Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

La tecnología como factor de riesgo en los accidentes viales.

Ante la aparición y uso extendido de nuevos dispositivos móviles y pantallas de navegación asistida, los organismos de control vial buscan comunicar el uso correcto de los equipos para evitar situaciones de distracción al volante.

TECNOLOGIA
/ "Siga por esta calle hasta la pr√≥xima avenida. Gire a la derecha, recorra dos cuadras m√°s hasta llegar a la esquina". Desde un auto, esta podr√≠a ser una respuesta habitual brindada por un peat√≥n o un conductor cuando uno desconoce la manera de llegar a un destino en particular. A esto se le han sumado, en los √ļltimos a√Īos, los dispositivos de navegaci√≥n asistida, conocidos de forma usual como GPS, un recurso que desplaz√≥ a los inc√≥modos mapas.
Con un costo cada vez más accesible, ante la competencia que tienen con los teléfonos inteligentes, este dispositivo incluso ya se luce en los parabrisas de los taxistas, los expertos conocedores de calles y trayectos.
Estos accesorios se suman a la creciente presencia de dispositivos electrónicos dentro de la cabina de conducción, todos ellos calificados como potenciales elementos de distracción para la persona que se encuentra al volante.
"El 50 por ciento de las distracciones se producen al hablar con un teléfono celular. Incluso la utilización de un dispositivo "manos libres" para responder a una llamada implica el menos unos 8 segundos de distracción en el manejo", le dijo a LA NACION Felipe Rodríguez Laguens, director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV).
Una voz en el GPS
Ante las recomendaciones de uso que sugieren los diversos organismos gubernamentales de control, las compa√Ī√≠as desarrolladoras de los sistemas de navegaci√≥n buscan diferentes alternativas para evitar distracciones al conductor.
"Hay dos dimensiones respecto al tema de la conducci√≥n segura. Uno es la exactitud de los mapas, que detalle de forma correcta el sentido de las calles y la existencia de las mismas para evitar maniobras equivocadas", le dijo a LA NACION Fernando Villasol, director de Producto de Navteq, una compa√Ī√≠a proveedora de servicios de cartograf√≠a digital que compite con firmas como Garmin y TomTom. "El otro punto es la facilidad de acceso, ya que el conductor no dispone de tiempo para interpretar un mapa. Por ende, el desarrollo debe ser visual, intuitivo y f√°cil de entender", agreg√≥ el ejecutivo.
Sobre este punto, Villasol se√Īala que Navteq pone foco en desarrollar una interfaz que utilice representaciones visuales de puntos de inter√©s, junto a los mecanismos de control por voz.



Desde dispositivos integrados al veh√≠culo, las compa√Ī√≠as automotrices advierten sobre los riesgos que generan las distracciones al volante. Por ejemplo, el sistema Sync de Ford, que la compa√Ī√≠a introdujo al pa√≠s mediante su modelo Fiesta, recomienda no utilizar los dispositivos port√°tiles durante el manejo.
Al igual que otras plataformas similares, Sync permite la administración vía BlueTooth tanto de las llamadas como de los contenidos multimedia de un smartphone o reproductor digital.
El dilema de hablar o no hablar
Luego de la aparición de los sistemas de navegación GPS en los vehículos particulares, en el Observatorio Vial de la ANSV reconocen que, si bien el factor central de distracción es el celular, el uso de los dispositivos de navegación GPS o pantallas de reproducción de video plantean un problema similar.
En otros pa√≠ses, en donde existe una mayor oferta de servicios y dispositivos electr√≥nicos para el auto, la problem√°tica de la distracci√≥n al volante mantiene su foco en los celulares. Seg√ļn el Departamento de Transporte de Estados Unidos (DOT, seg√ļn sus siglas en ingl√©s), en alg√ļn momento del d√≠a hay m√°s de 800.000 conductores que usan de forma simult√°nea un tel√©fono m√≥vil.
Asimismo, detalla que el 20 por ciento de los accidentes de tránsito fueron causados por distracciones al volante. De todos estos casos fatales, el 18 por ciento fueron provocados por la desatención al volante que generó el uso de un celular .
El organismo dispone de un sitio web dedicado a brindar consejos para un manejo seguro, denominado www.distraction.gov, en donde distingue tres tipos de distracciones al volante: la visual (cuando uno pierde de vista la ruta), la manual (cuando se abandona el mando del volante) y la cognitiva, relacionada con el olvido de una tarea ante diferentes actividades simult√°neas.
Sobre este √ļltimo punto, el DOT detalla que atender un llamado telef√≥nico, incluso con un sistema de manos libres, genera la distracci√≥n suficiente para afectar el rendimiento del conductor.
Si bien no es determinante al momento de comparar una charla telef√≥nica respecto a una conversaci√≥n con un acompa√Īante, remarca una diferencia entre ambas situaciones. "Un pasajero puede advertir al conductor sobre posibles peligros potenciales, mientras que del otro lado de la l√≠nea no dispone de esta posibilidad", se√Īala el organismo.





No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.