Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Vuelve CQC


CQC: dos por tres.

Guillermo L√≥pez y Juan Di Natale. Hoy regresa “Caiga quien caiga”, ahora por Am√©rica y, por primera vez, con un d√ļo de conductores. Un cl√°sico, ¿renovado?.







21/03/12
Hay una escalera en la terraza de la productora Eyeworks Cuatro Cabezas que conduce a un techo misterioso. Basta que los hombres de negro escuchen la advertencia de que por a√Īos ese suelo no se ha pisado, para que all√≠ hundan su huella como Armstrong en la luna. Met√°fora de lo que son. Dos a los que el “no”, estimula, √≠conos de ese periodismo descarado que, juzgan, “marc√≥ escuela en la TV”. Desde la “luna”, inmortalizan para la foto esas dos sonrisas de Guas√≥n. Las mismas que hoy (en CQC , a las 22, por Am√©rica) volver√°n a dibujarse, caiga quien caiga. “No tenemos enemigos”, avisan.

Hienas. As√≠ rebautizaron los italianos al formato CQC que Argentina export√≥ a una decena de pa√≠ses. Lejos de ese sustantivo, Guillermo “El pelado”y Juan Di Natale, los conductores, prefieren elegir la palabra “desfachatez” para hablar de ellos. Fue ese adjetivo el que exhibieron por a√Īos como noteros y, m√°s tarde, como conductores del ciclo que cumple 16 temporadas. Ya sin Ernestina Pais, el cl√°sico tendr√°, por primera vez, un d√ļo de conductores. Con esa escuela de la irreverencia y tanto pol√≠tico al que dejaron en off-side , cuesta creer que no coleccionen enemistades. L√≥pez hace memoria y con su elegancia para la iron√≠a evoca entonces “un intento de golpiza en un cumplea√Īos de Lita de Lazzari”. Intentaba entregar una torta adornada con un tanque de guerra y el s√©quito de la mujer termin√≥ por estampar el pastel en su traje negro. Gajes del oficio.

Otro CQC . Otro pa√≠s. Otro mundo. En 16 temporadas, mutaron los nombres detr√°s del mostrador, se despidi√≥ el gran capit√°n (Mario Pergolini), cambiaron las emisoras anfitrionas (debutaron en Am√©rica, pasaron por El Trece y Telefe), pasaron ocho presidentes, pero el ciclo resisti√≥. “Milagro”, coinciden, que por estos tiempos pudieron lograr apenas algunos, como Mirtha Legrand, Marcelo Tinelli y Susana Gim√©nez “El nuestro es un formato tan s√≥lido que pudo resistir desde la ida de Mario a tantas otras cuestiones”, opina L√≥pez.

Que no haya reemplazo de Ernestina implica una vuelta a ese formato históricamente masculino...

Di Natale : Pero sigue estando Martina (la notera). Y mujeres en la producción hubo siempre. El mismo programa que viste tres temporadas antes y se replicó en otros mercados, no tiene una marca sexista, no tiene connotación sexista. Hacemos un programa de humor, y si ese humor se lanzó al machismo en más de una ocasión, lo habrá hecho como se lanzó a otros costados. Porque hicimos humor con un periodista facho, por ejemplo, no somos fachos...

¿Por qu√© se redujo el grupo de conductores? Di Natale : De un tiempo a esta parte el trabajo en el estudio se fue volviendo cada vez m√°s vertiginoso y nos fue obligando a los tres a un trabajo de s√≠ntesis imposible. Ahora, en vez de que haya tres voces, que haya dos habilita a que exista un poquito m√°s de discurso para cada uno. El juego en un di√°logo de dos es diferente.

Con el formato tan instalado, ¿Los pol√≠ticos les temen m√°s o menos? L√≥pez : Desde el espect√°culo yo he generado un perfil de nota en donde m√°s que incomodar, fui a jugar. Para incomodar est√° la nota de pol√≠tica. Creo que los pol√≠ticos responden con una tranquilidad disfrazada, pero est√°n muy pendientes de qu√© van a decir.

