Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Viggo Mortensen: "Filmar ac√° es volver a mi infancia"

En el rodaje de “Todos tenemos un plan”. La opera prima de Ana Piterbarg marca el debut del actor de “Una historia violenta” en el cine argentino. C√≥mo es el filme, en boca de la estrella y sus compa√Īeros.

ESPECTACULOS
/ El viaje en auto, por horas, nos aleja cada vez m√°s de la ciudad hasta dejarla muy atr√°s, un punto distante que la mirada no alcanza a resolver. Luego el bote, avanzando lento por el r√≠o hasta llegar a la isla ingrata, desolada. El fr√≠o, helado, que lo cubre todo y lo vuelve l√ļgubre, espectral. Viento y m√°s viento. En el fondo, detr√°s de unas chozas derruidas y unas carpas a medio armar, en un peque√Īo espacio abierto entre hojas resecas que lo tapan casi todo, hombres vestidos de blanco de pies a cabeza est√°n agrupados. ¿Sobrevivientes de una plaga? ¿Astronautas? La locaci√≥n de Todos tenemos un plan tiene algo de ficci√≥n. Los pesados cables se entremezclan con la basura del piso y un tronco se quema en un enorme tacho largando humo, chispas y calor. La gente habla poco -parece cansada- y mira al visitante con cierto desd√©n, como quien observa a un sujeto extra√Īo aproximarse a una secta. Podr√≠a ser una escena de La carretera , en la que Viggo Mortensen actu√≥. O un episodio in√©dito e invernal de Lost . O un plano no filmado de Stalker , de Tarkovsky.

Los hombres vestidos de blanco no son astronautas, claro. Son el propio Mortensen, Sof√≠a Gala, la directora Ana Piterbarg y parte del equipo t√©cnico que tiene que filmar una complicada escena que involucra el manejo de peligrosas abejas. El asunto no es f√°cil. Adem√°s de la mec√°nica propia de la escena –que involucra cuestiones narrativas que no conviene adelantar-, hay que lidiar con los caprichos de los insectos y las inclemencias del tiempo. Y por m√°s que haya dos c√°maras cubri√©ndolo todo, hay que repetir una y otra vez la cuesti√≥n.

En un alto del rodaje, mientras los elementos se preparan, un Mortensen sin la capucha que cubre su rostro busca con el cronista un lugar c√≥modo para conversar y elige una choza que funciona como improvisado trailer, posiblemente uno de los m√°s deprimentes de la historia del cine. “Con el fr√≠o las abejas no salen, no quieren salir”, dice, explicando una complicaci√≥n inesperada de la escena mientras se acomoda sobre... algo.

A esta altura no sorprende conversar con Viggo como se lo hace con un vecino y empezar hablando del descenso de River o de los disturbios. Tampoco que tome mate y que su termo tenga el escudo de San Lorenzo. En medio de ese panorama desolador que es esta zona del Dique Luj√°n, su presencia calma y su tono de voz bajo son familiares, apaciguadores.

En el primer filme argentino de su carrera, el actor de Una historia violenta se pone en la piel de dos gemelos, Agust√≠n y Pedro. El primero vive en Buenos Aires y parece llevar una vida normal –aunque algo frustrante-, hasta que se entera de la muerte de su hermano, que viv√≠a en el Tigre, donde ambos crecieron. Agust√≠n va hacia all√≠ y termina tomando la identidad de Pedro, sin saber que estaba envuelto en un mundo criminal y que su vida comenzar√° a correr peligro.

“Son temas que tienen que ver con las primeras pel√≠culas que hice con Cronenberg –dice Viggo, refiri√©ndose a Una historia...

y Promesas del Este , y exceptuando a Un m√©todo peligroso , en la que encarna a Sigmund Freud y que tendr√° su premi√®re mundial en el Festival de cine de Venecia-. La cuesti√≥n de la identidad, de c√≥mo nos presentamos frente a nuestra familia y amigos. Aunque sea leve la diferencia, present√°s un personaje diferente a cada persona, depende de lo que sientas o quieras. De ni√Īo aprend√©s a hacerlo”.

En tu caso debe ser mucho, ya que está el Viggo argentino, el estadounidense, el danés, la celebridad...

Y sí, cada vez que vuelvo acá pienso en cosas de mi infancia. Ahora que estoy hace un rato largo trabajando con argentinos, de repente veo algo y me acuerdo de maneras de hacer o decir las cosas. Ese es el lado personal que también tiene él al volver al Tigre: revivir eso. Aunque no vas a volver, acordarte.

Que un hermano tenga que hacer del otro es, para un actor, como duplicar su trabajo...

El que hace Agustín, tratar de reemplazar a su hermano, es el trabajo del actor. Observar qué hace el otro, prestar más atención. Si, por ejemplo, yo tengo que interpretarte a vos, te observo más detenidamente de lo normal: cómo hablás, cómo te sentás, cómo caminás, esas cosas. Aunque este hermano sabe algunos de los gestos del otro, no es un actor. Y aunque fuera muy buen actor, cuando lo ve alguien que conoce al otro es difícil, más de lo que piensa. Y eso lo pone nervioso...

¿Ahora cu√°l de ellos sos? El que hago ahora es el otro, Pedro, pero el 70, 80% del tiempo soy Agust√≠n tratando de ser Pedro. En general le va bien, pero duda de muchas cosas. Cuando ese tipo te mira, ¿te conoce o s√≥lo te est√° mirando? El trato con el del almac√©n, ese perro que espera en el muelle. ¿Es m√≠o? No s√©. A la vez, al fingir tanto, haciendo el esfuerzo de ponerte literalmente en los zapatos del otro, lo vas entendiendo a √©l mejor. Y tambi√©n te vas conociendo m√°s a vos mismo. Y en un momento para de estar nervioso y le importa menos, le va gustando… Parece una trama hecha para vos.

