandro Fantino, el escritor y conductor abord√≥ temas heterog√©neos: la literatura, el f√ļtbol, la televisi√≥n, el dinero, la fama. A m√≠, el segmento de la charla en el que se permitieron poner sobre la mesa la angustia que genera la finitud me result√≥ tan fuerte que todo lo que hab√≠an dicho antes y despu√©s se me desdibuj√≥. Al fin y al cabo, los dem√°s asuntos suelen aparecer en las entrevistas televisivas. Mucho menos habitual es que la tele se tome unos minutos para dejar hablar a un hombre del miedo m√°s primario, el miedo que nos iguala a todos, el miedo al que ninguno puede escapar. Dolina describi√≥ su miedo de un modo tal que alcanzaba con ser humano para sentir su descripci√≥n como propia.
Dilina (Click en la foto).    (Ver Video ►)
Compartir



Destacadas

M√°s+

Relacionadas

M√°s+




2/7/13

Esto dijo Dolina: “Nunca he podido disfrutar enteramente ning√ļn placer de la vida sin que una voz me susurrara al o√≠do: ‘Te vas a morir’. Y, peor todav√≠a: ‘Se van a morir todos los que am√°s’. Eso arruina cualquier fest√≠n”. Y agreg√≥: “Lo √ļnico que a veces acalla esa voz es el amor. Lo m√°s parecido a una salida que encontr√© es el amor. En el momento culmine del amor no te importa morir. Pero eso dura un minuto”.

“¿No podemos mitigar el miedo a la muerte?”, pregunt√≥ Fantino. Para su desilusi√≥n, Dolina le contest√≥ que a √©l no lo alivia escuchar decir que uno va a pervivir en sus hijos o en sus obras. “Como dec√≠a Unamuno —razon√≥ Dolina—, yo quiero inmortalidad de bulto y no sombra de inmortalidad”. “¿Pero, no te asusta tambi√©n la idea de inmortalidad?”, sigui√≥ Fantino. “La soluci√≥n ideal ser√≠a ser inmortales pero no saberlo —arriesg√≥ Dolina—. Que nos hubiera sido dada la inmortalidad, pero que no lo supi√©ramos, porque as√≠ nos permitir√≠amos vivir cosas como el amor y la intensidad, porque el tipo que sabe que no morir√° nunca va un poco a menos”.

“A m√≠ me gustar√≠a vivir 150 o 170 a√Īos”, dese√≥ Fantino, como la mayor√≠a de los humanos cuando nos lamentamos por la finitud y queremos regatear con la naturaleza. “S√≠, hasta que tengas 160, y entonces vas a pedir 210”, le respondi√≥ su entrevistado. Fantino imagin√≥ que tal vez la angustia frente a la muerte sea menor para quienes creen que hay vida despu√©s de ella. “Yo no tengo esa suerte— se sincer√≥ Alejandro Dolina—. La fe se tiene o no se tiene; no es una decisi√≥n. Si yo pudiera creer, como en la infancia, en el √°ngel de la guarda que me protege, ser√≠a m√°s feliz”.

Despu√©s, la entrevista sigui√≥ por otros caminos ajenos a la cuesti√≥n de la finitud. No obstante, Fantino se qued√≥ rumiando ese asunto. ¿C√≥mo lo s√©? Porque sobre el final de la emisi√≥n, al regresar de la tanda publicitaria, cont√≥ lo que hab√≠an estado charlando en el estudio durante el corte: “Yo les estaba diciendo que tengo la esperanza de que cuando toque morir, descubra que existe alg√ļn tipo de inmortalidad”. Entonces, Alejandro Dolina apel√≥ al humor, tal vez el √ļnico b√°lsamo para tama√Īa angustia: “Y, por ah√≠ existe —sostuvo—. De golpe, uno se muere y se encuentra haciendo una cola en un inmenso play√≥n, preguntando qu√© hay que hacer y diciendo: ‘Mire que yo me conformo con poco. Y yo que no cre√≠a…’. ¡Ser√≠a una sorpresa extraordinaria, la mayor sorpresa de mi vida o de mi muerte!”, manifest√≥ Dolina. Y sigui√≥ imaginando la escena en el m√°s all√°: “Uno pregunta c√≥mo es eso, y alguno te indica que hagas una cola. Despu√©s lo meten a uno ah√≠, a seguir… A seguir pensando, conjeturando, cantando milongas… Y uno se encuentra con sus antepasados, con su √≠dolos…”. “¿Y con qui√©n quisieras vivir?”, lo desafi√≥ Fantino a seguir fantaseando. “Y… es complicado, porque el para√≠so de uno es el infierno del otro —se despach√≥ Dolina—. Vos lleg√°s, y a los diez minutos est√°s preguntando: ‘Maestro, ¿c√≥mo hay que hacer para sacar a aquel?’. Porque si est√° aquel, ya no es el para√≠so”.

Alejandro Fantino y Alejandro Dolina: dos hombres aterrados, como todos, por la existencia de la muerte, y hablando de eso en la televisión a la madrugada de un viernes feriado. Escucharlos fue escucharnos, a todos nosotros, seres condenados a la finitud, pero nacidos con el deseo de eternidad.



































LAS DESTACADAS.
Promociones en el Barrio
M√°s+

IMPERDIBLES.
Lo mas destacado.
M√°s+

√öLTIMAS.
Noticias del Barrio
M√°s+

PARA APRENDER.
Educación
M√°s+

LOS √öLTIMOS.
Chimentos
M√°s+

IMPERDIBLES.
Lo mas destacado.
M√°s+

SEPTIMO ARTE.
Cine
M√°s+

DESTACADAS.
Espectaculos
M√°s+

MUJERES.
Solo para ellas
M√°s+

???.
Curiosidades
M√°s+

Imperdibles.
Ellas
M√°s+

LO ULTIMO.
Tecnología
M√°s+
Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.