Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Florencia de la V: "Yo me busqué mi camino"


Florencia de la V: "Yo me busqué mi camino".


Entrevista. Con programa propio Hoy estrena“La pelu”, por Telefe, y aqu√≠ cuenta su historia: la de una persona que tuvo que inventarse a s√≠ misma y que ahora disfruta del sue√Īo por el que tanto pele√≥.



Parirse a sí misma: eso es lo que hizo Florencia de la V. Desde la infancia se sintió mujer, pero el destino le había dado un cuerpo de varón. Podría haberse atrincherado en la queja y dedicarse a maldecir a la naturaleza por el error.
PODRIA INTERESARTE

M√°s+
RELACIONADAS

M√°s+

Al fin y al cabo, ¿qui√©n le iba a negar el derecho al pataleo? Pero eligi√≥ construir, con la arcilla que le toc√≥ en suerte. A los 17 a√Īos, se present√≥ vestida de mujer en una fiesta familiar, y sali√≥ al mundo, a vivir como deseaba. Ahora tiene marido (Pablo Goycochea), dos hijos, un D. N. I que la reconoce como Florencia Trinidad (su apellido paterno), un teatro propio en Carlos Paz, y desde hoy, el protag√≥nico de La pelu (de lunes a viernes, a las 12, por Telefe). “Me gustar√≠a que a trav√©s de m√≠, la gente entendiera que en la vida, se puede lograr todo. Si te pon√©s a pensar, dec√≠s: “Si esta mina pudo todo esto, cualquiera puede hacer lo que sue√Īa”.

¿Qu√© anhelabas cuando te presentaste en la fiesta vestida de mujer? Lo que anhelaba en ese momento era mi felicidad. Ahora tengo 36 a√Īos, y cuando miro a las hijas de Pablo, que tienen 18 y 20 a√Īos, las veo muy chiquitas y pienso en m√≠ a esa edad y digo: ‘¡Qu√© chica que era!”. A√ļn no puedo creer c√≥mo ten√≠a esa seguridad para encarar la vida. Era decidida. Recuerdo que en aquel momento, pens√©: si las personas me quieren de verdad, van a aceptarme como soy; y si no me aceptan, bueno, seguir√© mi camino. Estaba convencida de que ese camino me daba felicidad, y cre√≠a en m√≠.

Y todo eso en una sociedad bastante m√°s prejuiciosa que la actual...

¡Mucho m√°s prejuiciosa, pens√° que estamos hablando del a√Īo ‘92! En eso se avanz√≥ mucho.

¿De d√≥nde viene tu fuerza interior? El hecho de haber perdido a mi madre cuando yo ten√≠a 2 a√Īos me hizo madurar desde muy chica. Y tambi√©n me hizo ser desarraigada de mi familia. Mi pap√° volvi√≥ a tener una pareja, pero yo no sent√≠a que fuera una familia s√≥lida. Yo era bastante solitaria. Y creo que eso me hizo irme de mi casa y tener esta voluntad para decir “yo salgo y encaro la vida”. Yo nunca esper√© nada de nadie. Jam√°s esper√© nada. Yo me busqu√© mi camino. Ten√≠a tenacidad y empuje porque sab√≠a que todo lo ten√≠a que conseguir sola. Empec√© a trabajar desde muy chica. Quiz√°s me hubiera gustado seguir estudiando, pero tuve que ganarme la vida.

¿Qu√© hubieras estudiado? Y… a m√≠ me encantaba la historia… Pero no hubieras sido actriz… La vida sabe por qu√© hace las cosas… ¿Sab√©s que s√≠? Un d√≠a, cuando ten√≠a 15 a√Īos, una adivina me dijo que yo todav√≠a no hab√≠a encontrado mi destino; que no sab√≠a explic√°rmelo, pero que ve√≠a que yo le iba a hacer mucho bien a la gente. Y yo pens√©, ¿qu√© me est√° diciendo esta mujer? Ahora pienso que su predicci√≥n se refer√≠a a la alegr√≠a, a regalar humor. En el teatro, la gente se divierte conmigo. Siento que parte de mi √©xito tiene que ver con que yo soy una figura netamente del p√ļblico. Yo soy lo que soy por la gente; porque la gente paga una entrada para verme, porque la gente me elige. No s√© qu√© le provoco a la gente, pero s√© que me quieren mirar.

