Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Fruta gratis por las calles.

BARRIO.
Noticias.
Naranjas en la calle Beir√≥, quinotos en N√ļ√Īez, damascos en Congreso, dulces membrillos a metros de una plaza de Devoto… Son comestibles y hay quien los promueve, Ludmila Medina, estudiante de Producci√≥n Vegetal en la UBA.
Ludmila Medina, en su p√°gina de Facebook, promueve el aprovechamiento de los frutos porte√Īos.

1/2/13

¿Cu√°ntos vecinos saben que en Buenos Aires hay 5.600 √°rboles frutales y medicinales que se pueden consumir, sin riesgos ni costos, es decir, gratuitamente?

Ahora, todos tienen la oportunidad de enterarse (y de ir buscando la canasta para salir a cosechar) porque existe una página en Facebook creada por una estudiante de la carrera de Producción Vegetal Orgánica que se dicta en la Facultad de Agronomía de la UBA.

“La ciudad nos regala sabores” se llama el perfil creado por Ludmila Medina en 2012 con el fin de compartir con los vecinos informaci√≥n sobre la riqueza vegetal disponible en las calles porte√Īas.

Todo empez√≥ hace unos a√Īos cuando Ludmila iba de camino a la casa de su abuelo en Monte Castro.

Entonces, descubrió que en la cuadra había un gran árbol de mandarinas cargado de frutas.

“Me acuerdo que cort√© una para probarla y enseguida sali√≥ una vecina a retarme: ¿Nena que est√°s haciendo, se pide, no se roba?. Ten√≠a raz√≥n. Le ped√≠ disculpas, y de ah√≠ en m√°s me dej√≥ cortar las frutas. Los √°rboles son muy generosos, dan muchos kilos, y desde entonces cada temporada le toco el timbre a la se√Īora y ella me presta la escalera para sacar mandarinas. Pero me d√≠ cuenta que da tantas frutas un √°rbol que una sola familia no alcanza a consumir toda la producci√≥n”, cuenta esta inquieta vecina de Monte Castro, entrevistada hoy por la BBC.

El proyecto de hacer la página, que no tiene fines de lucro, nació por casualidad en 2010.

Cursaba el primer a√Īo de la tecnicatura cuando una empresa privada convoc√≥ a estudiantes de la universidad para realizar el censo de arbolado urbano del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

El descubrimiento

Esa recorrida fue reveladora, porque le permitió descubrir la gran variedad de especies disponibles y la ignorancia que existe acerca del consumo.

En 2011, el gobierno porte√Īo la invit√≥ a sumarse al cuerpo de inspectores del arbolado p√ļblico y, entonces, decidi√≥ dar a conocer la informaci√≥n que hab√≠a reunido durante el censo, y as√≠ ense√Īarle a los vecinos a aprovechar las bondades de semejante verduler√≠a p√ļblica.

“A partir de esa observaci√≥n, me pareci√≥ l√≥gico compartirlo, adem√°s, me cans√© de ver la fruta tirada en la vereda, pudri√©ndose, porque los vecinos no saben que pueden comerla y que es saludable, porque en realidad est√° libre de pesticidas y agroqu√≠micos” explica.

Y agrega que en Buenos Aires hay 5.600 frutales que forman el 1,5% del total de árboles urbanos, la mayoría ubicados en calles de Monte Castro, Devoto, Villa Luro, Mataderos y Palermo.

“En general, predominan en casi toda la zona oeste de la ciudad y creo que porque hay menos poluci√≥n y edificios altos. La mayor√≠a fueron plantados por los inmigrantes o familias que consumen la fruta, aunque son pocos. Por ejemplo, lo que abundan son los c√≠tricos y los paltos, los limones, las moras que crecen cerca de las v√≠as de tren en mi barrio, y que los pajaritos se encargan de llevar las semillas. Yo, por ejemplo, las hago dulce. Y hace tres a√Īos que como naranjas de la calle y no me ha pasado nada.”

Variedades

Hay nísperos, pimienta rosa o la llamada pimienta de los pobres, incluso se dan los caquis en la zona de Lugano.

"Buenos Aires est√° llena de n√≠speros, una fruta del tama√Īo de un quinoto, que tiene un sabor s√ļper rico. Y la pimienta rosa es nativa de Buenos Aires, pero nadie la conoce, ni sabe c√≥mo aprovecharla. Todo eso lo explico en el perfil de Facebook". Ludmila actualmente cursa el √ļltimo a√Īo de la carrera, tiene una huerta en su terraza y cuenta que su mam√° y su hermanito menor la ayudaron a crear la p√°gina, porque pese a ser tan joven, lo suyo no son las redes sociales.

Lo que le gusta es la naturaleza y ayudar a otros a montar su propia huerta, por eso da talleres ad honores de cultivos org√°nicos en un hogar de ancianos.

“Ahora que tuvo difusi√≥n el proyecto espero que alguien se ofrezca a hacer un estudio, porque me gustar√≠a comparar cu√°nto impacta la poluci√≥n ambiental en la fruta y si es mayor que la de los pesticidas y los agroqu√≠micos que le ponen a la que compramos en la verduler√≠a.”

Etiquetas:
Barrio

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.