Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Eleonora Cassano se despide gratis en el obelisco.

ESPECTACULOS.
Noticias.
La bailarina deja la danza cl√°sica, luego de cuarenta a√Īos, con la presentaci√≥n de El cascanueces.
Eleonora Cassano.

21/12/12

La diminuta y bella figura de Eleonora Cassano se deja caer sobre un sill√≥n, como un tel√≥n que se pliega sobre el piso de un escenario. "Estoy agotada -susurra-. Toda esta movida, incluidos los viajes al interior en busca de los chicos que participar√°n del espect√°culo, me consumi√≥." La "movida" es la funci√≥n en el Obelisco con la que ma√Īana la bailarina se despedir√° de su p√ļblico. Lo que all√≠ ocurrir√°: "Primero Julio [Bocca] dar√° una clase y luego haremos esta versi√≥n de El cascanueces que Liliana Belfiore adapt√≥ especialmente, mientras que el maestro Carlos Calleja supervis√≥ la selecci√≥n de «n√ļmeros» de la partitura de Tchaikovsky. Menos mal que contamos con el apoyo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires."

-Eso es lo actual, Ele, la funci√≥n de ma√Īana, pero te est√°s despidiendo de la danza acad√©mica. ¿No vendr√≠a bien una mirada retrospectiva? ¿Qu√© tal si empezamos por el Instituto Superior de Arte del Teatro Col√≥n, del que egresaste en 1983?

-Bueno, ah√≠ est√°n mis primeros maestros: Karemia Moreno, Lidia Segni, Mirta Furioso, aunque la m√°s influyente fue, en los tres primeros a√Īos, Mar√≠a Luisa Lemos. Hay un antecedente, antes del Col√≥n: la primera que me vio, en su estudio, cuando ten√≠a siete a√Īos, fue Olga Ferri. Ocurri√≥ que mi mam√°, que hab√≠a sido bailarina, me llev√≥ a ver un ballet y yo dije: "Quiero estudiar eso". Y me llevaron a lo de Olga (mis padres la conoc√≠an, a ella y a Enrique Lommi). "Hagan de cuenta que recogen las flores del piso", nos dec√≠a Olga cuando bail√°bamos el vals.

As√≠ que Ferri dictamin√≥: "A esta nena ll√©venla al Teatro Col√≥n porque tiene condiciones". Y vaya si las ten√≠a. As√≠ arranc√≥ un camino arduo que conoci√≥ esfuerzos, pero tambi√©n √©xitos y lauros. Cuarenta a√Īos despu√©s ese ciclo (al menos el del plano acad√©mico), est√° por cerrarse.

Durante mucho tiempo, la dupla m√°s representativa del ballet hecho en la Argentina fue Bocca-Cassano. "Habr√≠an sido veinte a√Īos. si Julio hubiera bailado unos meses m√°s -observa la bailarina-. Empec√© a bailar con √©l en 1989, en Venezuela, y ah√≠ arranc√≥ una trayectoria en com√ļn: juntos, recorrimos el mundo."

-Compartían todo, como un matrimonio.

-Los viajes, los ensayos, la comida, los escenarios, los proyectos. A tal punto que cuando √©l bailaba con Alessandra Ferri yo no pod√≠a evitar sentir celos, como si por un tiempo me abandonara por una amante. ¡A m√≠, que era su "esposa"! Y √©l bailaba con un mont√≥n de "otras", ¡pero me pon√≠a celosa con Alessandra, porque con ella ten√≠a un v√≠nculo especial!

-¿Y vos? ¿Le fuiste infiel con otros partenaires?

-Sí, yo también, claro.

-¿Y a qui√©n record√°s, entre tus "amantes" del ballet?

-Es muy dif√≠cil. Como con Julio no me sent√≠ con nadie: no tengo un nombre. Pero en la √ļltima etapa bail√© con Vagram Ambartsoumian, del Col√≥n, y nos entendimos muy bien. Y con Alejandro Parente tambi√©n.

-¿Podr√≠a decirse que en tu carrera te respald√≥ una suerte de trinidad, esa que formaron Julio, Lino Patalano [productor] y Sergio Albertoni, tu esposo?

-Seguramente no habr√≠a podido desarrollar todo lo que hice sin esas tres personas. En mi "sistema" funcionaban as√≠: Julio, en lo art√≠stico; Lino, en el apoyo, con la locura de sus ideas, y en su preocupaci√≥n por la continuidad de una compa√Ī√≠a. Y esto alcanza a Julio; no habr√≠a sido "Julio Bocca" si no lo hubiese tenido a Lino. Ni yo. Porque Lino vive arriesg√°ndose. [Se le quiebra la voz, visiblemente emocionada]. Esto de ma√Īana lo estoy haciendo gracias a √©l, porque quiso armarme una despedida. Y se rompi√≥ el alma. Y mi marido, Sergio, me apoy√≥ desde siempre. Dej√≥ su profesi√≥n de qu√≠mico en un laboratorio para convertirse en productor de teatro. Es mi cable a tierra.

-Cuando hiciste La Cenerentola dijiste que ten√≠as un v√≠nculo con ese personaje. ¿A qu√© alud√≠as?

-A que hay personajes con los que una se puede identificar. La Cenicienta, por ejemplo; otro es Evita. Pero hay algunos con los que es difícil identificarse.

-Como Carmen, por ejemplo.

-Claro, pero ésos te conducen a otra experiencia. Asumirse en una mujer como Carmen te permite "sacar" una sensualidad insospechada que llevás adentro.

-...y que la danza académica te reprime.

-Tal cual, no te lo permite. Por eso ahora que se abre una nueva etapa en mi vida voy a permitir que me aparezcan otros rasgos interiores. A esta altura de mi vida. ¡me voy a liberar!

-A prop√≥sito, ¿qu√© g√©neros pens√°s abordar en la nueva etapa? ¿Volver√≠as a cantar?

-Si tengo que confiarte una elección específica, no sabría qué responder. Haría de todo. Una Juana de Arco, por ejemplo, pero no en ballet. Obras en las que pueda mostrar no sólo un contenido, sino movimientos estéticos que puedo hacer. Porque yo me estoy retirando, pero ojo: Liliana [Belfiore] me decía: "Ele, vos podrías bailar hasta los sesenta, porque estás bárbara". Bueno, no es la idea, pero puedo seguir haciendo cosas. Otras, diferentes. Y podría cantar, también... aunque, claro, nunca cantaría igual a como bailo. Y en la nueva etapa mis chicos ya estarán más grandes: Tomás tiene 16 y Julieta cumplió 10. La alternancia entre mi vida de artista y mi rol de madre será más fácil.

La suerte est√° echada, Ele: un final en puerta y un promisorio horizonte nuevo. ¡√Čxitos!









Etiquetas:
Eleonora Cassano

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.