Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Joaquín Furriel: el gusto por lo desconocido.

Compartir
Espectaculos.

Ya no quiere asumirse como gal√°n de la TV. Formado en el teatro cl√°sico, en “Lluvia constante” se enfrenta a un texto contempor√°neo.
Nunca decidí ser actor . De hecho, hasta el día de hoy tengo crisis en las que pienso que debería ocuparme de otra cosa. Que algo vaya bien o tenga un buen resultado me alivia muy poco. Cada nuevo trabajo es un viaje, todo empieza de cero: eso a veces me fortalece y otras, no. Esos cambios de clima constantes me hacen desear, por momentos, una vida más apacible con respecto a esa ciclotimia. A la vez, esa adrenalina también es la que me provoca placer, por eso permanezco en el oficio.

Yo era muy estudioso, pero ten√≠a problemas de conducta . Hab√≠a una energ√≠a que no estaba en el lugar correcto. O sea, era creativo para hacer quilombo. A los 12 a√Īos, los psicopedagogos recomendaron que empezara un taller de teatro en mi escuela. Al a√Īo siguiente, me incorpor√© al taller de adultos de la Comedia de Almirante Brown. A los 13 o 14, ya actuaba en casi todos los teatros de la zona sur del Gran Buenos Aires.

Lluvia constante es mi primera obra de teatro contemporáneo. Decidí correrme de un espacio de exigencia personal en cuanto a mis elecciones, y cambiar de registro. Esta obra requiere intimidad, me gustó lanzarme a hacer algo que no tenía idea de cómo iba a salir.

Me gusta actuar en verano . A los 13 a√Īos estren√© Juegos a la hora de la siesta , recuerdo que fue en diciembre. Hay algo del clima que me evoca esa noche, y me mantiene vivo el deseo: el p√ļblico abanic√°ndose, mis nervios... Tengo muy claras esas im√°genes.

Siempre eleg√≠ lo que me gustaba hacer en teatro . La televisi√≥n me daba la solvencia econ√≥mica, y en el teatro eleg√≠ casi de manera rom√°ntica. He abordado una buena parte del teatro cl√°sico. Pero todo se unific√≥ en La vida es sue√Īo . No me imagino mucho tiempo sin hacer teatro cl√°sico. Tambi√©n tengo ganas de probarme en una comedia.

Asumirme como gal√°n para m√≠ es achicarme . Mi b√ļsqueda no va por explotar aquello en lo que me va bien. Despu√©s de los 30, comienza otra etapa; estoy m√°s tranquilo, no me da culpa rechazar un trabajo.

No tuve maestros de actuaci√≥n, pero s√≠ actores que me ense√Īaron mucho . Para m√≠ el Cervantes y el San Mart√≠n eran dos espacios deseados, lo m√°s interesante lo hab√≠a visto ah√≠. Tuve la suerte de trabajar con muchos de esos actores como Antonio Grimau, Lorenzo Quinteros, Alfredo Alc√≥n, Roberto Carnaghi...

Nuestra profesión tiene un imán para almas huérfanas . Y puedo percibir que a mayor orfandad, mayor necesidad de afecto y exposición. Cuando veo a alguien en todos lados, lo primero que pienso es cuánta necesidad de aprobación o de que la gente lo quiera tiene. Yo también lo necesito, pero tengo mis límites.

No me incomoda la exposici√≥n de la televisi√≥n . Agradezco mucho la diversidad de p√ļblico que atrae. Pero el medio no es uno solo. Hubo una √©poca en que hab√≠a que ser divertido en las notas. Apareci√≥ CQC , y todos los actores ten√≠an que ser r√°pidos, espont√°neos y elocuentes, y yo los ve√≠a actuando. Si no garpo como invitado, prefiero estar donde pueda ser interesante lo que uno es.



No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.