Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Fabbiani & Tortonese: la química de la diferencia.

ESPECTACULOS.
Noticias.
Con estilos bien distintos, desde ma√Īana volver√°n a probar la f√≥rmula de los opuestos, en las tardes de El Trece. Ella ser√° la conductora de “El diario de Mariana”, con √©l como coequiper. Una amistad que naci√≥ en “RSM”. Una pareja despareja. Ella es la chica aplicada y correcta, la que tiene la idea del programa en la cabeza. El es el desestructurado, el que no tiene filtro.
Volvió la dupla.

Compartir



Destacadas

M√°s+

Relacionadas

M√°s+


21/5/13

Aunque parezca una paradoja, para que dos personas se complementen, no tienen por qu√© ser iguales. Esta particular (pero efectiva) qu√≠mica que se produce entre Mariana Fabbiani y Humberto Tortonese se podr√° ver ma√Īana cuando se junten, nuevamente, en el debut de El diario de Mariana (a las 14.30, por El Trece).

“¿Te acord√°s de esa vez que te escond√≠ un zapato en el corte y cuando volvimos al aire vos todav√≠a estabas descalza busc√°ndolo?”, recuerda Humberto. Cada comentario trae una serie de carcajadas (especialmente por parte de Mariana). “El tiene el m√©rito de decir cualquier barbaridad y que quede bien, no todos tienen ese don. Nuestra relaci√≥n siempre fue as√≠: desde el primer programa que hicimos juntos ya nos sentimos c√≥modos”, reconoce la conductora.

Despu√©s de compartir siete temporadas de RSM, sus caminos se separaron. El se alej√≥ de la televisi√≥n y ella tuvo una hija, Matilda, y un reciente paso por la conducci√≥n de El artista del a√Īo (ver Despu√©s de...). Pero la amistad que se sembr√≥ en ese programa traspas√≥ la pantalla: “A Torto lo extra√Ī√© mucho todo este tiempo. Me pone de buen humor estar con √©l, porque la pasamos genial y nos entendemos perfectamente”, dice la nieta de Mariano Mores.

Ma√Īana tendr√°n que afrontar un nuevo desaf√≠o: El diario de Mariana, un magazine sobre actualidad con la mirada (y la sonrisa) de la conductora, y el aporte Tortonese y un grupo de panelistas: Diego Leuco, Luis Bremer y Natalia Moncalvi (ver Las otras...).

¿C√≥mo surgi√≥ esta particular qu√≠mica entre ustedes?

Fabbiani : Cuando reci√©n arrancaba RSM lo escuch√© por la radio (trabajaba en la Rock & Pop), y dije ‘Tiene que estar en mi programa’ porque sab√≠a que tendr√≠amos esta relaci√≥n y que nos reir√≠amos mucho. Me gusta este contraste y el ping pong que tenemos.

Tortonese : Mariana siempre me permiti√≥ estar c√≥modo. En un principio me dec√≠an lo que ten√≠a que hacer y a m√≠ no me gustaba. Hasta que un d√≠a ella me dijo ‘ Si quer√©s pasar revista, hacelo. Si no, hac√© lo que quieras’.

Y así fue, siempre hice lo que quise. Uno saca lo mejor cuando está confortable en un lugar.

Fabbiani : Con el tiempo nos fuimos conociendo y haciendo amigos. Hay mucha qu√≠mica entre nosotros. Me di cuenta de que √©l necesita libertad porque es libre, no le digas ‘No hagas esto’ porque en un segundo lo va a hacer. Es como un ni√Īo. Adem√°s, nunca me va a defraudar en lo que le propongo: siempre me devuelve la pelota para que haga el gol.

¿C√≥mo hacen dos personas con estilos tan distintos para trabajar juntos en un programa de TV?

Fabbiani: Con Torto nunca hubo competencia, ni siquiera un roce, sino todo lo contrario, lo que uno dice aporta al programa. Hay un entendimiento tácito que es mágico y nos divertimos mientras trabajamos. Jamás pautamos nada ni tuvimos un guión. Es muy importante el clima que se genera en un programa: quiero que cada uno se sienta como en su casa.

Tortonese : Si no hay contraste, algo que te detone con la otra persona, no podés generar algo divertido. Desde que nosotros empezamos a trabajar todo fue todo muy espontáneo, siempre nos manejamos con naturalidad.

¿Cu√°les ser√°n sus roles en “El diario de Mariana”?

Fabbiani : Yo soy la conductora, porque ser√© la que lleve adelante el programa, pero no me gusta que sea algo estructurado. Y Humberto… es Humberto: no conduce porque le da fiaca (risas).

Tortonese: Puede ser, soy medio vago. No me gusta contar con la responsabilidad de tener mi propio programa. Yo me incorporo y me quiero divertir.

Fabbiani : Nuestra impronta es pasarla bien. Como en cualquier magazine, voy a hablar sobre toda la actualidad y no quiero tenerle miedo a ning√ļn tema, me gusta conducir con naturalidad. Aunque hablemos sobre asuntos period√≠sticos, vamos a re√≠rnos porque no me imagino la vida sin humor. Cuando arranca el programa me olvido de todo y disfruto.

No es f√°cil realizar una entrevista con ellos: la amistad que comparten lleva a que uno, por momentos, responda por el otro. “Ella tiene todo el programa en la cabeza”, dice Humberto. Para confirmarlo, ella agrega: “En el programa vamos a hablar del tema del d√≠a y de todo lo que le interesa al p√ļblico. Un magazine, despu√©s de todo, es eso: una revista. M√°s all√° del formato, nosotros queremos llevarle alegr√≠a al p√ļblico”.

Se los nota ansiosos por el comienzo del programa. Si bien tienen una vasta experiencia en el medio, cada proyecto nuevo es un desaf√≠o. Tortonese cuenta que “lo que me pone nervioso es que entro a un negocio y me dicen ‘Vi la publicidad, vas a estar en un programa nuevo’ , y yo pienso: ‘¡No me hab√≠a enterado!’ ”.

Fabbiani, como suele suceder, se toma unos segundos para terminar de re√≠rse y agrega, con m√°s seriedad: “Estoy ansiosa, pero quiero disfrutarlo, los errores los veremos despu√©s. Te das cuenta con la reacci√≥n de la gente si te fue bien o mal. Hicimos muchas reuniones con todos los integrantes y se nota la buena onda que hay con todos, trabajamos en equipo. Lo que va a diferenciar a este programa de los otros es la energ√≠a con la que lo hacemos”.

La conductora reconoce que no esperaba volver a la televisi√≥n tan r√°pidamente luego de El artista del a√Īo, hace dos meses -(“No hago planes, pero me entusiasm√≥ esta idea”)-, mientras que Tortonese, por su parte, se queja porque va a tener poco tiempo libre (“¡Tambi√©n tengo una vida sexual!”), aunque demuestra el cari√Īo que tiene por su compa√Īera: “Mi objetivo era estar tranquilo este a√Īo. Pero si no trabajo con Mariana no lo hago con nadie. Esta era la oportunidad para hacer televisi√≥n”.

Mariana Fabbiani y Humberto Tortonese encontraron la f√≥rmula del √©xito en su propia forma de ser. Son un ejemplo de que dos personas muy distintas, pero con un objetivo en com√ļn, pueden llegar lejos. Fabbiani concluye: “Yo quiero divertirme, para m√≠ la vida es un juego”. Y, entre otras cosas, lo demuestra su sonrisa.

Ver Video.


Etiquetas:


Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.