Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Condenaron a un físico en una historia de película .

BARRIO
Noticias.
Fue detenido en Ezeiza con dos kilos de coca√≠na en una valija. El dijo que una modelo lo enga√Ī√≥ por chat. No le creyeron.
Paul Frampton.

27/11/12

Hab√≠a pasado su vida sumergido entre modelos matem√°ticos, hip√≥tesis cosmol√≥gicas y teor√≠as que predicen la existencia de nuevas part√≠culas elementales, en una tentativa por develar las secretas leyes que gobiernan el universo. Pero este a√Īo lo encontr√≥ hundido en la c√°rcel de Villa Devoto, hechizado por una modelo -de carne y hueso-, haciendo malabares entre hip√≥tesis (policiales) y tratando de resolver un problema mucho m√°s mundano que los sol√≠a enfrentar en sus d√≠as como profesor universitario: recuperar su libertad.

El físico teórico inglés Paul Howard Frampton (68) podrá disertar por horas sobre la naturaleza intrínseca de la materia, pero para los jueces argentinos lo que no pudo explicar es qué hacía el 23 de enero pasado en el Aeropuerto de Ezeiza con una valija que contenía 2,080 kilos de cocaína, cuando fue detenido. O sí. Pero la justificación que brindó no resultó creíble para los magistrados. Y Frampton terminó condenado por las debatibles leyes humanas.

El lunes, el Tribunal Oral en lo Penal Econ√≥mico N¬ļ 1 lo conden√≥ a cuatro a√Īos y ocho meses de prisi√≥n por el delito de contrabando, tras un debate que se extendi√≥ durante tres audiencias. En ellas, el f√≠sico de prestigio internacional -que ha trabajado con tres premios Nobel- asegur√≥ a los jueces haber sido enga√Īado por una red criminal y bas√≥ su defensa en su personalidad “narcisista”, que le habr√≠a impedido darse cuenta del enga√Īo.

Sin embargo, el extra√Īo recorrido que hizo Frampton para llegar a Ezeiza, los mensajes de texto y mails que le envi√≥ a su “novia”, y un papelito que le secuestraron escrito de su pu√Īo y letra con cifras expresadas en d√≥lares terminaron de comprometerlo.

LOS PEDIDOS POR EL FISICO

El Tribunal, no obstante, le aplic√≥ una pena baja, si se considera que por el delito de contrabando de droga las penas pueden alcanzar los 16 a√Īos. En 2014 Frampton podr√≠a pedir la expulsi√≥n del pa√≠s.

A principios de agosto, cuando se conoci√≥ la incre√≠ble historia por la cual el f√≠sico hab√≠a terminado compartiendo el pabell√≥n 4 en Villa Devoto con 80 presos comunes, la comunidad cient√≠fica internacional se moviliz√≥ para pedir por su libertad. Si bien no lograron evitar la condena, consiguieron que la Justicia le diera prisi√≥n domiciliaria en la casa de un ex compa√Īero suyo de la Universidad de Oxford, quien reside en el pa√≠s.

En agosto, tal como informó EL DIA, la Universidad Nacional de La Plata realizó gestiones para que al científico le permitieran salir a dar clases.

UNA HISTORIA de pelicula

Ese 23 de enero Paul Frampton llevaba 36 horas aguardando en el aeropuerto de Ezeiza. Estar√≠a fatigado, fulminado por la larga espera. De pronto, oy√≥ su nombre anunciado por los altoparlantes. Tal vez crey√≥ que la demora llegaba a su fin. ¿Qu√© hac√≠a f√≠sico Paul Frampton en el aeropuerto, esperando durante tantas horas, como un fantasma perdido?

La raz√≥n por la que el famoso cient√≠fico se encontraba en Buenos Aires al ser detenido era una exuberante modelo checa, Danise Milani, a quien nunca hab√≠a visto en persona pero con quien (seg√ļn asegur√≥ el f√≠sico) manten√≠a una relaci√≥n por internet. Despu√©s de haberla conocido en noviembre de 2011 en el sitio de citas Mate1.com, la modelo, 54 a√Īos menor que √©l, le habr√≠a propuesto enviarle un pasaje a√©reo para que se encontraran en Bolivia, donde ella iba a estar haciendo fotos para una campa√Īa publicitaria.

“Ella dijo que le gustaban los hombres mayores y que estaba cansada de las sesiones de fotograf√≠a”, dijo Frampton en una entrevista con la prensa, en julio pasado. “Y obviamente le cre√≠”, agreg√≥.

Lo cierto es que la cita result√≥ plagada de desencuentros desde un principio. Frampton, que ense√Īa en la Universidad de Carolina del Norte, tom√≥ un vuelo desde esa ciudad a La Paz v√≠a Toronto. Pero en Canad√° la compa√Ī√≠a a√©rea no le permiti√≥ seguir viaje al advertir que su ticket hab√≠a sido pagado con una tarjeta de cr√©dito falsa.

Sin desalentarse por el contratiempo, el profesor esperó en Canadá a que la chica le mandara un pasaje bueno.

Para entonces Frampton ya no estaba en contacto con ella sino con un supuesto agente suyo que le envió un pasaje vía Santiago de Chile, donde perdió una conexión que lo hizo llegar dos días más tarde a la cita en La Paz. Allí se quedó más de una semana alojado en un hotel esperando recibir noticias de ella. En lugar de eso, recibió un mensaje de texto donde se le pedía que bajara a la entrada para hacerse cargo de una valija que supuestamente le había dejado ella.

“En ese momento, me tendr√≠a que haber vuelto a los Estados Unidos. Pero yo siempre me propongo completar mis proyectos”, cont√≥ Frampton, quien asegura no recordar casi al hombre que lo contact√≥.

“Estuve con esa persona un minuto. Estaba oscuro. Era hispano, creo. Podr√≠a haber tenido entre 30 y 50 a√Īos. No lo reconocer√≠a”, dijo.

Lo cierto es que antes de viajar a Buenos Aires, donde la modelo iba a enviarle otro pasaje para que se encontraran finalmente en Bruselas, un amigo de Estados Unidos le advirtió a Frampton del riesgo de embarcarse con una valija ajena. Pero el físico se burló de las preocupaciones de su amigo.

Sin embargo, cuando ese 23 de enero Frampton acudió al llamado de los altoparlantes del aeropuerto, descubrió que no era la chica quien lo reclamaba sino la Policía Aeronáutica que lo detuvo con 2,080 kilos de cocaína en un compartimento de su valija. Esa es la increíble historia que contaría a la justicia.

¿Por qu√© un genio de la f√≠sica se ofrecer√≠a a hacer de “mula”? ¿Fue estafado en su “enorme ingenuidad”? La condena judicial parece apuntalar el planteo de que es imposible que un intelectual de su vuelo no se diera cuenta de un enga√Īo tan burdo. Y a Frampton, por ahora, le qued√≥ sin resolver su problema m√°s urgente.


Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.