Cuando habl√°s de haber hecho todo sola, uno piensa que hasta tuviste que ponerte tu nombre...

Todo, todo hice sola. Yo me inventé. Yo volví a nacer.

¿Por qu√© elegiste “Florencia”? Porque me parec√≠a un nombre muy femenino.

¿Cu√°ndo empezaste a hablar de vos en femenino? Siempre cre√≠ que hab√≠a nacido mujer; toda mi vida. A los cuatro a√Īos me vest√≠a de mujer y hablaba de m√≠ en femenino. Pero poco despu√©s, por lo que me dec√≠an las maestras del colegio, me despabil√© de que no pod√≠a hacer eso. Despu√©s, mis padres me hablaron… Un d√≠a mi padre me atac√≥ bastante severo por hablar de m√≠ en femenino, y ah√≠ me di cuenta. Cuando era chica iba a una psic√≥loga, y un d√≠a, ella me dijo que era dif√≠cil, que yo no iba a poder entenderlo ahora y que muchos no iban a poder comprenderme, pero que cuando fuera grande iba a poder elegir. Esas cosas me marcaron. Y siento que por todo eso, madur√© desde muy chica. A los 15, ya hab√≠a decidido el camino que quer√≠a encarar, y a los 17, me fui de mi casa... ¡Qu√© chica que era, y c√≥mo lo hice! Sos muy valiente...

Ahora quiz√°s soy m√°s temerosa de ciertas cosas. Pero en la adolescencia, uno se tira a la pileta y va por la vida como si nada. Igual, era otra Argentina. Al margen de los prejuicio, era una Argentina en la que se pod√≠a andar por la calle, yo viajaba en tren a la capital, y pod√≠as andar… hab√≠a menos inseguridad.

Puesta a aceptarte tal cual sos, declaraste que no pens√°s operarte para cambiar tu genitalidad...

Es que me llev√≥ muchos a√Īos aceptarme, muchos… Porque yo tengo que convivir con las dos personas, ¿entend√©s? De verdad, creo q la aceptaci√≥n llega cuando te acept√°s a vos misma. En un momento pens√©, √©stas son las cartas que me tocaron; y con esas cartas jugu√©: nac√≠ hombre y me volv√≠ mujer. Ser mujer es lo mejor que me pas√≥ en la vida, porque las mujeres son muy poderosas. ¿Por qu√© ahora hay tantas presidentes mujeres? Porque la mujer es poderosa. Yo fui las dos cosas, as√≠ que puedo hablar con conocimiento de causa. La mujer tiene poder, y cuando quiere ser mala, puede ser mala de verdad. El hombre puede ser malo, pero la mujer, si quiere, puede herir de muerte, con la lengua, simplemente. Para m√≠, la mujer es objeto de profunda admiraci√≥n. Eso es lo que yo siento por ustedes. Te juro, de verdad, siendo mujer, sos la due√Īa del mundo.

¿Te cost√≥ decidirte a tener hijos? S√≠, mucho. Fueron tres a√Īos de lucha interna. El prejuicio siempre existe... Es probable que les digan: “Tu mam√° es una trans (transexual)”. Pero creo que a mis hijos lo √ļnico que les va a importar es que yo los ame, ¿entend√©s? Yo pens√©: a algunos les toca un padre golpeador o una madre prostituta, y sin embargo, los quieren; entonces, ¿por qu√© mis hijos no me van a querer a m√≠ aunque sea diferente? Y me anim√© a tenerlos. Pero te juro que pas√© un proceso interno muy lento y muy fuerte.

¿Incluso teniendo tan claro qui√©n sos? S√≠, igual. Esto me hizo pensar much√≠simo, porque estaba decidiendo sobre la vida de ellos, no sobre la m√≠a. Y todo el tiempo me pasa eso con mis hijos. Yo s√© que mi vida es p√ļblica, pero siento que a ellos tengo que preservarlos.


No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.