Di Natale : Los personajes de la política se siguen sintiendo incómodos. Hay montón de casos de quienes prefieren no responder y seguir caminando.

Con esta divisi√≥n tajante de la pol√≠tica hoy, ¿se hace m√°s dif√≠cil llevar adelante un programa as√≠? L√≥pez : CQC tiene una mirada que genera que los que son K digan que es anti K y viceversa.

CQC está parado en un lugar en el que puede opinar para los dos lados, oposición y no oposición. Mira las cosas con su propio estilo, más allá de los presidentes, y de los canales.

Di Natale : No somos árbitros. Más allá de cómo se distribuya el juego político en cada momento, no existen dos posiciones solamente sobre las cosas. Y el programa siempre mantuvo independencia de criterio. En todo caso, invitamos a que la gente que nos mira tenga herramientas para pensar como quiera.

¿Cu√°les fueron los grandes logros de estos a√Īos? Di Natale : Dif√≠cil recordar eso. Yo hac√≠a notas en las primeras tres temporadas y creo que nadie se acuerda ya que hac√≠a notas. Pas√© una noche en Chiapas, en un campamento zapatista, recuerdo el aterrizaje forzoso de Gonzalo en el sur. Despu√©s, si hablamos de personajes, hubo mano a mano con Lady Di, con Bill Clinton, con Fidel Castro...

L√≥pez : Tantos a√Īos... resulta dif√≠cil de recordar. Destaco, por ejemplo, el “Proteste ya”, el habernos colado con la Bersuit en los premios Gardel que transmit√≠a Telefe cuando nosotros est√°bamos en El Trece. O (Diego) Maradona yendo en el tren a la anticumbre. El concepto de producci√≥n es el de levantar la apuesta todo el tiempo.

Vitalicio del ciclo (debut√≥ en 1995, a√Īo de inicio del programa) Di Natale habla de “una escuela” que nutri√≥ a la televisi√≥n: “ CQC fue inspirador, productivo para la pantalla argentina”. L√≥pez, parte del producto desde hace una d√©cada, suma: “El protagonismo del notero casi no exist√≠a antes. Se ve√≠a la mano en el micr√≥fono de quien entrevistaba solamente. Con CQC eso cambi√≥”.

¿Qu√© contacto mantienen con Pergolini? ¿Opin√≥ sobre esta dupla de conducci√≥n? L√≥pez: Estuve en contacto telef√≥nico. Yo hago radio en Pinamar, √©l veranea en Caril√≥, y este a√Īo lo entrevist√©. Yo estoy agradecido, √©l fue quien me dio trabajo despu√©s de haberlo encarado en la puerta de la radio. Pero ya no opina sobre CQC .

Di Natale : Tampoco habría motivo para que lo haga.

Grupo ahora reducido, el diplomático y el ácido funcionan no como opuestos, pero sí como complementarios.

El hombre de la cabeza rapada, ex alumno de Agust√≠n Alezzo, conductor tambi√©n de AQST , por Am√©rica (ver nota al lado), no puede evitar nombrar a Ramos Mej√≠a, barrio donde forj√≥ esa personalidad de atorrante querible. Su historia esconde un bolo en La banda del Golden Rocket , un puesto de vendedor de golosinas y de clown en el Parque de la Costa. El hombre de la cabeza blanca, en cambio, se cri√≥ en en el capitalino barrio de Caballito, dio clases de semiolog√≠a en la universidad y ostenta m√°s de 20 a√Īos de radio. Ambos tienen sus programas propios en el dial (en La 100 y en la Rock & Pop respectivamente), pero esta noche volver√°n a la otra caja. “No est√° previsto que esto no funcione”, dicen. Y bajan de la “luna”. Sonrisa de Guas√≥n.





No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.