Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Vaquero : Enemigo íntimo.

Compartir
Espectaculos.

Cr√≠tica. “Vaquero”. En su opera prima, Juan Minuj√≠n hace de actor atormentado.
En Vaquero , Juli√°n Lamar (formidable Juan Minuj√≠n), actor “alternativo” que intenta conseguir un papel en un western de un director estadounidense, se consume en la hoguera de las vanidades. En las del mundo del cine y del teatro, retratadas con sarc√°stico conocimiento de causa, pero mucho m√°s en las propias. El infierno, lo sabemos, son los otros: lo que hacemos nosotros de ellos. La percepci√≥n de Lamar de los dem√°s arde de envidia, de autoflagelo, de impotencia y de rabia. Un bonzo envuelto en las llamas de su patetismo, que genera una √°cida comicidad y, c√≥mo no, empat√≠a.

Aclaremos que Lamar odia (y se odia), aunque no desde los m√°rgenes, al estilo arltiano, sino desde la inclusi√≥n. Hace lo que le gusta, trabajo no le falta. Pero detesta a su compa√Īero en una obra de teatro (Guillermo Arengo), a su colega-estrella en una pel√≠cula nacional (Leo Sbaraglia) y seguramente a su padre (Daniel Fanego), cuya mirada, entre indolente y denigratoria, tal vez origina las sobreexigencias e impotencias del hijo.

Lo claro es que Julián, nuestro corrosivo antihéroe, está condenado a un sufrimiento muy superior al que le impone la realidad. Es un gran neurótico, como casi todos nosotros. Para mostrarlo, Minujín contrapone dos elementos: el de la vida social del personaje, transmitida a través de una mirada externa, casi imparcial; y el de la voz en off de Lamar, que se taladra constantemente la conciencia. Estos monólogos interiores no nos aportan, como suele ocurrir, información suplementaria: nos hacen compartir un repetido tormento.

Inofensivo para los demás, Lamar está siempre a punto de explotar (no es casual que se mencione a Unabomber). Padece los castings, las fiestas, las críticas. Aunque mucho más a sus colegas, que siempre ocupan el lugar que él querría o cree que querría. Lo percibimos, en especial, durante el rodaje de un policial negro, en el que Martín Alonso (Sbaraglia), actor exitoso, lo trata con cuidado, aunque Lamar lo experimente como una humillación. En las escenas en que los vemos rodar juntos, la estrella debe someter físicamente al actor de menor renombre. Ficción, pero que representa la sensación del protagonista de Vaquero .

Entre tanta frustraci√≥n, tanto narcisismo, Lamar, fan√°tico del porno por Internet, no llega a disfrutar del cari√Īo, la protecci√≥n ni el placer que le ofrece una dulce vestuarista (Pilar Gamboa). Su esfuerzo por ser tan reconocido, que se parece tanto a querido, lo ancla en la soledad. En su opera prima, Minuj√≠n logra que disfrutemos y suframos con √©l, con sus mon√≥logos estridentes, incendiarios, y su realidad mucho m√°s pasiva, entregada, filmada con notable talento.


Vaquero
Drama (Arg., 2011) 87’ SAM 13 Dir J. Minuj√≠n Int J. Minuj√≠n, L. Sbaraglia Salas Cinemark, Abasto
Muy buena.




No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.