Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Erupción balcánica

Erupción balcánica.


Emir Kusturica en El Teatro. Con su No Smoking Orchestra, el serbio satisfizo la avidez local de m√ļsica de los Balcanes.




Entre tema y tema, Emir Kusturica se adelanta en el escenario de El Teatro de Colegiales y puntea siempre la misma parte del tema del cartoon La Pantera Rosa . Una, dos, diez veces. En ese ejercicio, Kusturica entiende la mejor herramienta que tiene la m√ļsica balc√°nica para conectar con el p√ļblico argentino: referir a algo m√°s. En esos huecos, el director serbio aprovecha para decir t√≠tulo del tema y a cu√°l pel√≠cula suya pertenece.

PODRIA INTERESARTE

M√°s+
RELACIONADAS

M√°s+

Gato negro, gato blanco , dice en espa√Īol y viene la ovaci√≥n. “¿Recuerdan Arizona Dream ?”. Y lo mismo. No importa qu√© canci√≥n; importa m√°s de d√≥nde sali√≥. Alguno dir√° que es el concepto detr√°s del The Gypsies Are Back Tour .

El clima de jolgorio es constante y, aunque haya saxo, viol√≠n, acorde√≥n y tuba, lo “balc√°nico” es un condimento de este combo rockero. La No Smoking Orchestra se apoya en un baterista incansable y en un primer guitarrista relajado y potente. En medio de la din√°mica del tira y afloje r√≠tmico, el saxofonista Nenad Petrovic contrabandea jazz ( Autumn Leaves ) y cl√°sica ( Bolero , de Ravel) e Iv√°n Maksimovic en la primera guitarra amaga con Shine On You Crazy Diamond y Another Brick in the Wall pt. 2 (Pink Floyd). Aunque, s√≠, el despliegue musical queda en manos del d√ļo saxo-viol√≠n.

Aunque esa prensa fan-de-todo diga que hay una fiebre por la balc√°nica (rock balc√°nico, bueno) en Argentina, lo cierto es que no se supo capitalizar la m√ļsica de Serbia, Bosnia, Croacia y aleda√Īos. Si el p√ļblico reggae no trascendi√≥ su inter√©s sobre el g√©nero m√°s all√° de Bob Marley durante muchos a√Īos, salvando las distancias, Kusturica y Goran Bregovic son, para los criollos, los √ļnicos referentes. Los Gogol Bordello (tocan aqu√≠, en Groove, justamente el lunes) se abren paso, pero no hay escena por m√°s fuerza que hoy hagan o m√©ritos tengan los nacionales Babel Orkesta y los organizadores de la Fiesta Bubamara (volante entregado en la puerta con foto de… una pel√≠cula de Kusturica). El serbio llen√≥ un par de veces el Luna Park, pero el g√©nero se consume tur√≠sticamente. Sin siquiera hurgar en lo impopular, ¿cu√°ntos ir√≠an a ver a Boban Markovic? Tiene m√°s potencial de convocatoria el indie estadounidense de Beirut que cualquiera del este de Europa.

Sin Nele Karajlic, el histri√≥nico cantante de la No Smoking Orchestra, se supon√≠a un mayor protagonismo del serbio en la banda. Pero no, el rol de vocalista cay√≥ en Zoran Milosevic (acorde√≥n) y Dejan Sparavalo (viol√≠n). Kusturica se mantiene tras la guitarra y ya. A fines de los ‘90, cuando Kusturica gan√≥ popularidad, Zabranjeno PuŇ°enje se rebautiz√≥ como Emir Kusturica & The No Smoking Orchestra para aprovechar el envi√≥n. Kusturica, entonces, es tant√≠simo m√°s una figura carism√°tica que un l√≠der musical. Si hasta el chiste en que suben un arco gigante para tocar el viol√≠n y la guitarra es una pantomima: el que toca es el otro guitarrista, de espaldas. Y √©se es el esp√≠ritu: kerm√©s. La guirnalda de luces que cruza sobre las cabezas del p√ļblico, trucos de magia que cambian el vestuario del violinista, una elecci√≥n a dedo de “Miss Argentina” y la desprolijidad en favor de la fiesta.

No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.