Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Norah Jones en Argentina.

ESPECTACULOS.
Noticias.
En una nueva visita de Jones, se comprueba que su estilo pasa por lo tenue.
Norah Jones.

11/12/12

Cuando se iniciaba la segunda parte de su recital, Norah Jones se quedó sola en el escenario. Se sentó ante un piano vertical de aspecto un tanto estudiadamente vetusto y arrancó con Painter Song , un tema incluido en su álbum Come Away with Me . Fue el comienzo de un breve set intimista que incluyó también Don’t Know Why . Fue un momento mágico del show, como si la cantante se hubiera quedado sola ante un Luna Park colmado de un público absolutamente dispuesto a dejarse seducir. Allí apareció a pleno toda la potencialidad de la Jones. Una voz firme pero tenue, que huye de las estridencias y los sentimentalismos, con un tempo ralentado que trae reminiscencias de Ray Charles y una claridad de lo que pretende del piano, algo que quedó más evidente en el segundo tema, interpretado en un estilo muy bluseado.

Casi todo el resto del show estuvo dedicado a la presentación de su último compacto Little Broken Hearts (al que anunció en un castellano tan chapurreado que ella misma aceptó con una sonrisa resignada “bad spanish”).

Allí la propuesta ya no resulta tan clara. Como si todavía se hallara en un proceso de búsqueda que la saque del lugar de bella y aggiornada intérprete de jazz y le sirva para encontrar un estilo propio. En su repertorio hay una clara remisión al tex-mex, algo que se hace evidente en las canciones elegidas para abrir y cerrar la presentación Cold, Cold Heart y Lonestar . También son pistas en este sentido que el guitarrista Jason Abraham Roberts (evidentemente el ladero ideal para lo que está buscando la Jones) use slide para interpretar un par de temas y que ella pase por distintos tipos de guitarra.

Sobre el escenario decorado con pajaritas de papel que cuelgan del techo y contra el telón de fondo que, gracias a la luz, pasa por distintos tonos de púrpura, Norah recorre varios géneros, desde el rock a la balada, el blues, o la música de cabaret. Ella siempre canta bien, y se la nota cómoda mientras no para de sonreír desde su vestido azul y subida a unos zapatos rojos de generosos tacones. Pero su talento se luce más cuando la banda, sólida, baja el tono, le deja más espacio. Todo entonces suena más acorde al estilo de la hija de Ravi Shankar, que encuentra en los climas más apaciguados su mejor versión. Tal vez lo que quiera encontrar en estos nuevos caminos es una manera de cambiar la velocidad. El tiempo dirá si es ése el mejor rumbo.

Los bises fueron dedicados a los hits, el muy coreado How Many Times You Have Broken My Heart y Come Away With Me , acompañada del grupo que la rodeó de pie frente a un micrófono de aspecto retro, mientras el baterista Grez “G’Wiz” Wieczorek aportaba el ritmo desde un tambor que le colgaba del hombro.

El retorno al momento en que empezó todo (son temas de sus inicios) resultó el broche final adecuado para una propuesta que, por ahora, combina talento e incógnitas. A sus 33, es claro que son más los caminos que quedan por recorrer que los puntos de llegada.

Etiquetas:
norahjones

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.