Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Arjona, como en su casa.


El guatemalteco encantó a sus seguidores con un extenso show.


Desde las 21, las cl√°sicas olas en las tribunas fueron acompa√Īadas por tormentas de gritos que irradiaban una histeria contenida por tres a√Īos. Hab√≠a llegado la hora del show. Los alaridos dentro del estadio se replicaban afuera, por aquellas mujeres que corr√≠an temerosas de no llegar a tiempo a la cita. No deb√≠an preocuparse. El las har√≠a esperar.



Cincuenta minutos después de lo previsto, se apagaron las luces. La banda salió al escenario, que se presentó como un loft de dos pisos y comenzó a sonar "Vida", mientras una pantalla gigante sorprendió con una secuencia de imágenes que iban desde el Chavo del Ocho, Barack Obama y Los Simpson hasta un pesimista y sarcástico noticiero.
PODRIA INTERESARTE

M√°s+
RELACIONADAS

M√°s+

La biblioteca del loft se abrió. Apareció Ricardo Arjona. Las 37.000 personas, en su mayoría mujeres, que agotaron las entradas para el primero de los cuatro recitales en Buenos Aires, lo recibieron con euforia. El guatemalteco se vistió acorde a la escenografía; estaba como en su casa: pantalones holgados, remera, chaleco y sacón oscuros, y zapatillas blancas.

Pero a las fan√°ticas poco les importaban c√≥mo estaba vestido. Las veintid√≥s canciones que quedaban por delante no alcanzar√≠an para saciar su necesidad de Arjona. Desde los cinco recitales en Boca, tres a√Īos atr√°s, estaban esperando volver a verlo.

Sus nuevos discos Poquita ropa e Independiente coparon los primeros cuatro temas del show. Reci√©n despu√©s, el guatemalteco comenz√≥ con cl√°sicos "Desnuda" y "Acompa√Īame a estar solo" que fue cantada a dos voces: la de Arjona y la heterog√©nea, desafinada e incondicional de sus fan√°ticas.

En su nuevo disco, Arjona quiso hacer gala de su flamante independencia musical con canciones salidas del libreto. Por eso, se río de los eternos enamorados con su primer sencillo, "El amor" ("Hay mucha gente pendiente de encontrar al amor de su vida, tanto, que le llama amor de la vida al primero que pasa por ahí", comentó, en un monólogo casi de stand up). También le dedicó una canción a su madre, "Mi novia se está poniendo vieja", ante un estadio que por primera vez hizo silencio.

El escenario de repente se convirtió en un bar. Cuatro amigos alrededor de la barra intentaban mantenerse fiel al guión (tomar, reír), pero la felicidad se hacía evidente. Eran fanáticos de Arjona que ganaron un concurso para estar allí mientras él cantaba "Historia de taxi".

Luego, el cantante detuvo su mirada en la bandera m√°s grande del lugar, en una tribuna alta, y le propuso a ese sector que enviara a una representante al escenario. "Tiene que tener 40 a√Īos o m√°s", dijo, y el estadio se revolucion√≥. Despu√©s de cantar "Ping√ľinos en la cama", se sent√≥ a su lado la "se√Īora de las cuatro d√©cadas" con la bandera y la remera estampadas con la cara de Arjona. El le dio la mano y le dedic√≥ la canci√≥n. Ella no sal√≠a de su asombro. El p√ļblico tampoco, pero de envidia. Las mujeres se aunaron en un reclamo por justicia y por la posibilidad de acercarse a √©l.

El supo c√≥mo lidiar con el enojo fugaz de sus seguidoras, y el show continu√≥ en un ambiente circense, en donde Arjona volvi√≥ a burlarse del amor y de la terapia de pareja, con "Reconciliaci√≥n". En la sat√≠rica canci√≥n, incluso incorpor√≥ una l√≠nea porte√Īa: "Y yo como un boludo con un globo de I love you en forma de coraz√≥n", cantaba, mientras sosten√≠a un globo de helio con esa inscripci√≥n.

Para los bises eligió "Minutos" y"Mujeres"; la fórmula no falló. Las mujeres deliraron y lo despidieron saltando y cantando la canción dedicada a ellas.

No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.