Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Gran Hermano, final sin mucho rating.


Gran Hermano, final sin mucho rating.


Un ganador naif.




Con una buena dosis de ingenuidad, Rodrigo se qued√≥ con la edici√≥n 2012 del reality de Telefe. Derrot√≥ en la final a Walquiria. El tucumano Jorge fue tercero y el chaque√Īo Alex, cuarto.
PODRIA INTERESARTE

M√°s+
RELACIONADAS

M√°s+

Poco más de cinco meses después, 164 días exactamente, terminó Gran Hermano y el reality de Telefe tiene un nuevo ganador: Rodrigo venció en el mano a mano final a Walquiria y se quedó con la edición 2012.

En el desarrollo algo esquizofr√©nico del reality, el ganador de esta edici√≥n mostr√≥ un perfil radicalmente opuesto al vencedor de la edici√≥n pasada, el manipulador y cabr√≥n paseador de perros Cristian U. Esta vez, Rodrigo le entr√≥ al p√ļblico por el lado de la ingenuidad y el candor: basta decir que en una noche pasada en la casa "de al lado" junto a su romance en pantalla, Ornella, el vencedor pidi√≥ que le pasaran una pel√≠cula de Harry Potter. Tambi√©n fue de los √ļnicos que le aport√≥ chispa y humor (blanco) al reality.

Fue el √ļltimo participante en abandonar la casa de Gran Hermano cuando hab√≠an pasado algunos minutos de la 1 de la ma√Īana. Se llev√≥ 750 mil pesos, descontados sus pasos por la placa telef√≥nica del mill√≥n de pesos original del premio.

Fue una gala extensa para lo que venía siendo esta edición. Cerca de las 23.30, una tribuna exaltada como no se había visto hasta ahora (gritos, muchos gritos...) le dio paso a la presentación del conductor Mariano Peluffo y a un video con los mejores momentos de esta edición, la más larga hasta ahora en la Argentina. Luego todos los "hermanitos" eliminados se mostraron juntos. En la primera "entrada" de Peluffo a la casa, esa misma tribuna exaltada dejó en claro cuál era el favoritismo: el "Rodrigo, Rodrigo" y el "Walquiria, Walquiria", con aroma adolescente, se impusieron por sobre los demás nombres.

En sinton√≠a con esa suerte de "veredicto popular", el primer eliminado, apenas pasada la medianoche, fue el chaque√Īo Alex, de perfil baj√≠simo, subterr√°neo, durante su estad√≠a en la casa, am√©n de un fugaz romance con Ail√≠n. "Estoy muy contento, la verdad que no lo puedo creer", dijo apenas sali√≥, recibido por Luli Fern√°ndez y compenetrado todav√≠a en su rol.

Tampoco sorprendi√≥ la salida del tucumano Jorge cuando hab√≠a pasado media hora de la medianoche. El otro "Gigante del Norte" se fue con el pulgar arriba y la incertidumbre de buena parte del p√ļblico de si su extrema ingenuidad era real o una pose (como sea, el resultado final demostr√≥ que la cuota de candor hab√≠a sido cubierta por Rodrigo, y que Jorge padec√≠a, acaso, de un exceso de edulcorante...).

Pasada la 1, una Walquiria eufórica a pesar de haber perdido la final, se reencontró (sin que los musicalizadores del programa pasaran algo de Wagner), con su amor en la casa, Mario. Y Rodrigo se quedó festejando adentro.

Así llegó a su fin una edición de Gran Hermano deslucida y, en muchos aspectos, atípica. Quizás apresurada tras el éxito que había significado la anterior versión (la ganada por Cristian U.), nunca levantó la temperatura de un tibio rating y tuvo muchas novedades que no funcionaron: la "casa de al lado", donde se buscaba entrar a la casa principal o donde residieron los ya eliminados en busca de una segunda oportunidad, se desdibujó con el correr de los días y terminó siendo un bulín donde las parejas creadas entre los participantes encontraban un momento de intimidad (y sexo).

También hubo cambios sobre la marcha. El más trascendente fue el de conductor: Jorge Rial abandonó las galas a mitad de camino y su lugar fue tomado por el siempre eficiente Peluffo.

Varias de esas modificaciones fueron bandazos en busca de un √©xito esquivo, y fueron tanto de estructura (las galas de expulsi√≥n pasaron por varios d√≠as y, mientras la audiencia no repuntaba, hasta el horario del programa fue corri√©ndose a la trasnoche) como de perfil (el ingreso de un medi√°tico como "Tomasito" Suller fue un manotazo que no aport√≥ demasiado, y no fue el √ļnico). Da la sensaci√≥n de que el formato necesita un respiro. ¿Hasta cu√°ndo?.

No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.