Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Eleonora Cassano: "Con Julio Bocca, mi vida cambió"

Espectaculos

Entrevista. La famosa bailarina Ha decidido cerrar su carrera. El a√Īo que viene har√° su despedida y espera contar con Bocca. Aqu√≠ repasa su vida y su obra, dando las razones de su adi√≥s a la danza.



 Noticias Villa Devoto
Imagen


4/9/2011

Eleonora Cassano comenz√≥ su camino en la danza cuando ten√≠a s√≥lo ocho a√Īos y nunca se detuvo hasta ahora, a los 46, en que ha decidido despedirse de los escenarios. Pero tampoco de una manera absoluta y rotunda, como veremos luego.

¿Record√°s con precisi√≥n el momento en que quisiste ser bailarina?

Perfectamente; mis padres me hab√≠an llevado al Teatro Col√≥n a ver una funci√≥n de ballet y yo les dije: “quiero hacer eso”. Di la prueba, que era muy exigente, para entrar al Instituto del Col√≥n y segu√≠ toda la carrera all√≠. A los diecis√©is me invitaron a bailar en Venezuela, y cuando volv√≠ entr√© al Ballet del Col√≥n, primero como refuerzo del cuerpo de baile; luego comenc√© a hacer roles de solista hasta que tuve la oportunidad de hacer mi primer pas de deux; era una coreograf√≠a del norteamericano John Clifford y lo bail√© con Daniel Escobar.

Algo muy emocionante para m√≠, porque pocos a√Īos antes, cuando era una chiquita que estudiaba en el Instituto, corr√≠a a pedirle aut√≥grafos a Escobar, un bailar√≠n maravilloso. Era como vivir una fantas√≠a. Realmente es mucho camino el que llevo recorrido. El otro d√≠a, en un ensayo, yo ten√≠a puesta una remera que dec√≠a “Les √©toiles de la danse, 1991”.

Es un festival muy conocido que se hace en Canad√°, donde bail√© varias veces con Julio Bocca. Y uno de los bailarines de la compa√Ī√≠a me dice, “¿1991? ¡El a√Īo en que yo nac√≠!”. Y entonces tom√© conciencia de que algunos de mis compa√Īeros podr√≠an ser tambi√©n hijos m√≠os...

Estudiar en el Instituto era vivir la vida del Teatro Colón.

Es eso lo que da la verdadera formaci√≥n a un bailar√≠n. Yo me “rateaba” a la escuela para ir al Col√≥n a ver los ensayos de compa√Ī√≠as de ballet extranjeras que ven√≠an a Buenos Aires o a ver los propios ensayos del Ballet del Col√≥n. Bail√© por primera vez en el escenario del Col√≥n cuando ten√≠a nueve a√Īos y me toc√≥ hacer una de las ni√Īitas en el primer acto de La Sylphide, nada menos que en la versi√≥n de Pierre Lacotte y con Ghislaine Thesmar como la protagonista. De todos modos, es dif√≠cil, cuando se es ni√Īo, tomar conciencia de que te est√°n ocurriendos esas cosas tan importantes.

Eras compa√Īera de Julio Bocca y de Maximiliano Guerra en el Instituto del Col√≥n, ¿no es cierto?

Nos conoc√≠amos, aunque no est√°bamos en el mismo a√Īo; pero Mar√≠a Luisa Lemos, que era maestra del Instituto, hab√≠a formado una compa√Ī√≠a juvenil con alumnos del propio Instituto, chicos de nueve, diez, once a√Īos. A esta compa√Ī√≠a entr√≥ Julio Bocca, que desde el primer momento mostr√≥ el talento que ten√≠a. Con Mar√≠a Luisa Lemos yo aprend√≠ todo: c√≥mo maquillarme, c√≥mo peinarme o c√≥mo coser el extremo de las cintas de las zapatillas, que lo hago exactamente igual hasta el d√≠a de hoy. Con Maximiliano bailamos m√°s adelante -aunque creo que tambi√©n particip√≥ de la compa√Ī√≠a de Mar√≠a Luisa-, e incluso ganamos juntos un concurso en Nueva York. Y en 1989 comenc√© a bailar con Julio. Con √©l, mi vida cambi√≥. Es cierto que para entonces yo ya hab√≠a comenzado a hacer una carrera internacional, pero con √©l se abri√≥ una puerta mucho m√°s grande.

En esa nueva etapa de tu carrera, ¿hay algo que habr√≠as querido que fuera distinto?

No, todo lo contrario. Imaginate que la primera vez que bailé en Europa, en Italia, fue haciendo en una gala el pas de deux de Don Quijote con Julio; una de las artistas que participaba era Maia Plisetskaia y al final saludamos todos juntos, yo tomada de la mano de Maia. Imaginate. También fue extraordinario poder bailar en todo el mundo, en todo el mundo realmente, excepto Japón.

¿Podr√≠as comentar tu experiencia en “La Duarte”, esa obra de danza-teatro inspirada en Eva Per√≥n?

Dentro de poco tiempo la repondremos en Espa√Īa y va a ser parte de mi despedida. Eleg√≠ volver a hacerla porque me dio muchas satisfacciones; sobre todo descubr√≠ en m√≠ una parte actoral que no sab√≠a que ten√≠a. Fue un trabajo muy elaborado el que llev√© adelante hace seis a√Īos y ahora, al volver a ensayarla, me encuentro m√°s madura para encararla; incluso puedo ayudar a los bailarines que est√°n ensayando conmigo a encontrar ciertos recursos: por ejemplo, c√≥mo descubrir una gestualidad a partir de la intenci√≥n que quer√©s mostrar. Creo que s√≥lo la experiencia te va dando estas cosas.

¿Hay bailarinas que admires y otras con las que te identifiques?

Admiro much√≠simo a Natalia Makarova (nota: una de las m√°s grandes bailarinas de la segunda mitad del siglo XX, de nacionalidad rusa). Pero la admiro no s√≥lo como bailarina sino tambi√©n como int√©rprete. Esto quiz√°s no te lo hubiera dicho a mis veinte o treinta a√Īos, cuando me importaba m√°s la t√©cnica de un bailar√≠n. Pero creo que son los cambios que se dieron en m√≠ misma como artista, el haber pasado por tantas experiencias diferentes, lo que me permiti√≥ apreciar la totalidad de un int√©rprete. Me fascina, por ejemplo, Sylvie Guillem, que es fabulosa t√©cnicamente, pero no me transmite nada. Y volviendo a Makarova, tambi√©n siento una identificaci√≥n con ella, que adem√°s me han dicho que somos parecidas f√≠sicamente. Otra bailarina que admiro mucho es Alessandra Ferri.

Tu marido, que fue inicialmente químico, dejó su carrera para consagrarse a la tuya.

No s√≥lo a la m√≠a, porque tambi√©n trabaj√≥ como productor con Enrique Pinti. Pero en lo que concierne a mi carrera, fue fundamental. Es la persona que m√°s me cuida, m√°s me protege y que mira todo el tiempo lo que me conviene. Adem√°s, nos complementamos muy bien: √©l es muy cerebral y organizado, y yo soy todo lo contrario. Y por otra parte, gracias a que Sergio (Albertoni) se meti√≥ en mi mundo, es que pudimos tener la familia que tenemos -Tom√°s tiene catorce a√Īos y Julieta, ocho-. En ning√ļn momento hubo que dejarlos y, salvo raras excepciones, los hemos llevado a todas las giras.

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.