Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Valentina Carrasco: "Mi puesta tiene una estética argentina"

ESPECTACULOS
Noticias.
Hoy se estrena mundialmente la Tetralogía de Wagner condensada a siete horas, en el Teatro Colón. Una adaptación cuya puesta ubica la leyenda medieval en la realidad nacional.
Valentina Carrasco

27/11/12

En la puerta de acceso al Pasaje de los Carruajes, del Teatro Col√≥n, todav√≠a se pueden leer las palabras con las que Katharina Wagner, bisnieta de Richard, publicita su Tetralog√≠a condensada: “Parto de la convicci√≥n de que este proyecto en el Teatro Col√≥n, significar√° un importante paso en la recepci√≥n de la obra de mi bisabuelo”, firma con su imagen. Pero de Katharina hoy s√≥lo queda su rostro impecable en una foto. Y lo que dej√≥ tras su huida fue una pieza maestra del surrealismo, como bien lo define Valentina Carrasco, la directora teatral que asumi√≥ el compromiso de sacar adelante la condensaci√≥n del Anillo del Nibelungo con la que promet√≠a cambiar nuestra visi√≥n de Wagner.

Carrasco ya conoce de qu√© se trata este surrealismo a la argentina, no s√≥lo porque es porte√Īa sino porque sufri√≥ en carne propia el tremendo paro que realizaron los cuerpos orquestales en el momento del estreno de la puesta que la Fura dels Baus -grupo en el que trabaja- hizo de El Gran Macabro , la √≥pera de Ligeti, en el inicio de la temporada 2011.

“Bu√Īuel volvi√≥ a abrir la ventana para saludarme”, ironiza Carrasco que, aunque agotada, derrocha simpat√≠a. “Estaba en Lyon, con Alex Oll√©, trabajando sobre una puesta de La Espera , de Sch√∂nberg y de El Prisionero, de Dallapiccola , cuando me llam√≥ Garc√≠a Caffi para contarme lo sucedido y ofrecerme continuar con la producci√≥n. Lo primero que pens√© es que hab√≠a una c√°mara oculta, que era un chiste. Y aunque tuve el impulso de cortar, tambi√©n tuve la osad√≠a de pedirle unos d√≠as para pensarlo. Yo sab√≠a que la producci√≥n estaba avanzada porque cuando vine a Buenos Aires a hacer Edipo ya se estaba trabajando. Conozco bien la obra -colabor√© con Carlos Padrissa en la puesta que dirigi√≥ Zubin Mehta-, conozco el Col√≥n y estoy preparada para tomar una obra en un momento que exige saber improvisar. En esos d√≠as que me tom√© para pensar, cheque√© bien lo que se hab√≠a hecho y, sobre todo, me asegur√© contar con un equipo propio en el cual delegar tarea.

¿Pod√≠as suspender lo que estabas haciendo con Oll√©, o te fuiste de all√≠ un poco como Katharina de aqu√≠?

Pod√≠a irme con tranquilidad porque, extra√Īamente, esa producci√≥n se ven√≠a haciendo con mucha anticipaci√≥n. No hab√≠a problemas por ese lado. Y aunque lo m√°s f√°cil hubiera sido decir que no a esto, me vinieron los flashes del Macabro , de todo lo que pas√≥ aqu√≠, de ese surrealismo que vuelve una y otra vez en este pa√≠s. Por otra parte, cuando estuve en Buenos Aires antes de Navidad, en mis encuentros con la gente del teatro para preparar Edipo , se ve√≠a que estaban todos muy metidos con el trabajo del Anillo . Y pens√© que era un baj√≥n quedarse otra vez sin estrenar. Otra ocasi√≥n perdida de la que est√° sembrada no s√≥lo el teatro sino toda la historia argentina. Lo que podr√≠a haber sido y no fue.

Por otro lado, hacer el “Anillo” es siempre tentador.

Claro. Hacerlo otra vez es siempre tentador. Hab√≠a hecho la preparaci√≥n y dramaturgia previa con Padrissa y tambi√©n el trabajo con los actores, el movimiento con gr√ļas, una coreograf√≠a enorme, tanto en El Oro del Rin como en La Valquiria . Uno nunca sabe cu√°ndo va a volver la oportunidad. Y aunque este es un Anillo muy especial, la historia est√° completa y llama a hacerla.

