Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Sarah Joyce (Rumer) es la nueva promesa del pop brit√°nico.

Compartir
Espectaculos.

una cantautora ya nominada para los Brit Awards.
A pesar del dicho, no siempre la perseverancia tiene reservado un triunfo como recompensa. En esa especie de selecci√≥n darwiniana en la que a veces se convierte el mercado -mal que les pese la palabra a algunos-, son pocos los que llegan al final del camino y encuentran a alguien esper√°ndolos con algo m√°s que un pancho una coca y un cartel de “segu√≠ participando”.

En ese grupo de privilegio le toc√≥ estar a Sarah Joyce. Esta se√Īorita, m√°s conocida -o no- como Rumer, tras 31 sufridos a√Īos, edit√≥ en 2010 su primer √°lbum, Seasons Of My Soul y meti√≥ varios hits en los charts. Fue de un d√≠a para otro que se ubic√≥ entre los CDs brit√°nicos m√°s vendidos del momento y se llev√≥ el premio al Mejor Album del a√Īo de la revista Mojo , adem√°s de haber sido nominada en otras tres categor√≠as.

Pero, hay una vida previa, con ribetes de película melodramática clase B, que bien vale la pena ser recorrida.

Nacida en 1979, a 50 kil√≥metros de la capital de Pakist√°n, Islamabad. All√≠ pas√≥ su infancia -mientras su padre ingeniero trabajaba en la construcci√≥n de un dique- junto a su madre y sus seis hermanos mayores, en una colonia de extranjeros, sin TV ni diarios. “Era un paisaje de ensue√Īo, en el que nuestro universo estaba habitado s√≥lo por nosotros”, recuerda.

Al regresar a Gran Breta√Īa, el buen momento se termin√≥. Y mientras Sarah se hac√≠a fan√°tica de los musicales de Judy Garland, que ve√≠a a repetici√≥n, sus padres se divorciaban. Y ella se sent√≠a a la deriva. Para peor, enseguida, a los 11 a√Īos, descubri√≥ que su padre no era tal, y que su nacimiento hab√≠a sido el desenlace de un desliz de su madre con un cocinero paquistan√≠ (fant√°stica historia paralela de la dama brit√°nica bella y fina entreverada con un monta√Ī√©s asi√°tico). “Mi padre -el biol√≥gico- fue muy noble. No hizo diferencias conmigo, a pesar de lo doloroso que fue todo”, admiti√≥ la chica.

Criada desde entonces por su padre -el ingeniero-, poco despu√©s, Rumer se enter√≥ de que su madre ten√≠a c√°ncer. Perd√≥n de por medio, el reencuentro la inspir√≥ a escribir sus propias canciones. Adem√°s, antes de morir, en 2003, su madre le dej√≥ una lista de libros que “deb√≠a leer”. Entre ellos, “estaba uno de Rumer Godden”, del que tom√≥ su nombre art√≠stico Desde entonces, a fuerza de cantar y golpear puertas, mientras trabajaba de lo que pudiera, puso a circular su nombre de boca en boca -entre ellas, las de Burt Bacharach y Elton John- y, de la mano de aquellas canciones que hab√≠a compuesto sin m√°s expectativa que contar lo que sent√≠a, llam√≥ la atenci√≥n de quien se convertir√≠a en su manager y la har√≠a firmar su primer contrato, un a√Īo atr√°s.

“Nunca me interes√≥ qu√© m√ļsica estaba de moda. Lo √ļnico que deseaba era hacer algo de calidad, que resistiera la prueba del tiempo, y que fuera aut√©ntico. Porque ese es el tipo de m√ļsica que siempre escuch√©”, se√Īal√≥ la artista en una reciente entrevista. A juzgar por el resultado, a Rumer no le est√° yendo tan mal con la elecci√≥n.

No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.