S√≠, √©l se fue de esta zona a los once a√Īos con su hermano. El otro volvi√≥ por su cuenta y no hab√≠a buena relaci√≥n entre ellos. El conoce mejor al hermano haciendo de √©l despu√©s de que muere. A m√≠ me pasa tambi√©n que mi relaci√≥n con Argentina se normaliz√≥ al estar m√°s tiempo.

Ten√©s dos hermanos menores (Walter y Charles). ¿Ellos recuerdan algo de su paso por ac√°? Cuando nos fuimos ten√≠an 8 y 6 a√Īos. Yo ten√≠a 11. Se acuerdan de im√°genes. El del medio se acuerda m√°s. Pero el m√°s chico no hablaba una palabra de ingl√©s. Entend√≠a, pero hablaba s√≥lo espa√Īol y mis padres estaban preocupados. Me acuerdo en el avi√≥n, cuando nos fuimos, habl√°bamos entre nosotros en castellano. Despu√©s empezamos a hablar ingl√©s y mi hermano menor, a la semana, se solt√≥ y se olvid√≥ totalmente del castellano. Yo, al volver, lo recuper√© todo...

La trama parece una puesta en ficci√≥n de esas cosas personales: las distintas identidades, los hermanos que tomaron caminos diferentes, el irte de un lugar a los once a√Īos...

Filmar acá es como volver a mi infancia. Hablando de hermanos: hay fotos que se ven en la película que son mías con uno de mis hermanos. Hay una cosa que se está mezclando. Cuando te vas a la ciudad, ya adulto, perdés cosas de la infancia, te olvidás y eso no se puede recuperar. Hay un mundo interior que tiene que ver con la pérdida de la inocencia, con cierta cosa interior, física, mental. El personaje, estando acá, se va acordando: la casa, el muelle, el arroyo, la casa de los abuelos donde los chicos se criaron hasta los once. Y yo me fui a esa edad. Es muy parecido: te vas acordando las cosas.

Respecto a la forma de trabajo ac√°, ¿la sent√≠s muy diferente a la que est√°s acostumbrado? No, tiene algo parecido a la forma de hacer cine independiente all√°. Obviamente que hay una forma de ser, cultural, que es distinta. Pero en general el trabajo se hace igual de bien. Cambia la manera de hablarse, me gusta eso de darles un beso a todos a la ma√Īana… ¿C√≥mo la ves a Ana, haciendo una opera prima tan compleja? Bastante tranquila. Debe sentir presi√≥n, pero no se nota. Es muy cuidadosa y no quiere desperdiciar la oportunidad. Pero es un desaf√≠o grande, filmar en el Delta, en invierno. Respetamos mucho el gui√≥n que escribi√≥. Buscamos cosas, hablamos, tenemos una muy buena relaci√≥n. Siempre hay cambios, diferencias, pero todo es muy fiel a lo que ella escribi√≥.

As√≠ como est√°s enganchado con la literatura joven argentina, ¿est√°s viendo cine nacional tambi√©n? Un poco m√°s ahora. Cuando vengo, veo cosas. Para esta pel√≠cula vi La Le√≥n y es hermosa. Ver c√≥mo es la gente de la zona, el paisaje.

¿C√≥mo fue hasta ahora el trabajo con los actores argentinos? Con Soledad (Villamil) hicimos escena muy dif√≠ciles, muy bien. Con (Daniel) Fanego tambi√©n, hicimos una escena clave y est√° muy bien. Tiene una presencia b√°rbara. Y Sof√≠a es genial. Ensayamos mucho, m√°s de lo que lo suelo hacer, pero me gusta. Todos nos preparamos lo mejor posible porque despu√©s que arranca la cosa, lo que te queda es lo que hiciste antes.

¿Qu√© dice tu agente cuando te aparec√©s con proyectos como √©stos? Se querr√° matar (risas). Pero es que es lo que me gusta. De repente recib√≠ ofertas por mucha guita y no, estoy haciendo esto. No me niego a hacer pel√≠culas grandes. Hago lo que me gusta. Pero cuando digo que voy a hacer algo, lo hago. Hay actores que dicen “una mierda, me van a pagar un mill√≥n de d√≥lares, me voy”. Yo no. Si aceptaba una peli de estudio y me llegaba este gui√≥n, dec√≠a que no.

Pero no debe ser el primer gui√≥n argentino que te dan… Siempre que vengo me llevo varios. Y el de Ana me interes√≥ y pod√≠a hacerlo. No estuve trabajando tanto √ļltimamente. Mi mam√° se enferm√≥ y mi padre tuvo problemas y tuve que dejar cosas para estar con ellos. Estos fueron dos a√Īos dif√≠ciles. Hasta hace seis meses he estado mucho con mis padres. Suerte que pude, pero dije que no a varias cosas. En la pel√≠cula de Cronenberg reemplac√© a otro. Me dijo: “S√© que est√°s con tus padres, pero se puede filmar todo junto y si ten√©s que volver, volv√©s”. Hice eso y algo corto en En el camino , de Walter Salles. Hice de Old Bull Lee, basado en William Burroughs.

¿C√≥mo viene la reuni√≥n del elenco de “El Se√Īor de los Anillos” para “El Hobbit”? ¿Vas a participar? El personaje no est√° en El Hobbit , pero era para trazar un puente entre las dos pel√≠culas. Todav√≠a no s√© nada. Pero si va a volver Aragorn, prefiero ser yo el que lo haga




No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.