¿La dramaturgia no se sacrifica en esta tremenda condensaci√≥n?

Hay contenidos que no aparecen. El juramento de sangre, por ejemplo, se menciona pero no se hace. Hay escenas que faltan, pero la historia sin ellas puede contarse. Por ejemplo, falta Erda.

Entonces, ¿c√≥mo se convence a Wotan de que deje el anillo?

Vamos contando con acciones, llenando los huecos. No hicimos aparecer a Erda, porque a esa altura el gui√≥n estaba planteado de un modo que si la hac√≠amos aparecer, iba a volverse un gui√≥n de Bu√Īuel, pero cubrimos eso de alg√ļn modo. Si uno lee el libreto solo, la historia se entiende. Faltan matices.

¿Podr√≠a decirse que es una versi√≥n m√°s plana, infantil?

No diría tanto, pero tiene algo de eso. De cualquier modo, me parece que esta versión tiene dos ventajas. La primera es que todo cobra un cierto dinamismo, especialmente las escenas corales.

El Oro tiene escenas que parecen de Rossini. No soy tan tonta como para preferir este Anillo a la versión original -y no creo que nadie la prefiera-, pero no me parece del todo mal probarla. Este no es el Anillo que escribió Wagner, pero aquí sucede un poco lo que pasa con las Meninas reinterpretadas por Picasso: la obra no tiene nada que ver con el original, pero vale la pena la aventura. La otra ventaja que tiene esta versión es que en el arco de un día, uno vive el Anillo completo, cierra toda, tiene una versión entera, que no la tendría a menos que se la programara día tras día, lo que es casi imposible. Y aun así, El Ocaso de los Dioses llegaría recién después de cuatro días.

Esa agilidad de la que habl√°s ¿tiene relaci√≥n con un lenguaje cinematogr√°fico? ¿Una especie de Anillo- Guerra de las galaxias?

Bueno, somos m√°s modestos. ¡Para la guerra de las galaxias realmente no nos dio!

Pero s√≠ pudiste concebir una actualizaci√≥n, un traslado a la Argentina del Proceso, ¿no?

Es una pincelada, nada m√°s. Ya aclaro que Wotan no va a ser Videla. Sucede que cuando me mandaron las fotos de la maqueta escenogr√°fica tuve que encontrar un concepto para armar en un plazo muy corto y me aparecieron espacios que yo conoc√≠a de Buenos Aires: un sitio con azulejos parecido al lugar donde curs√© el CBC, del que se dec√≠a que hab√≠a sido un centro de detenci√≥n, im√°genes aisladas que eran argentinizables. La escenograf√≠a que hered√© es bastante espec√≠fica, no es abstracta, pero al mismo tiempo no era f√°cil de utilizar, hac√≠a falta armar un mecanismo de relojer√≠a para el que no ten√≠a tiempo. Yo ten√≠a una situaci√≥n ca√≥tica y me parec√≠a que no deb√≠a esconderla: m√°s vale utilizarla como un instrumento y no como un obst√°culo. Mi puesta tiene una est√©tica m√°s cruda, m√°s sucia: me dije que ser√≠a as√≠, m√°s al estilo argentino, desmelenada, como dicen los espa√Īoles.

¿Qu√© connotaci√≥n le diste al oro ?

Desde siempre el elemento del oro, eso que para poder robar hay que renunciar al amor, no es oro, es algo m√°s, algo distinto. En el comienzo se personifica el oro, se habla de que se despierta, de que r√≠e. Eso me hizo pensar en la infancia robada, que puede ser la dictadura argentina o los africanos que pelean con 10 a√Īos, o el trabajo esclavo en las minas, o los ni√Īos que enviaron los republicanos espa√Īoles a la Uni√≥n Sovi√©tica, confiando en un proyecto que mostr√≥ la crueldad m√°s descarnada. Hay much√≠simos ejemplos. Uno de los valores del Anillo es que habla de las cosas m√°s horribles del hombre, pero tambi√©n de sus sentimientos m√°s excelsos.











Etiquetas:
Wanda Nara.

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.