Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Todo un cl√°sico.

Todo un cl√°sico.

El de este mi√©rcoles en Francfort ser√° el 20¬ļ enfrentamiento en toda la historia. Hasta ahora Argentina gan√≥ 8, empat√≥ 5 y perdi√≥ 6. Pero Alemania fue una pesadilla en los dos √ļltimos Mundiales.


Messi.


14/08/12
Desde la primera vez que se vieron las caras, en el Mundial de Suecia de 1958, Argentina y Alemania transformaron sus duelos en un cl√°sico de los m√°s importantes del planeta. Porque seis de los 19 partidos que jugaron entre s√≠ se dieron durante una Copa del Mundo y, aunque el historial general indica que Argentina tiene una peque√Īa ventaja - 8 victorias sobre 6 de los alemanes -, los alemanes se convirtieron en una sombra negra para la Selecci√≥n en las instancias decisivas del Mundial.
PODRIA INTERESARTE

M√°s+
RELACIONADAS

M√°s+

El primer choque se dio en 1958, en el Mundial de Suecia. Argentina se puso arriba en el marcador con un gol de Corbatta a los dos minutos. Pero los europeos, que culminaron cuartos en el torneo, lo dieron vuelta: 3-1. Tuvieron que pasar ocho a√Īos para volver a enfrentarse. Fue otra vez en la primera ronda de una Copa del Mundo, la de Inglaterra. La Selecci√≥n del Toto Lorenzo obtuvo un valioso empate sin goles que pr√°cticamente asegur√≥ su pasaje a la segunda ronda.


Reci√©n en el tercer enfrentamiento, en 1973, Argentina consigui√≥ su primera alegr√≠a. Batacazo en Munich en la previa del Mundial de Alemania 74. Un 3-2 que se recuerda por el golazo de Alonso, de tiro libre. Ghiso y Brindisi, con otras dos perlitas, completaron el hist√≥rico 3-2. Pero los alemanes devolvieron la atenci√≥n en 1977, cuando la Selecci√≥n de Menotti calentaba motores para la Copa del Mundo del a√Īo siguiente. En la cancha de Boca, escenario donde durante esa √©poca Argentina recib√≠a a los seleccionados europeos, fue 3-1 para los por entonces campeones del mundo.


Con Argentina como flamante campe√≥n mundial, Menotti arm√≥ un equipo con mayor√≠a de suplentes para jugar un amistoso en Berl√≠n en 1979. El arquero fue Vidall√© y de los campeones s√≥lo actuaron Passarella y Gallego. Un experimento que no dio sus frutos y una derrota previsible por 2-1. En 1981, en Uruguay, se disput√≥ la Copa de Oro, y Argentina consigui√≥ una victoria heroica. Perd√≠a 1-0 y lo dio vuelta en los √ļltimos cinco minutos con goles de Passarella y Ram√≥n D√≠az. Al a√Īo siguiente, cuando ambos equipos se preparaban para jugar el Mundial de Espa√Īa, empataron 1-1 en cancha de River. Fue la noche en que Baley, el reemplazante de Fillol, ataj√≥ para diez puntos.


Ya con Bilardo como entrenador, Argentina se dio un gustazo en 1984. Aplast√≥ futbol√≠sticamente a Alemania en D√ľsseldorf. Fue 3-1 con baile y con muchos puntos altos en la Selecci√≥n. Y con una jugada que no fue gol pero que a√ļn se recuerda: Bochini vio adelantado a Schumacher y pate√≥ de mitad de cancha. El arquero vol√≥ y evit√≥ el golazo. Ya en M√©xico 86, se vieron las caras el 26 de junio, en el DF y por la final del Mundial. Argentina, guiado por un Maradona brillante, gan√≥ 3-2 con un ag√≥nico gol de Burruchaga y alz√≥ la Copa por segunda vez en su historia.


El envi√≥n triunfal de Bilardo sobre Beckenbauer (DT alem√°n) se extendi√≥ a un amistoso que se disput√≥ en la cancha de V√©lez en diciembre de 1987. Otra vez Burruchaga para amargar a los alemanes (1-0). Los europeos se tomaron revancha al a√Īo siguiente en la Copa Cuatro Naciones que se jug√≥ en Berl√≠n. En la celeste y blanca comenzaba a mostrar su talento Caniggia, pero fue insuficiente. Los locales ganaron 1-0 con un gol de Matthaeus.


Pero la gran revancha para Alemania se dio en 1990, en la final de la Copa del Mundo de Italia. La Selección de Bilardo, que llegó al partido decisivo con muchos parches, cayó por un penal que todavía se discute. A Brehme no le tembló el pulso y venció desde los doce pasos a un Goycochea que parecía invencible.


En 1993, en Miami, Argentina se dio un gustito con Basile en el banco: gan√≥ 2-1 con un bombazo de Hern√°n Diaz y un cabezazo de Balbo. Luego pasaron casi nueve a√Īos para que volvieran a encontrarse. En abril de 2002 hubo triunfo argentino. Sor√≠n marc√≥ el √ļnico tanto del equipo de Bielsa en Stuttgart. En el 2005 se dieron dos empates: 2-2 en D√ľsseldorf con un doblete de Crespo en un amistoso, y otro 2-2 en la Copa de las Confederaciones con un gol de Riquelme de tiro libre y otro de Cambiasso.


Hasta que llegó el fatídico partido por los cuartos de final del Mundial de Alemania. Un duelo que Argentina dominaba. Se puso en ventaja con un cabezazo de Ayala y tenía todo bajo control. Pero se lesionó Abbondanzieri, entró Franco y Alemania lo empató. Y mientras Messi miraba desde el banco junto a Pekerman, Lehman -con su famoso papelito- detuvo los penales de Ayala y Cambiasso.


Con Maradona en el banco y pocos meses antes de la Copa del Mundo de Sudáfrica, Argentina le ganó a Alemania en Munich con gol de Higuaín y se recibió de candidato. Y en la Copa del Mundo, la Selección recibió, seguramente, un cachetazo inesperado. Un rotundo 4-0 que dejó las heridas abiertas en el sexto enfrentamiento entre ambos en Mundiales con una clara ventaja de los europeos.



No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.