Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Instituto amargó a Huracán.

Compartir
Futbol.

En C√≥rdoba, el local se qued√≥ con el triunfo por 2-0 con goles de Fileppi –penal- y Erpen. El Globo no tuvo un buen partido en su regreso a la categor√≠a y en el debut de Juan Amador S√°nchez como t√©cnico.
Si no lo sabía antes de este debut, Huracán lo confirmó anoche bajo el cielo de Córdoba: no será sencillo el camino del pretendido regreso a la A. Más allá del resultado -una derrota clara frente a Instituto- el juego no entregó motivos para el entusiasmo, el nivel no estuvo ni cerca de ser superior a la media de la categoría y los errores -para colmo- los pagó con goles en su propio arco.

Hay atenuantes, claro, para el Huracán de Juan Amador Sánchez. Se trata de un plantel nuevo, con escasos días compartidos en el recorrido previo y con una idea de juego en formación. Para colmo, sintió algunas ausencias relevantes (como Mauro Milano, quien fue suplente porque no está en óptimas condiciones; como Héctor Desvaux, lesionado; o como Rodrigo Battaglia, afectado al seleccionado Sub 20). En suma, Huracán se presentó como un rompecabezas en formación. Y es lógico: arrancar de ese modo es una enorme desventaja.

Lo de Instituto, sin ser brillante, result√≥ interesante. Incluso, con momentos para el aplauso. Primero, aprovech√≥ errores ajenos, golpe√≥ y se adue√Ī√≥ del partido. A los 27 minutos, Mart√≠n Pautasso se equivoc√≥ en el √°rea, la toc√≥ con la mano, penal y gol de Claudio Fileppi. Desde entonces, Hurac√°n qued√≥ desnudo, expuesto a lo que pudieran ofrecer individualmente Cristian S√°nchez Prette y Javier C√°mpora. Instituto, con prolijidad, con orden, cubriendo muy bien las bandas (con ese 4-3-3 con intenciones ofensivas), se mostr√≥ superior. Hubo otro detalle que habla del momento en el que se encuentra cada uno: la tarea con las pelotas detenidas fue mucho m√°s productiva en el trabajado Instituto de Dar√≠o Franco. El segundo grito (a trav√©s de un cabezazo de Facundo Erpen) fue el mejor de los ejemplos en ese sentido. Mientras Instituto festejaba, los defensores de Hurac√°n se miraban sin saber qui√©n deb√≠a marcar a cada rival.

En el segundo tiempo tampoco hubo una reacción de Huracán. Es más: por momentos, quedó expuesto a la goleada del equipo cordobés. Pero al cabo, el partido se diluyó entre las necesidades de un Huracán con pocos recursos y un Instituto abrazado a esos tres puntos que mereció.

No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.