Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Impotencia, dolor y bronca en la despedida de Candela.

Compartir
Candela Rodriguez.

La nena de 11 a√Īos que fue hallada asesinada en un descampado del Acceso Oeste fue velada en Villa Tesei. Adem√°s de su familia y su c√≠rculo √≠ntimo, por el lugar desfilaron cientos de vecinos que reclamaron que el caso no quede impune. Su cuerpo ya es trasladado al Cementerio Parque de Hurlingham.
Ocho letras, escritas en imprenta y con trazos apurados, alcanzaban para resumir el pedido de todos: “Justicia”. Nada m√°s (nada menos) rezaba la nota que acompa√Īaba al √ļnico ramo de flores que le pon√≠a algo de color al gris de la casa de velatorios de Villa Tesei, donde eran despedidos los restos de Candela Sol Rodr√≠guez. La nena, que llevaba nueve d√≠as desaparecida, fue encontrada asesinada ayer en un terreno bald√≠o situado a unas treinta cuadras de su casa.

La mam√° de Candela, Carola Labrador, y Alfredo Rodr√≠guez, su pap√° -escoltado por polic√≠as, ya que se encuentra cumpliendo una condena, llegaron a la casa de velatorios de la calle Vergara al 3300 en plena madrugada. El c√≠rculo √≠ntimo de la nena pudo hacer su duelo en privado durante unas pocas horas. Despu√©s de eso, la sala se abri√≥ al p√ļblico. Algunos familiares salieron a tomar aire -al menos por unos instantes-, per Carola fue la √ļnica que nunca abandon√≥ la sala y se mantuvo casi sin interrupciones al pie del caj√≥n que, completamente cubierto de flores, albergaba los restos de Candela.

Cuando las puertas se abrieron, el lugar comenz√≥ a poblarse de conocidos, maestros, vecinos de Hurlingham que quer√≠an solidarizarse con la familia de Candela y expresar, aunque m√°s no fuera con su s√≥la presencia, el dolor y la bronca que sent√≠an por el tr√°gico final de la nena. “Vine porque tengo miedo que algo as√≠ les pase a mis hijos”, cont√≥ Ivana Farizi (20) a Clar√≠n.com. La joven vive a pocas cuadras del barrio de Candela. No la conoc√≠a directamente, s√≥lo "de verla pasar" con otras chicas, record√≥ la joven. Mientras sosten√≠a a su beb√© Tiziano en brazos y trataba de contener a Gabriel (2), un enano de ojazos oscuros que correteaba entre la gente, la chica pidi√≥ que "se haga Justicia".

Unos metros m√°s atr√°s, N√©lida Herrera, mam√° de 9 y abuela, asent√≠a con la cabeza. "Esto me hace mucho mal. Siento mucho dolor, mucha bronca, mucha bronca", repet√≠a. Tres de sus hijas, conmovidas y con los ojos llenos de l√°grimas, reclamaban “que esto no quede as√≠".

Tambi√©n Laura se acerc√≥ al velatorio para acompa√Īar a la familia Rodr√≠guez, a la que conoce porque vive “a dos cuadras de su casa”. La mujer fue una de las pocas que acept√≥ hablar con los periodistas que se encontraban en el lugar y se encarg√≥ de reclamar por todos los medios que los culpables sean detenidos. “Esto es lo que todos esper√°bamos que nunca pasara. Siento mucha impotencia”, dijo sobre la muerte de la nena.

Miantras tanto, con sus guardapolvos blancos, algunos; con sus mochilas, otros; los compa√Īeros y amigos de la chiquita asesinada se acercaron hasta la sala de velatorios. Se quedaban en la puerta o en el estacionamiento, sin animarse a entrar. Algunos se tomaban de las manos y otros se abrazaban. Casi no hablaban pero en sus ojos adolescentes, las miradas abatidas dec√≠an mucho. No pod√≠an comprender que Candela, su amiga, la abanderada de la escuela, no estaba m√°s. No pod√≠a ser, porque ella, sonriente, todav√≠a los miraba desde los afiches que a√ļn empapelan la ciudad.

Los teléfonos que la familia habilitó para recibir información : 011-4665-7651 /011-1569946656 / 502*589.








.




No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.