Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Tragedia de Once: le dieron el alta tras 30 cirugías y 70 días internada.

Tragedia de Once: le dieron el alta tras 30 cirugías y 70 días internada.


Florencia quedó atrapada en el primer vagón. En el Pirovano le salvaron la vida y también sus piernas.


Florencia, vive en un departamento de Belgrano para estar cerca
del centro de rehabilitación. Hoy no puede caminar.(Foto:Leo Vaca).


6/05/12
Recuerda que el d√≠a anterior a la tragedia se hab√≠a vuelto a “arreglar” con su novio. Que la noche previa lo vio un rato, pero despu√©s fue al corso de Merlo con sus amigos Alan Mesa y Federico Bustamante, y que los tres pasaron la noche en el departamento que ella alquilaba desde que lleg√≥ de Mar del Plata, hace tres a√Īos.
PODRIA INTERESARTE

M√°s+
RELACIONADAS

M√°s+

Tambi√©n recuerda que en el momento del desastre, cuando el tren en el que iban los tres a trabajar choc√≥ contra el and√©n 2 en Once y todos, mujeres, hombres, j√≥venes, adultos, chicos, beb√©s, todos, quedaron enredados entre vivos y muertos –todos encimados entre los hierros retorcidos y calientes del primer vag√≥n–, rez√≥ con una mujer, se seren√≥ con un chico que le rog√≥ que ya no gritara, escuch√≥ personas agonizando, y se estremeci√≥ cuando sinti√≥ que la mano de Fede, que le apretaba un dedo con fuerza, se desvaneci√≥ . Todas escenas de horror que le toc√≥ vivir cuando s√≥lo iba camino a su rutina diaria. Federico muri√≥ antes de recibir atenci√≥n m√©dica. A Alan el golpe le quebr√≥ la cadera y le fractur√≥ varios huesos. Ella ten√≠a las piernas destrozadas: aguant√≥ casi cuatro horas hasta que la sacaron.

Florencia Ilabaca tiene 23 a√Īos: el 22 de febrero fue una de los √ļltimos en ser rescatado vivo del tren 3772. En helic√≥ptero la llevaron al Pirovano donde le salvaron la vida: la operaron 30 veces para reconstruirle los m√ļsculos y la piel de sus piernas. Pas√≥ 70 d√≠as internada en una habitaci√≥n, aislada, para evitar infecciones que igual padeci√≥. Estuvo enyesada. Fue al quir√≥fano casi cada 48 horas. Y el mi√©rcoles le dieron el alta : la √ļltima sobreviviente en salir de un hospital p√ļblico porte√Īo (queda Natalia Mesa en el Centro M√©dico Fitz Roy con fractura en las piernas).

Florencia desde ahora se recupera en un departamento “prestado” en Belgrano por la empresa del Sarmiento, TBA. La rehabilitaci√≥n durar√≠a entre seis meses y un a√Īo.

Sentada frente a una tele por primera vez desde la tragedia, y de costado a una ventana que le regala el cielo de un piso 14, Flor dice que pas√≥ “del horror al dolor”, pero que ahora necesita, “m√°s que nada, agradecer”. Nombra al director del Pirovano, a cada uno de los m√©dicos y a las enfermeras que la cuidaron y animaron. “Necesito agradecerles. Armaron un equipo para salvarme”, recuerda. Es una necesidad y un amor de ida y vuelta : esos m√©dicos y enfermeras tambi√©n la reivindican en su lucha por sobrevivir . Armaron un v√≠nculo √ļnico, la van a visitar, le mandan mensajes y le escriben con dulzura en su Facebook.

“Ahora necesita que no la olviden. Hoy no puede caminar y tiene que seguir su tratamiento de rehabilitaci√≥n. Igual que Alan, que se recupera en uno de Hurlingham. En el caso de Flor el compromiso lo asumi√≥ TBA: prometieron pagar todo. Yo no quiero sacar r√©dito de nada, s√≥lo quiero lo mejor para mi hija. Que le den el mejor lugar hasta que pueda salir caminando. Ahora viene lo peor, y lo que necesito es que ellos mantengan su palabra y se hagan cargo de todo”, dice V√≠ctor, el pap√°. No est√° solo. La mam√° y las hermanas tambi√©n se turnan para cuidarla. “Y mis amigos, no me dejan sola”, dice ella. “Si la empresa cumple con su palabra empezar√≠a la recuperaci√≥n en el Fleni, pero ambulatoria, no me quiero internar”, aclara.

Y cierra Flor: “Los √ļltimos d√≠as se me hicieron largos. Nunca sal√≠a de la habitaci√≥n, s√≥lo para ir al quir√≥fano. Pero la gente me hac√≠a sentir lo importante que fue lo que pas√≥. Vino mucha a verme, personas que no me conoc√≠an y quer√≠an saber c√≥mo estaba, me rezaban, me tra√≠an regalos. Por ejemplo, una se√Īora que ven√≠a a hacerme reiki, y eso y los mimos de las enfermeras me hac√≠an bien”.

El reencuentro con Alan ocurrió recién hace dos semanas, cuando a él le dieron el alta. Se vieron, lloraron y se abrazaron. Ahora los dos piensan en cómo reconstruir su vida, en caminar, volver a trabajar. Hacer una vida normal para su edad. Y, sobre todo, en que haya justicia por lo que les ocurrió.

Agradecimientos

La familia de Florencia Ilabaca pidi√≥ que se nombre al equipo del Hospital Pirovano que le salv√≥ la vida. Es el director, Jos√© Cuba; el subdirector, Jos√© Tobar; los cirujanos pl√°sticos Carlos Bertini, Diego Bujanda y V√≠ctor del Ca√Īo, junto con los doctores Carlos Dist√©fano, Enrique Zarolli, Soledad Lett, Amadeo S√°nchez, Ignacio Giulietti, Hugo Bello, Graciela G√≥mez Fern√°ndez, Salvador Marando y Mar√≠a Cristina Giordano. Anestesista: Carol Wager. Enfermeros: Patricia Bustamante, Celia Mart√≠nez, Silvina Lencinas, Sergio Coronel, Mar√≠a Godoy, Marciana Pereyra y equipo. Y a Jos√©, el camillero.

No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.