Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

#8N: Lo que fue y lo que viene (esto no ha terminado)

SOCIEDAD.
Noticias.
72 horas para celebrar el éxito de la convocatoria. Más que suficiente. Ahora, hay que planificar lo que viene porque esto no ha terminado ni mucho menos, en especial cuando la Administración Cristina exhibe una sorprendente y suicida necedad (el concepto lo repiten varios columnistas dominicales en diarios de diferentes ciudadades del país, y que no tienen relación alguna entre ellos. Es un denominador, evidentemente).
8N.


11/11/12

"Así será en los 10 días iniciales de diciembre, probablemente. Pero no tiene sentido, por ahora, anticipar mucho más. Que siga el diputado nacional Andrés Larroque haciendo consultas para el desplazamiento de gente hacia la Ciudad de Buenos Aires. No tiene ni idea la sorpresa que puede llevarse el córvido que alguna vez fue joven."

Algunas conclusiones muy importantes del #8N que, con toda seguridad, Ud. protagonizó. Porque #8N fueron quienes se movilizaron pero también quienes siguieron el evento, con inocultable simpatía, en las redes sociales o frente a la pantalla de TV o en el balcón o en la esquina o solamente sonriendo hacia adentro y diciendo 'Ché, qué bueno está esto...'.

Este concepto debe quedar muy en claro: #8N fuimos muchos, no todos, pero sí muchísimos, la mayoría.

1. #8N fueron muchos de los que votaron por Cristina en 2011 pero no lo har√°n por el FpV en 2013.

Diario El Día, de La Plata:

"(...) ¿Cu√°ntos de los ciudadanos que el jueves salieron a la calle hab√≠an votado hace un a√Īo por Cristina? No hay encuestas que den una aproximaci√≥n exacta. Pero analistas y dirigentes pol√≠ticos creen que un componente significativo de la movilizaci√≥n fue el de votantes kirchneristas desencantados. En el 54% con el que fue reelecta la Presidenta hubo mucho “voto provisorio”, que opt√≥ por una continuidad previsible pero sin que eso implicara una adhesi√≥n total al kirchnerismo. Esa franja es la que, un a√Īo despu√©s, no ver√≠a satisfechas sus expectativas.

“Entre los que salieron a protestar, hay muchos que supieron estar lejos y cerca nuestro desde el 2003 hasta ahora. El desaf√≠o es volver a acercarlos...”, dice un hombre del oficialismo que milita en la postura conciliadora. ¿C√≥mo hacerlo? Ante esa pregunta es que en el propio Gobierno algunos empiezan a fogonear la idea de una renovaci√≥n y proponen evaluar ciertas medidas econ√≥micas, y otras “pol√≠ticas”, que descompriman la tensi√≥n. Creen, por ejemplo, que este ser√≠a el momento para anunciar un aumento del m√≠nimo no imponible de Ganancias, que el Gobierno ha descartado hasta ahora pero no definitivamente. Y que podr√≠a hacerse una convocatoria a l√≠deres opositores para iniciar un di√°logo sobre una “agenda institucional”.

Estas propuestas, seg√ļn trascendidos de las √ļltimas horas, formar√≠an parte de las que le acercar√≠an a la Presidenta en la semana que se inicia.

Una pregunta, mientras tanto, se escucha con insistencia en todas las mesas de an√°lisis pol√≠tico, no s√≥lo las del oficialismo: ¿Qu√© hubiera hecho N√©stor ante una coyuntura as√≠? En general, hay consenso en creer que hubiera mostrado una se√Īal frente al reclamo. Y para dar esa respuesta se apela a antecedentes concretos: cuando el oficialismo perdi√≥ la pulseada en Misiones por la re-reelecci√≥n de Rovira (en un plebiscito que tuvo enfrente al obispo Pi√Īa y que alcanz√≥ un fort√≠simo impacto nacional), Kirchner envi√≥ un mensaje claro al forzar el abandono de pretensiones similares en otras provincias. Y cuando se top√≥ con las impresionantes movilizaciones de Blumberg, no s√≥lo recibi√≥ al padre de Axel sino que envi√≥ un paquete de reformas al Congreso que apuntaba a dar respuesta a aquel reclamo de seguridad, que hoy reaparece como una de las consignas fuertes del 8N. (...)".

2. #8N fueron muchos de quienes votaron por Cristina en 2011. Y no entenderlo es un problema enorme del Frente para la Victoria porque su prioridad sería cómo recuperar lo que se la ha escapado velozmente:

Santiago Fioriti en el diario Clarín:

"(...) Dos encuestas a las que tuvo acceso Clar√≠n coinciden en que m√°s del 30 por ciento de los votantes del oficialismo apoyan los reclamos, un fen√≥menos que, seg√ļn el razonamiento del soci√≥logo Enrique Zuleta Puceiro, exhibe “un nuevo tipo de manifestaciones que est√°n ocurriendo en todo el mundo, con actores que ponen l√≠mites a todos y que expresan una democracia de proximidad, interpretada por una ciudadan√≠a informada, atenta y cada vez m√°s impaciente”.

El muestreo nacional de Opini√≥n Autenticada, que recopil√≥ 800 testimonios apenas finalizada la concentraci√≥n, concluy√≥ que “entre quienes se manifiestan favorables a las marchas, una porci√≥n que oscila entre el 35% y el 39% reporta haber votado a la Presidenta”. El 8N, seg√ļn la consultora, tuvo un nivel de aceptaci√≥n del 55% y un nivel de rechazo del 25%.

El relevamiento de Management & Fit arroja cifras similares. “M√°s de tres de cada diez de los consultados dice haber votado a Cristina. Son los mismos que un a√Īo atr√°s ten√≠an una buena imagen de la Presidenta y que hoy se suman a los que opinan negativamente sobre su gesti√≥n. Por eso creo que estos cacerolazos los tiene que capitalizar el Gobierno o no los capitaliza nadie”, dice la directora de M&F, Mariel Fornoni. (...)".

3. #8N logra poner un l√≠mite al cristinismo. No hay reforma y no habr√° reelecci√≥n. Ella tiene 3 a√Īos para intentar una salida ordenada. Los afiches en la marcha del colectivo Flores de Papel "Los Vamos a Juzgar" no fueron bromas ni amenazas. Apenas advertencias.

JorgeAsísDigital:

"La Plaza de Mayo, La Plaza del Obelisco, alrededores de la Quinta de Olivos. Como las plazas centrales de Córdoba, Rosario, Mendoza.

Nada tienen que envidiarle al significado político de la Plaza Tharir. De El Cairo, Egipto.

La aglomeraci√≥n egipcia, basada tambi√©n en las redes sociales, bast√≥ para demoler la fortaleza temible del presidente Hosni Moubarak. Y transferir el poder para el fundamentalismo. La √ļnica fuerza que manten√≠a la capacidad de organizarse.

En cambio, las sucesivas aglomeraciones de las Plazas Tharir de la Argentina, a partir de las mismas redes, brotaron el 8-N para brindar -como primera constataci√≥n- una contenci√≥n popular. Hacia los desmanes fundamentalistas del cristinismo (√ļnica fuerza, a pesar de todo, organizada).

Oponer la expresiva simpleza del freno. Para atenuar las desaforadas arbitrariedades que complementan, hasta aquí, la mala praxis del segundo mandato de Nuestra César.

Con apetencias, para colmo, de violatoria continuidad. Jactancia traducida como reelección.

Etiquetas:
8N

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.