Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

La fiesta inolvidable.

Compartir
Espectaculos.

Entrevista. Natalia Oreiro y Daniel Hendler. Son los protagonistas de “Mi primera boda”, la comedia sobre un casamiento que se complica. Aqu√≠ hablan del filme y de sus experiencias matrimoniales.
Bueno. Ok. Nati est√° embarazada” dice Daniel Hendler, apenas nota que el grabador empez√≥ a cumplir su funci√≥n, y enseguida estallan las carcajadas. Natalia Oreiro se suma y bromea “Mi primer hijo ser√≠a la pel√≠cula, ¿no?”. Se nota que la qu√≠mica entre las dos estrellas uruguayas es buena y que la pasaron muy bien filmando Mi primera boda , la pel√≠cula de Ariel Winograd que se estrena el jueves. Ellos interpretan a una pareja a punto de casarse que enfrenta todo tipo de inconvenientes durante una fiesta en cuesti√≥n.

“El no se quiere casar conmigo”, cuenta Oreiro, simulando estar ofendida. “Adri√°n, su personaje, siente el amor necesario, pero no quiere saber nada con la idea de una fiesta. Y Leonora es la insoportable del casamiento. Quiere el lugar m√°s caro, el vestido, el mejor catering... Est√° muy enganchada con la parte superficial. A casi todas las mujeres nos pasa eso cuando hay una boda o una fiesta de quince. Queremos ser princesas por una noche y nos estresamos tanto que te olvid√°s por qu√© lo est√°s haciendo.” “Yo no me la quiero perder ni loco”, aclara Hendler. “Estoy completamente decidido por ella, pero hay un tema ah√≠ con la boda... Cuando la mujer desea ser una princesa, se mete el buitraje del consumo. Es una bola de nieve. Con el vestido blanco, aparecen las fotos y el video. Y ah√≠, el maquillaje. Y una torta... Al hombre no lo educan para ser pr√≠ncipe, sino m√°s bien un futbolista. El punto de partida de la pel√≠cula es qu√© hace un futbolista en una situaci√≥n as√≠.” Natalia Oreiro acept√≥ el papel de Leonora sin dudar. “Ariel me llam√≥, me mostr√≥ un primer gui√≥n y acept√© enseguida. Ten√≠a unas ideas muy buenas que al final las termin√≥ sacando. En realidad hab√≠a aceptado hacerla por todas esas cosas que al final no quedaron”, ironiza.

Y no puede contener las burlas. “Bueno, la verdad es que nos llamaron porque Daniel daba boludo y yo neur√≥tica”, exagera. Pero enseguida se pone seria y explica: “Me hab√≠a encantado Cara de queso , ten√≠a un humor diferente. Me encantan las comedias √°cidas. El grotesco no me interesa, prefiero esta cosa m√°s inglesa en el humor. Me gusta trabajar con directores j√≥venes, que sean contempor√°neos a uno, porque es mucho m√°s f√°cil entenderse. Siempre me identifiqu√© con la comedia, pero ac√° pod√≠a hacer algo distinto. Mi personaje cambia, pero al principio puede ser muy irritante y ese camino nunca lo hab√≠a transitado”.

Ella encuentra enseguida un defensor en su coprotagonista. “Leonora no es irritante, es irritable. Pero el carisma de Natalia y la relaci√≥n preciosa que tiene con la c√°mara consiguen que ella pueda darle rienda suelta al personaje sin que la quieran matar”, explica Hendler.

Oreiro reflexiona: “Cuando en una fiesta se juntan dos familias distintas siempre aparecen los problemas. Y ac√° tenemos un matrimonio mixto. Y encima aparecen ex novios, ex novias, los amigos del novio que son unos impresentables que vienen a cagarme la fiesta, mis amigas que se creen lo m√°s, madres que compiten... En este casamiento no queda nada por pasar”.

