Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Fue a vender un auto y lo mataron de dos balazos.

Fue a vender un auto y lo mataron de dos balazos.

La v√≠ctima, de 46 a√Īos, fue hasta una casa del barrio para venderle su viejo Ford Falcon a un joven. All√≠ lo asesinaron, tiraron su cuerpo en un pozo ciego y lo taparon con piedras.


Asesinado por un auto.


9/10/12
Walter Darío Alfano (46) había desaparecido el viernes pasado. Después del mediodía había ido a entregar un Ford Falcon, modelo 1983, a un supuesto comprador, un joven que vive con su padre a sólo 400 metros de su casa en Los Polvorines, partido de Malvinas Argentinas. Pero Walter nunca regresó tras la transacción comercial que le había adelantado a su esposa, Hebe.
PODRIA INTERESARTE

M√°s+
RELACIONADAS

M√°s+

La mujer se enter√≥ de la desaparici√≥n porque la llamaron del colegio para avisarle que su marido no hab√≠a ido a buscar a sus tres hijos. Entonces hizo la denuncia y polic√≠as de la Bonaerense, con perros adiestrados, comenzaron la b√ļsqueda.
As√≠ encontraron a Walter muerto dentro de un pozo ciego, en la casa del joven que le iba a comprar el autom√≥vil. Hab√≠a sido asesinado de dos balazos –uno en la cabeza y otro en las costillas–. Ten√≠a golpes en la cara y el cuerpo hab√≠a sido tapado con piedras.
Cuando la Policía halló el cadáver, los habitantes de la casa ya no estaban. El padre del muchacho, identificado por la Policía como Miguel Angel Ortega (51), fue detenido recién ayer al mediodía cuando estaba a punto de entrar a un estudio jurídico para pedir asesoramiento. Su hijo, Brian (20), que se supone había hecho la gestión para comprar el viejo auto, estaba prófugo hasta anoche.
Seg√ļn fuentes del caso, Walter le hab√≠a comentado a su mujer, una empleada del municipio de Malvinas Argentinas, que el muchacho lo hab√≠a ido a ver varias veces para comprarle el auto. As√≠ hab√≠an acordado el viernes un pago de $6.000 por el Falcon.
“El asesino es un tarado. No sabe ser ni ladr√≥n ni delincuente. Despu√©s de robarle, lo mata y lo deja escondido en su casa. No tiene nada en la cabeza”, le dijo indignado a Clar√≠n V√≠ctor Alfano, el pap√° de la v√≠ctima. El hombre tiene 84 a√Īos, fue periodista de agencias de noticias y ahora trabajaba junto a su hijo en una fumigadora en la que eran socios.
“Hace 15 a√Īos que hac√≠amos este trabajo los dos.
El era mi sost√©n porque yo, por mi edad, hac√≠a s√≥lo lo administrativo . Ahora me dej√≥ solo por un imb√©cil, por uno o dos asesinos, a√ļn no lo s√©.
Lo que s√© es que a mi hijo no lo recupero m√°s ”, se lament√≥ V√≠ctor.
Cerca de las 13.30 del viernes, Walter fue hasta la casa de Renacimiento 4233 para llevar el Falcon. El chico le hab√≠a pedido que lo condujera hasta all√≠ porque √©l no manejaba y s√≠ su pap√°. Pero a las 18, desde el Colegio Alem√°n, al que asisten los tres hijos de la v√≠ctima (dos varones y una nena de 13, 11 y 9 a√Īos), le avisaron a su esposa –llevaban 15 a√Īos de casados– que Walter llamativamente no los hab√≠a ido a buscar.
“El era un hombre muy dedicado a sus hijos, por eso nos pareci√≥ muy extra√Īo. Y cuando no vino pensamos que lo hab√≠an secuestrado, que hab√≠a sido asaltado y lastimado, que algo le pod√≠a haber pasado”, cont√≥ el padre.
Walter ten√≠a una hijastra que viv√≠a con √©l. La chica dijo que su mam√° fue enseguida a preguntar por el paradero del hombre a las personas que iban a comprarle el auto. “Cuando fue, el chico le dijo que hab√≠an hecho la operaci√≥n y despu√©s se hab√≠a ido y no lo hab√≠a visto”, coment√≥ la joven.
V√≠ctor agreg√≥ que ese muchacho fue el s√°bado a la tarde a mostrarle a la familia que ten√≠a el papel escrito y firmado por Walter por la compra del auto . El Falcon incluso estaba estacionado a unos 80 metros de la casa donde el muchacho vive de toda la vida con su pap√°. Estaba cerrado con llave y sin ning√ļn signo que despertara sospechas de que algo malo hab√≠a ocurrido.
Por otro lado, un investigador precis√≥ que “ el tiro que le dieron a Walter en las costillas fue con el arma apoyada, ya que en la ropa quedaron restos de p√≥lvora ”.
Fuentes policiales creen que el autor material del disparo fue el muchacho y que su padre pudo haber colaborado en ocultar el cadáver. La familia descarta que Walter haya tenido deudas con ese joven y le hubiera entregado el auto como parte de pago, como sugirió un investigador.
“Esa gente destruy√≥ una familia. Dej√≥ a tres chicos sin padre. Son tarados. Lo √ļnico que quiero es que vayan presos, que no busquen artilugios para absolverlos. Que se pudran en la c√°rcel porque nos arruinaron . Nada me conforma, ni perpetua”, enfatiz√≥ el pap√°.
El hombre ya hab√≠a perdido hace diez a√Īos a otra hija abogada por una enfermedad. Tiene otras dos hijas mujeres, diez nietos y cinco bisnietos. “Esos chicos y mi mujer, con la que llevamos 61 a√Īos de casados, son los que ahora me dan fuerzas para seguir y pedir justicia”, recalc√≥ V√≠ctor.



Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.