Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Arsenal dio el golpe ante Boca en la Bombonera y ahora va por el título

Arsenal dio el golpe ante Boca en la Bombonera y ahora va por el título.

Lo venció con autoridad por 3-0 con goles de Zelaya y Leguizamón -2-. El equipo de Alfaro quedó como líder junto a Tigre, con dos puntos de ventaja sobre los de Falcioni.


Arsenal vs Boca.


18/06/12
No es cuento. Es verdad. Pasa aquí. Sucede ya. Boca, el que pelea todo hasta el final, se desploma en un duelo crucial por el torneo local. A Schiavi le ganan con facilidad. Orion nada tapa. Somoza no corta. Riquelme se mueve poco y no incide. Desbordan a Roncaglia.
PODRIA INTERESARTE

Más+
RELACIONADAS

Más+

Cvitanich, una sombra. Chávez, igual. Insaurralde se lesiona y preocupa. Entra Mouche y esta vez no influye. Es goleada en contra y en casa, donde no perdía hace 10 partidos. No es culpa del árbitro ni de Grondona. De rodillas en todo sentido queda Boca. No es mentira. Es real. Bombonerazo. Lo disfruta el que lo provocó, el que se pellizca, el modesto Arsenal.

Para llegar a la última fecha puntero con Tigre, Arsenal tenía que demostrar que ante Boca no temblaba. Lo había perdonado dos veces en la Libertadores: en Sarandí, arrancó ganando 1 a 0, no lo liquidó y perdió; y en la Bombonera, jugó un tiempo y un ratito con uno más, pero volvió a ser derrotado. Si la tercera fue la vencida es porque explotó todo. Arsenal salió a presionar arriba, apostando a la frescura propia después de 9 días sin jugar y al cansancio ajeno por la desgastante semifinal de Libertadores del jueves.

A diferencia de Racing cuando renovó la formación completa y le salió bien, Falcioni armó un equipo parecido al que falló ante Banfield. Escuchó a los jugadores experimentados, repitió columna vertebral (menos Silva) y sólo hubo un Boca anunciado, sin reflejos. Y remar contra Arsenal se le hizo más difícil porque al minuto y medio de juego ya perdía.

Por méritos estratégicos e individuales además goleó Arsenal. En la etapa inicial, eligió exprimir la banda derecha y acertó. Por ahí atacaba el incontrolable Carbonero, se tiraban los desequilibrantes Leguizamón o Zelaya y apoyaba el inteligente Ortiz. Así lastimaba como en aquellos dos primeros tiempos coperos dilapidados. Boca sufría en esa zona a pesar de la marca de Roncaglia, más la colaboración de Sánchez Miño. Y cuando Boca pretendía respirar con la redonda, no ubicaba a Riquelme, estático y muy bien vigilado.

Desde esa zona débil de Boca, Carbonero metió un centro, Zelaya le ganó fácil a Schiavi y cabeceó a un rincón. Y cerca del cierre del primer tiempo, de contragolpe, vino el 2-0: tras el pelotazo de Nervo, aguantó Leguizamón y abrió a Zelaya, quien se fue ante el lesionado Insaurralde, esperó y tocó atrás para que Leguizamón la empujara. Entre los dos goles, hubo control de Arsenal, pero casi sin llegadas nítidas. Eficacia total. Y en las dos áreas... Porque Campestrini, en la propia, tapó el empate con un atajadón abajo ante tiro de Blandi.

La historia se acabó con la gran réplica de Leguizamón, arrastrando a Schiavi y definiendo con clase máxima. El ingreso positivo de Viatri nada cambió.

Boca puede ser campeón, pero depende de Tigre, de Arsenal y de su reacción. Habrá que ver si olvida esta paliza, si recupera energías y si salta a la final de la Libertadores, la gran obsesión. ¿Hará historia Arsenal? Si gestó semejante Bombonerazo, ¿por qué no?

No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.