Hendler, casado con la cineasta Ana Katz con quien tiene una hija de tres a√Īos, despega su vida de la pel√≠cula: “El √ļnico imprevisto de mi casamiento fue que llovi√≥ y no pudimos hacerlo al aire libre. Estuvo bueno porque rompi√≥ con todas esas estructuras de control. Adem√°s festejaba mi emigraci√≥n y la posibilidad √ļnica de mezclar a mis amigos uruguayos con los amigos de mi mujer. M√°s all√° del anillito, fue todo muy informal”.

Oreiro no tiene anillos. En lugar de la alianza, prefiri√≥ compartir con Ricardo Mollo “un chispazo” tatuado en el anular izquierdo. “Mi casamiento no tuvo nada que ver con el de la pel√≠cula, pero tengo que confesar que me hizo acordar al de mi hermana. Ella tuvo una boda bastante tradicional con iglesia, vestido, fiesta. La pas√≥ muy bien, pero en la previa estaba insoportable por la ansiedad. Nervios, llantos, que el pelo no le gustaba, que el vestido tampoco. La previa toca una fibra de las mujeres donde sienten que no se les puede escapar nada porque es el momento de sus vidas. Y lo que se te escapa es la tortuga. Yo entend√≠a el sentimiento de Leonora en la pel√≠cula, pero por momentos tambi√©n la ve√≠a como una boluda. No peyorativamente, sino porque dec√≠a ¿pa’qu√© tanto? Tanta presi√≥n...”.

“Esto de que las mujeres embarazadas empiezan a decir siempre la verdad es un peligro. Bueno, ¿terminamos ya la nota con Natalia?”, interrumpe y bromea Hendler rapid√≠simo de reflejos.

Pero la estrella de Mu√Īeca brava contin√ļa su l√≠nea de pensamiento. “Yo pongo esa adrenalina y estr√©s que puede llegar a generar una boda en cosas que tienen que ver con mi profesi√≥n, como un estreno. A algunas mujeres les parecer√° una locura estar nerviosas por eso, pero para m√≠ es una locura casarse.” La pel√≠cula se film√≥ en la imponente Estancia Villa Mar√≠a, construida en M√°ximo Paz por Alejandro Bustillo, antes de levantar el Casino de Mar del Plata, el Hotel Llao Llao o la casa central del Banco Naci√≥n. Los protagonistas, el director y sus familias se instalaron en el lugar durante el rodaje.

“En un entorno tan atractivo, la pel√≠cula fluye sola -comenta Hendler-. Salvo cuando filmaron en mi cuarto. Eso me desequilibr√≥. No me enoj√©, pero intent√© por todos los medios evitarlo. Hab√≠a muchas habitaciones disponibles, pero al director le pareci√≥ que justo el ba√Īo de mi pieza era el mejor lugar para filmar y, en pocos segundos, una tropa de gente arras√≥ con mi intimidad. Estaban todos los fierros arriba de mi cama...”.

Oreiro interrumpe y lo desaf√≠a: “Vos, en la vida real, sos peor que Leonora. El lugar era una bendici√≥n. Te daba ganas de llorar. No pod√≠a salir mal la pel√≠cula. Terminabas de filmar y te ibas a pasear entre los √°rboles. Yo hasta terminaba abrazando los √°rboles. Si me ve√≠a alguien iba a pensar que estaba reloca.” “As√≠ qued√≥ embarazada”, retruca Hendler.

En un fin de semana que sirvi√≥ de descanso durante el rodaje, la estancia fue sede de la boda de Michael Bubl√© y Luisana Lopilato. “Se nos copiaron. Los entiendo porque √©se es el lugar para casarse. Se quedaron a dormir en mi cuarto. Se los prest√©”, cuenta Oreiro con excitaci√≥n. Y Hendler, tambi√©n entre risas, agrega: “Les dijimos que se busquen un hueco mientras nosotros descans√°bamos el fin de semana. Es lo que tienen. Sorry.”

No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.